UNA PO­LÍ­TI­CA DECENTE Y REA­LIS­TA

La Hora Carchi - - OPINIÓN -

No es tiem­po de pro­me­sas. ¿Có­mo ha­cer pro­pa­gan­da po­lí­ti­ca con una re­tó­ri­ca va­cía y pla­nes de go­bierno de en­sue­ño, sa­bien­do que 4’765.051 com­pa­trio­tas es­tán en la in­for­ma­li­dad y por fa­mi­lia no se su­pe­ran los 300 dó­la­res al mes? ¿Y que el 60% de los ecua­to­ria­nos ubi­ca­dos en­tre la po­bla­ción eco­nó­mi­ca­men­te ac­ti­va con al­gún ti­po de ocu­pa­ción in­for­mal, tam­po­co po­drían cu­brir el costo de la lla­ma­da ‘ca­nas­ta vi­tal’?

La cam­pa­ña elec­to­ral inun­da las pla­zas y pa­re­des en las ciu­da­des y zo­nas ru­ra­les, don­de a du­ras pe­nas lle­gan a fin de mes 1,1 mi­llo­nes de fa­mi­lias con una mu­jer je­fa de ho­gar y un em­pleo for­mal. Los po­lí­ti­cos pro­fe­sio­na­les, y los que as­pi­ran a ser­lo, ha­blan en ba­rrios mar­gi­na­les y en mu­chos pe­que­ños po­bla­dos de nues­tra geo­gra­fía, don­de la ca­nas­ta vi­tal es­tá en 503,70 dó­la­res men­sua­les y les fal­tan 222,7 pa­ra lo­grar­la. La for­ta­le­za de la de­mo­cra­cia ra­di­ca en la trans­pa­ren­cia, la cla­ri­dad y la ver­dad. ¿Có­mo in­sis­tir en vie­jas pro­me­sas aje­nas al he­cho de que la po­bre­za a ni­vel na­cio­nal es de 23,2% y la po­bre­za ex­tre­ma, a su vez, se in­cre­men­tó del 7,9% al 8,4%? El gro­se­ro en­mas­ca­ra­mien­to de la reali­dad no de­be­ría con­ti­nuar, si es que se quie­re en ver­dad a ha­cer una po­lí­ti­ca decente.

¿Qué de­cir­le a una per­so­na po­bre que tie­ne un in­gre­so fa­mi­liar per cá­pi­ta me­nor a 84,79 dó­la­res men­sua­les y a quie­nes se con­si­de­ran po­bres ex­tre­mos que per­ci­ben me­nos de 47,78 dó­la­res? La des­con­fian­za de los ciu­da­da­nos en los po­lí­ti­cos y as­pi­ran­tes a ser­lo se ba­sa en es­tas evi­den­cias y en los es­cán­da­los de co­rrup­ción que, quié­ran­lo o no, de al­gu­na ma­ne­ra les sal­pi­can aun­que so­lo sea por omi­sión.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.