¿Im­pug­na­cio­nes, su­per­hé­roes y de­mo­cra­cia?

La Hora Carchi - - OPINIÓN - RO­CÍO ERA­ZO BE­NA­VI­DES

Lue­go de las im­pug­na­cio­nes, las aler­tas de un po­si­ble frau­de y ate­rri­zan­do con al­gu­nos su­per­hé­roes y he­roí­nas que han di­rec­cio­na­do la es­pe­ran­za de la po­bla­ción ecua­to­ria­na a fra­ses co­mo: “no los va­mos a de­frau­dar” y “es la ho­ra de ha­cer res­pe­tar nues­tros de­re­chos”, hay que ne­ce­sa­ria­men­te ana­li­zar y dis­cre­par con los aná­li­sis de los re­sul­ta­dos de las elec­cio­nes del do­min­go 24 de mar­zo, ya que pa­sa­mos de la po­la­ri­za­ción a la frag­men­ta­ción, y por la frag­men­ta­ción de más de 80.000 can­di­da­tos en to­do el país, po­día ga­nar cual­quie­ra.

Cier­to es que Pao­la Pa­bón ha ga­na­do la Pre­fec­tu­ra de Pi­chin­cha.

Que Lui­sa Maldonado ha lle­ga­do se­gun­da en la bús­que­da de la Al­cal­día de la ca­pi­tal y que Pie­ri­na Correa ha ob­te­ni­do un sor­pren­den­te se­gun­do lu­gar en la elec­ción de la Pre­fec­tu­ra del Gua­yas. Sin em­bar­go to­das es­tas fluc­túan al­re­de­dor de un 20% del vo­to.

En Ma­na­bí, por ejem­plo, el co­rreís­ta Leo­nar­do Or­lan­do se im­po­ne en la Pre­fec­tu­ra de la pro­vin­cia con el 28%, con ape­nas tres pun­tos por en­ci­ma del can­di­da­to de CREO, Jai­me Estrada. Es­ta men­ción en cuan­to a que la ‘re­vo­lu­ción ciu­da­da­na’ es­ta­ría re­sur­gien­do con es­tos re­sul­ta­dos, que no se pa­re­cen a los que lle­va­ron al po­der a Le­nín Mo­reno, en don­de el co­rreís­mo ob­tu­vo me­nos del 50% de los vo­tos; lue­go con­vo­ca a una con­sul­ta po­pu­lar pa­ra im­pe­dir que Correa pue­da lan­zar­se a la re­elec­ción y re­ele­gir­se in­de­fi­ni­da­men­te en don­de el No ob­tie­ne el 36%, o sea el vo­to co­rreís­ta.

Hoy ese por­cen­ta­je es­tá en el 20%, pe­ro en­ton­ces: ¿qué es lo que bus­can? ¿O ya vi­sua­li­zan las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les del 2021?

Aquí no hay dos can­di­da­tos de de­re­cha y uno de iz­quier­da, aquí apa­re­ce en el ho­ri­zon­te dos dispu­tas de de­re­cha en­tre el au­to­ri­ta­ris­mo y la de­mo­cra­cia. Y no co­mo en los úl­ti­mos tiem­pos se ase­gu­ra­ba la lu­cha en­tre iz­quier­da y de­re­cha. Es sor­pren­den­te, ha­ce 12 años apa­re­ció un ser in­te­li­gen­te y sim­pá­ti­co, que lue­go nos de­jó a un go­ber­nan­te chis­to­so y cuán­ti­co.

El pue­blo se­gu­ra­men­te, se­gui­rá en­ten­dien­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.