Cri­sis en Ve­ne­zue­la

La Hora Carchi - - OPINIÓN - FRAN­KLIN BA­RRI­GA LÓ­PEZ ba­[email protected]­net.net

In­creí­ble que es­te país tan ri­co en re­cur­sos na­tu­ra­les ha­ya lle­ga­do a los ni­ve­les de po­bre­za, vio­len­cia, co­rrup­ción, de­s­es­pe­ran­za en que hoy se en­cuen­tra, por obra de ese en­gen­dro de­no­mi­na­do So­cia­lis­mo del si­glo XXI.

El crea­dor de tal con­cep­to, que ni él mis­mo su­po ex­pli­car a ca­ba­li­dad, fue el ale­mán Heinz Die­te­rich, ase­sor de Hu­go Chá­vez, al que in­clu­so reali­zó en­tre­vis­tas que fue­ron pu­bli­ca­das en un li­bro. Aho­ra, des­de Mé­xi­co, en don­de re­si­de, ha he­cho de­cla­ra­cio­nes de pren­sa en mo­men­tos que se vis­lum­bra, en bue­na ho­ra, el co­lap­so del ré­gi­men de Ni­co­lás Ma­du­ro.

Es­te cues­tio­na­do so­ció­lo­go ha lan­za­do dar­dos con­tra quie­nes mi­li­ta­ron en su mis­ma co­rrien­te, a los que ha se­ña­la­do co­mo in­te­lec­tua­les que se di­cen de iz­quier­da, que han ju­ga­do un pa­pel ne­fas­to, que han co­bra­do fuer­te y cons­ti­tui­do “una pe­que­ña ma­fia de aca­dé­mi­cos que elo­gia­ban un pro­ce­so con­de­na­do a la muer­te”.

Les ha di­cho a esas per­so­nas que co­no­cían el des­tino de aquel desa­cer­ta­do ré­gi­men que iba a ter­mi­nar co­mo el de Ga­da­fi o el de Sa­dam Hus­sein y sin em­bar­go no de­cían na­da, “por­que les gus­ta­ba es­tar en ho­te­les cin­co es­tre­llas en Caracas con to­do pa­ga­do y que aho­ra no se es­cu­cha na­da de ellos por­que sa­ben que son cóm­pli­ces del desas­tre que va a pa­gar to­do el pue­blo ve­ne­zo­lano”.

La si­tua­ción en la pa­tria de Bo­lí­var es de cri­sis en va­rios as­pec­tos, es­tre­me­cen los re­la­tos de quie­nes vi­ven en la otro­ra Re­pú­bli­ca que atraía por su bo­nan­za; los emi­gran­tes, a quie­nes no se de­be es­tig­ma­ti­zar, lo han de­ja­do to­do y sa­li­do por cien­tos de mi­les, con sus tier­nos hi­jos en los bra­zos, en bus­ca de pan, me­di­ci­na y tra­ba­jo.

Tal es­ta­do de co­sas es una mues­tra de lo que acon­te­ce cuan­do el po­pu­lis­mo, con vi­sos to­ta­li­ta­rios, lle­ga a go­ber­nar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.