Preo­cu­pa­ción de pa­cien­tes con cán­cer por sus me­di­ci­nas

En vís­pe­ras del se­gun­do de­ba­te del nue­vo Có­di­go de la Sa­lud, no se ga­ran­ti­za el ac­ce­so a va­rios me­di­ca­men­tos.

La Hora Esmeraldas - - PAÍS -

La or­den de la jus­ti­cia fue di­rec­ta: que El Es­ta­do ecua­to­riano en­tre­gue los me­di­ca­men­tos ne­ce­sa­rios pa­ra que cua­tro pa­cien­tes con­ti­núen sus tra­ta­mien­tos con­tra un agre­si­vo ti­po de cán­cer de san­gre. Así sen­ten­ció en di­ciem­bre de 2017 un juez a fa­vor de la de­man­da in­ter­pues­ta pa­ra ac­ce­der a me­di­ci­nas es­pe­cia­li­za­das, que no cons­tan en el de­no­mi­na­do Cua­dro Bá­si­co de Sa­lud de Ecua­dor.

La dis­po­si­ción del juez se cum­ple pe­se a dos de­mo­ras in­ten­cio­na­les por par­te del Mi­nis­te­rio. La pri­me­ra de dos me­ses y me­dio pa­ra em­pe­zar a en­tre­gar los me­di­ca­men­tos y la se­gun­da de dos me­ses por una sus­pen­sión de dos me­ses en la en­tre­ga.

La vía le­gal

En am­bas oca­sio­nes la jus­ti­cia vol­vió a emi­tir sen­ten­cias fa­vo­ra­bles y ra­ti­fi­car las ga­ran­tías y de­re­chos a la sa­lud en el país. Con es­ta sen­ten­cia en sus ma­nos, los be­ne­fi­cia­rios y los re­pre­sen­tan­tes de la or­ga­ni­za­ción no gu­ber­na­men­tal Jó­ve­nes con­tra el cán­cer ex­pre­sa­ron su preo­cu­pa­ción que en ple­na vís­pe­ra que la Asam­blea re­to­me la apro­ba­ción de­fi­ni­ti­va del nue­vo Có­di­go de la Sa­lud, no se ga­ran­ti­ce el ac­ce­so a es­te ti­po de me­di­ca­cio­nes es­pe­cia­li­za­das por fue­ra del men­cio­na­do Cua­dro Bá­si­co.

La coor­di­na­do­ra de pro­yec­tos de la en­ti­dad, Gabriela Gar­cés, ma­ni­fes­tó que “si se aprue­ba, tal co­mo se apro­bó en pri­mer de­ba­te, el nue­vo Có­di­go de la Sa­lud, es­te se­rá la úl­ti­ma vez que un pa­cien­te tie­ne de­re­cho a una de­man­da le­gal y plan­tea­mien­tos de ac­cio­nes de pro­tec­ción so­bre es­tos me­di­ca­men­tos y el Cua­dro Bá­si­co se­rá lo úni­co que se pue­da re­ce­tar”.

Úl­ti­ma ins­tan­cia

Gar­cés, sin em­bar­go, se­ña­la que la vía le­gal no so­lo es la me­nos ade­cua­da sino tam­bién la úl­ti­ma ins­tan­cia a la que acu­den pa­cien­tes con tu­mo­res y cán­ce­res pa­ra exi­gir me­di­ca­men­tos que de­be­rían ga­ran­ti­zar­se opor­tu­na­men­te de­bi­do a la efi­ca­cia de­mos­tra­da a es­ca­la in­ter­na­cio­nal y so­bre to­do con ca­sos exi­to­sos de bue­nos re­sul­ta­dos en tra­ta­mien­tos.

“No po­de­mos creer que sean pa­cien­tes des­ti­na­dos a mo­rir, no po­de­mos en­ten­der eso”, re­cal­ca con tono de gra­ve­dad la di­rec­ti­va tras re­cor­dar la ne­ce­si­dad de ini­ciar el men­cio­na­do jui­cio.

En es­ta sen­ten­cia fir­ma­da en di­ciem­bre y ra­ti­fi­ca­da el 20 de agos­to por la jue­za de la Uni­dad Ju­di­cial Es­pe­cia­li­za­da Nú­me­ro 2 con­tra la vio­len­cia a la Mu­jer y la Fa­mi­lia de Pi­chin­cha, Be­lén Domínguez, que fa­lló a fa­vor “del pleno ac­ce­so y go­ce del de­re­cho a la sa­lud, que en el ca­so es­pe­cí­fi­co se ma­te­ria­li­za en la ob­ten­ción del me­di­ca­men­to de­no­mi­na­do “Bren­tu­xi­mab Ve­do­tin” que el Mi­nis­te­rio de Sa­lud Pú­bli­ca es­tá en la obli­ga­ción de ad­qui­rir y su­mi­nis­trar a los ac­cio­nan­tes, du­ran­te el tiem­po y en la do­si­fi­ca­ción que el mé­di­co tra­tan­te lo con­si­de­re ne­ce­sa­rio”

La de­mo­ra afec­ta

Se tra­ta de un me­di­ca­men­to re­cien­te, es­pe­cia­li­za­do, ca­ta­lo­ga­do cien­tí­fi­ca­men­te co­mo “mo­no­nu­clear”, es de­cir que ata­ca di­rec­ta­men­te a las cé­lu­las afec­ta­das y no in­dis­cri­mi­na­da­men­te a cé­lu­las bue­nas y ma­las, tes­ti­mo­nia la pa­cien­te Ch­ris­ti­na As­pia­zu una de las cua­tro pa­cien­tes que se be­ne­fi­ció de es­ta sen­ten­cia.

As­pia­zu agre­ga que la sus­pen­sión

BE­NE­FI­CIO. Ch­ris­ti­na As­pia­zu es una de las cua­tro per­so­nas que ga­nó un jui­cio al Mi­nis­te­rio de Sa­lud pa­ra la en­tre­ga de me­di­ca­men­tos es­pe­cia­li­za­dos pa­ra el tra­ta­mien­to de cán­cer.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.