Ni­ño mue­re arro­lla­do en la Pa­na­me­ri­ca­na Nor­te

Me­nor de edad se ba­jó jun­to a su abue­la a em­pu­jar un ca­rro pa­ra pren­der­lo y al in­ten­tar su­bir­se fue arro­lla­do.

La Hora Carchi - - POLICIAL -

IBA­RRA • Los res­tos de un me­nor de edad que­da­ron en me­dio de un char­co de san­gre en la ca­rre­te­ra. Ocu­rrió a la al­tu­ra de la pa­rro­quia de San An­to­nio de Iba­rra, en la Pa­na­me­ri­ca­na Nor­te, cuan­do un vehícu­lo ti­po ca­mio­ne­ta em­bis­tió al in­fan­te.

El he­cho se sus­ci­tó la madrugada de ayer, al­re­de­dor de las 03:10, cuan­do con­duc­to­res que tran­si­ta­ban por el tra­mo se per­ca­ta­ron de que una mu­jer de la ter­ce­ra edad se en­con­tra­ba jun­to a una per­so­na ten­di­da en la cal­za­da. Per­so­nal del Mó­vil Nogal 1-2 arri­bó de in­me­dia­to y cons­ta­tó la dra­má­ti­ca es­ce­na, por lo que so­li­ci­tó una am­bu­lan­cia al ECU – 911.

Pro­ce­di­mien­to

Pa­ra­mé­di­cos lle­ga­ron rá­pi­da­men­te y ve­ri­fi­ca­ron que se tra­ta­ba de un me­nor de edad que pre­sen­ta­ba un trau­ma cra­neo­en­ce­fá­li­co gra­ve, el cual el ha­bría oca­sio­na­do la muer­te de ma­ne­ra ins­tan­tá­nea, por lo que so­li­ci­ta­ron la pre­sen­cia de agen­tes es­pe­cia­li­za­dos del Ser­vi­cio de In­ves­ti­ga­ción de Ac­ci­den­tes de Trán­si­to (SIAT) de Im­ba­bu­ra, quie­nes arri­ba­ron pa­ra rea­li­zar las pe­ri­cias ocu­la­res téc­ni­cas del acon­te­ci­mien­to, ade­más del le­van­ta­mien­to del cuer­po del in­fan­te, que fue in­gre­sa­do en la mor­gue del Hos­pi­tal San Vi­cen­te de Paúl (HSVP) de Iba­rra.

¿Có­mo ocu­rrió la des­gra­cia?

Se­gún cons­ta en el in­for­me po­li­cial, Li­via Es­pe­ran­za de la Cruz, abue­la del oc­ci­so, men­cio­nó a los uni­for­ma­dos que se en­con­tra­ba via­jan­do jun­to al pe­que­ño a bor­do de un au­to par­ti­cu­lar ha­cia Rio­bam­ba, con el fin de dis­fru­tar del pe­rio­do va­ca­cio­nal en di­cho can­tón, sin em­bar­go, al lle­gar a la al­tu­ra del se­má­fo­ro de San An­to­nio de Iba­rra, el ca­rro en el que iban se apa­gó por un des­per­fec­to y al no lo­grar­lo pren­der, ella y el pe­que­ño se ba­ja­ron a em­pu­jar­lo. Una vez que lo hi­cie­ron se dis­po­nían a su­bir al vehícu­lo cuan­do de pron­to una ca­mio­ne­ta mar­ca Che­vro­let, co­lor gris, de la que des­co­no­cen sus pla­cas, em­bis­tió al ni­ño con tan­ta fuer­za, que su cuer­po fue ex­pul­sa­do cer­ca de 50 me­tros, ca­yen­do de ma­ne­ra apa­ra­to­sa, oca­sio­nán­do­le la muer­te in­me­dia­ta.

Sin de­te­ni­dos

La ca­mio­ne­ta que apa­ren­te­men­te ha­bría oca­sio­na­do la muer­te del pe­que­ño no fue lo­ca­li­za­da, por lo que nin­gu­na per­so­na ha si­do ju­di­cia­li­za­da has­ta el mo­men­to por el trágico de­ce­so del in­fan­te. Ayer se rea­li­za­ron en su pe­que­ña hu­ma­ni­dad las pe­ri­cias fo­ren­ses ne­ce­sa­rias pa­ra de­ter­mi­nar la cau­sa de su de­ce­so. Pos­te­rior­men­te sus res­tos fue­ron en­tre­ga­dos a sus do­lien­tes, quie­nes con pro­fun­da tris­te­za no po­dían creer lo su­ce­di­do. Den­tro del mis­mo in­for­me po­li­cial, un hom­bre iden­ti­fi­ca­do co­mo Se­gun­do N., ma­ni­fes­tó ha­ber si­do tes­ti­go del in­ci­den­te, el mis­mo que adu­jo sen­tir­se in­dig­na­do por el he­cho.

MUER­TE. Es­tos son los res­tos del pe­que­ño, que que­da­ron en me­dio de la cal­za­da tras ha­ber si­do arro­lla­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.