Na­tu­ra­li­za­ción de As­san­ge es­tu­vo lle­na de irre­gu­la­ri­da­des

Ana­lis­tas ad­vir­tie­ron las ano­ma­lías. Se dio cuan­do Es­pi­no­sa era la canciller.

La Hora Carchi - - PORTADA -

Du­ran­te su com­pa­re­cen­cia del jue­ves a la Asam­blea, el canciller Jo­sé Va­len­cia ex­pu­so nue­ve ra­zo­nes que tu­vo el Go­bierno pa­ra re­ti­rar a Ju­lian As­san­ge la con­di­ción de asi­la­do di­plo­má­ti­co, en la que cons­ta la re­vi­sión in­te­gral del pro­ce­so de na­tu­ra­li­za­ción co­mo ciu­da­dano ecua­to­riano, de­bi­do a múl­ti­ples in­con­sis­ten­cias en­con­tra­das.

Ase­gu­ró que se en­con­tra­ron do­cu­men­tos adul­te­ra­dos, “pre­sun­ta­men­te por el pe­ti­cio­na­rio” co­mo, por ejem­plo, uno de iden­ti­dad con nu­me­ra­ción que no co­rres­pon­de a los de­par­ta­men­tos de la Can­ci­lle­ría que ges­tio­nan esos te­mas, y en el que cons­ta una fir­ma del asi­la­do que no coin­ci­de con los que usa en otros do­cu­men­tos pú­bli­cos.

Otras in­con­sis­ten­cias que ci­tó el Canciller es que no hay cons­tan­cia de que ha­ya pa­ga­do de­re­chos de pro­ce­di­mien­tos de na­tu­ra­li­za­ción, au­sen­cia de un dic­ta­men ju­rí­di­co e irre­gu­la­ri­da­des en el pa­sa­por­te de As­san­ge, del que se des­co­no­ce có­mo lo ob­tu­vo.

“Lla­ma la aten­ción que en las en­tre­vis­tas y prue­bas de na­tu­ra­li­za­ción del 4 de di­ciem­bre de 2017, so­bre el idio­ma es­pa­ñol, el se­ñor As­san­ge ob­ten­ga una pun­tua­ción de 100/100. Es­to con­tras­ta con la evi­den­cia de que no tie­ne el co­no­ci­mien­to con­tun­den­te del idio­ma…”, ma­ni­fes­tó Va­len­cia.

Cri­te­rios

El in­ter­na­cio­na­lis­ta San­tia­go Or­be y el ex­vi­ce­can­ci­ller Mar­ce­lo Fer­nán­dez de Cór­do­va cues­tio­nan que el Go­bierno se “ha­ya da­do cuen­ta tar­de”, que el otor­ga­mien­to de la na­cio­na­li­dad ecua­to­ria­na a As­san­ge, hoy sus­pen­di­da, ha­ya te­ni­do in­con­sis­ten­cias, cuan­do des­de el ini­cio, di­cen, se aler­tó de las irre­gu­la­ri­da­des.

Fer­nán­dez de Cór­do­va ase­gu­ra que hu­bo to­do un mon­ta­je pa­ra fa­vo­re­cer a As­san­ge y re­cuer­da, co­mo un ele­men­to ini­cial de es­tas irre­gu­la­ri­da­des, que se se­ña­ló co­mo do­mi­ci­lio la pa­rro­quia de Chau­pi­cruz en Qui­to, cuan­do ja­más ha­bía vi­si­ta­do Ecua­dor y a la fe­cha de su na­tu­ra­li­za­ción se en­con­tra­ba re­fu­gia­do en la em­ba­ja­da de Ecua­dor en Lon­dres.

“Hay fal­sa in­for­ma­ción. Nor­mal­men­te una na­tu­ra­li­za­ción re­que­ría que el be­ne­fi­cia­rio hu­bie­se pres­ta­do ser­vi­cios re­le­van­tes al país. Que nos di­gan qué ser­vi­cio re­le­van­te pres­tó As­san­ge, nin­guno”, en­fa­ti­zó. Fer­nán­dez de Cór­do­va agre­gó que usual­men­te el que fir­ma­ba el de­cre­to de na­tu­ra­li­za­ción era el Pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca, pe­ro que se re­for­mó el re­gla­men­to pa­ra que se otor­gue con la fir­ma de un fun­cio­na­rio de Can­ci­lle­ría, pa­ra “elu­dir res­pon­sa­bi­li­da­des”.

Por su par­te, Or­be aña­de que in­clu­so se le nom­bró fun­cio­na­rio di­plo­má­ti­co pa­ra que pue­da aban­do­nar la le­ga­ción ecua­to­ria­na en Lon­dres. “Hoy sa­len a la luz to­das es­tas co­sas, pe­ro la pren­sa y mu­chos ana­lis­tas ya men­cio­na­ban las ar­bi­tra­rie­da­des y lo in­con­sul­to que pa­re­cía en su mo­men­to la apa­ri­ción de es­ta idea”, re­cor­dó.

Los res­pon­sa­bles

Tan­to Or­be co­mo Fer­nán­dez de Cór­do­va se­ña­lan co­mo res­pon­sa­ble prin­ci­pal de es­ta se­rie de irre­gu­la­ri­da­des a Ma­ría Fer­nan­da Es­pi­no­sa, quien a la fe­cha de la na­tu­ra­li­za­ción (di­ciem­bre de 2017) ejer­cía co­mo mi­nis­tra de Re­la­cio­nes Ex­te­rio­res.

“La ex­can­ci­ller no se da­ba cuen­ta que en su ‘ lo­cu­ra’ de tra­tar de bus­car un me­ca­nis­mo pa­ra tra­tar de que As­san­ge sal­ga de la em­ba­ja­da de Ecua­dor en Lon­dres, lo que es­ta­ba ha­cien­do es per­ju­di­car­le, ya que la for­ma en que es­ta­ba re­mi­tien­do los do­cu­men­tos era la más inadecuada y, so­bre to­do, aten­ta­to­ria con­tra la dig­ni­dad del mis­mo se­ñor As­san­ge y hoy le es­ta­mos vien­do”, di­jo Or­be.

Agre­gó que se co­me­tió abu­sos y que se de­jó en en­tre­di­cho a la di­plo­ma­cia ecua­to­ria­na. “No se da­ñó sim­ple­men­te a la Can­ci­lle­ría, sino a to­do el país”, co­men­tó.

Juan Se­bas­tián Rol­dán, se­cre­ta­rio par­ti­cu­lar de la Pre­si­den­cia de la Re­pú­bli­ca, evi­ta se­ña­lar a Es­pi­no­sa co­mo res­pon­sa­ble del otor­ga­mien­to frau­du­len­to de la na­cio­na­li­dad. “No­so­tros pre­su­mi­mos que As­san­ge, den­tro de la ha­bi­li­dad pa­ra en­ga­ñar que ha te­ni­do, en­ga­ñó a la Can­ci­lle­ría y en ese en­ga­ño es don­de ha­brá que rea­li­zar la in­ves­ti­ga­ción”, fue su res­pues­ta.

As­san­ge re­ci­bió la car­ta de na­cio­na­li­za­ción co­mo ecua­to­riano el 12 de di­ciem­bre de 2017, pe­ro se su­po el 11 de enero de 2018.

CUES­TIO­NA­MIEN­TO. El ex­vi­ce­can­ci­ller Mar­ce­lo Fer­nán­dez de Cór­do­va ha cri­ti­ca­do la na­tu­ra­li­za­ción de As­san­ge des­de ini­cios de 2018.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.