Al­ga Cau­ler­pa afec­ta a la pes­ca en el sur

El Mi­nis­te­rio de Acua­cul­tu­ra y Pes­ca tie­ne re­por­tes de que in­clu­so la ‘man­cha’ de al­gas es­tá en San­ta Ele­na.

La Hora Esmeraldas - - PORTADA -

Lue­go de ana­li­zar las mues­tras to­ma­das en al­ta­mar, fren­te a las cos­tas del sur de la pro­vin­cia de Es­me­ral­das, cien­tí­fi­ca­men­te se lo­gró de­ter­mi­nar que las al­gas, (Cau­ler­pa y Rhi­zo­so­le­nia), son las que se ad­hie­ren a las re­des de los pes­ca­do­res del sur de la pro­vin­cia de Es­me­ral­das.

Lo que to­da­vía no se es­ta­ble­ce es el ori­gen y có­mo evi­tar que lle­gue, por ejem­plo, a la re­ser­va ma­ri­na Ga­le­ra-san Fran­cis­co, que es­tá cer­ca del lugar de afec­ta­ción. En el re­co­rri­do se con­fir­mó que la tem­pe­ra­tu­ra del agua del mar es­tá más ca­lien­te de lo nor­mal.

“Es­ta­mos tra­ba­jan­do pa­ra evi­tar más afec­ta­cio­nes a los pes­ca­do­res y a los ban­cos de co­ral que es­tán en el área pro­te­gi­da”, des­ta­có el di­rec­tor de Re­cur­sos Pes­que­ro, del Mi­nis­te­rio de Acua­cul­tu­ra y Pes­ca, de la Zo­nal 1 Es­me­ral­das, An­drés Es­tre­lla, quien es­tu­vo en el re­co­rri­do.

Lue­go ana­li­zar las mues­tras de una sus­tan­cia vis­co­sa ad­he­ri­da a las re­des pes­que­ras y sus­pen­di­das en el mar, to­ma­das fren­te a las cos­tas del can­tón Ata­ca­mes, el cien­tí­fi­co Eduardo Re­bo­lle­do, lle­gó a la con­clu­sión que son dos las al­gas: Cau­ler­pa y Rhi­zo­so­le­nia, las cau­san­tes de la pro­ble­má­ti­ca.

A la se­gun­da al­ga la ca­li­fi­ca co­mo la más “pro­ble­má­ti­ca”. Si­mi­lar cri­te­rio tie­nen los pes­ca­do­res, quie­nes des­de ha­ce un mes en ca­da jor­na­da se en­cuen­tran con la ‘man­cha’ que ini­cial­men­te es­ta­ba a 26 mi­llas des­de la cos­ta y que aho­ra, in­clu­so, se ha­llan den­tro de las tres mi­llas, por lo que se les di­fi­cul­ta las jor­na­das de pes­ca.

De la pro­ble­má­ti­ca ya es­tán in­for­ma­dos los mi­nis­te­rios de Acua­cul­tu­ra y Pes­ca, y del Am­bien­te, que con el apo­yo de la Uni­ver­si­dad Ca­tó­li­ca de Es­me­ral­das, re­pre­sen­ta­da por el in­ves­ti­ga­dor Re­bo­lle­do, hi­cie­ron el mues­treo en al­ta­mar.

Jun­tos, du­ran­te cua­tro ho­ras, rea­li­za­ron un pro­ce­so de arras­tre ma­rí­ti­mo to­man­do mues­tras de las al­gas pa­ra de­ter­mi­nar el ries­go, pro­ce­den­cia y al­ter­na­ti­vas pa­ra evi­tar una po­si­ble in­tro­mi­sión a la re­ser­va ma­ri­na Ga­le­ra-san Fran­cis­co, del can­tón Muis­ne.

Ha­llaz­go que los sor­pren­dió

Du­ran­te el pro­ce­di­mien­to se mi­dió tam­bién la tem­pe­ra­tu­ra de la su­per­fi­cie del mar y de su le­cho y en am­bos ca­sos la tem­pe­ra­tu­ra su­peró los ran­gos nor­ma­les. En el ca­so del agua to­ma­da a unos 17 me­tros de pro­fun­di­dad, lle­gó a los 27 gra­dos, cuan­do el pro­me­dio no de­be­ría su­pe­rar los 21 gra­dos.

Tras ese ha­llaz­go, las es­pe­cu­la­cio­nes de que el fe­nó­meno de El Ni­ño po­dría ade­lan­tar­se, pre­do­mi­nó en­tre el cien­tí­fi­co, téc­ni­cos mi­nis­te­ria­les, di­ri­gen­tes del sec­tor pes­que­ro y pes­ca­do­res que es­tu­vie­ron en el re­co­rri­do de cua­tro ho­ras.

Sin em­bar­go, la te­má­ti­ca se

cen­tró en sa­ber qué se ha­rá pa­ra ayu­dar a los pes­ca­do­res y las es­pe­cies ma­ri­nas, de­bi­do a que las dos al­gas, por su gran ca­pa­ci­dad de ad­he­ren­cia, afec­tan a las al­gas na­ti­vas.

“Es­ta­mos tra­ba­jan­do pa­ra evi­tar más afec­ta­cio­nes a los pes­ca­do­res y a los ban­cos de co­ral que es­tán en el área pro­te­gi­da”, des­ta­có el di­rec­tor de Re­cur­sos Pes­que­ro, del Mi­nis­te­rio de Acua­cul­tu­ra y Pes­ca, de la Zo­nal 1 Es­me­ral­das, An­drés Es­tre­lla, quien es­tu­vo en el re­co­rri­do.

Otros afec­ta­dos

Re­co­men­dó al Mi­nis­te­rio del Am­bien­te rea­li­zar aná­li­sis con buzos pa­ra con­fir­mar o des­car­tar si las es­pe­cies bio-acuá­ti­cas son o no afec­ta­das. Su advertencia se ori­gi­na por­que ya re­ci­bió aler­tas, no ofi­cia­les, de que la mis­ma pro­ble­má­ti­ca es­ta­ría su­frien­do la Pe­nín­su­la de San­ta Ele­na.

En el ca­so de los pes­ca­do­res de las ca­le­tas pes­que­ras de Ata­ca­mes, Ton­su­pa y Súa, de la pro­vin­cia de Es­me­ral­das, quie­nes su­pe­ran las 300 lan­chas, afir­man que des­de ha­ce un mes es­tán sien­do afec­ta­dos, cu­yo da­ño es­pe­cu­la­ban es­ta­ban con de­rra­mes hi­dro­car­bu­rí­fe­ros, pe­ro aque­llo fue des­car­ta­do con un re­por­te téc­ni­co de Pe­troe­cua­dor.

“He re­ci­bi­do in­for­ma­ción que la mis­ma pro­ble­má­ti­ca de las al­gas es­tá afec­ta­do a la Pe­nín­su­la de San­ta Ele­na”. AN­DRÉS ES­TRE­LLA,

DI­REC­TOR DE RE­CUR­SOS PES­QUE­RO, DEL MI­NIS­TE­RIO DE ACUA­CUL­TU­RA Y PES­CA.

ANÁ­LI­SIS. La to­ma de mues­tra es lo que ha per­mi­ti­do de­ter­mi­nar qué ti­po de al­gas es­tá afec­tan­do a los pes­ca­do­res del can­tón Ata­ca­mes.

PRO­CE­SO. La to­ma de mues­tras en al­ta­mar per­mi­tió de­ter­mi­nar el ti­po de al­gas que es­tán afec­tan­do al sec­tor pes­que­ro del sur de la pro­vin­cia de Es­me­ral­das.

EVI­DEN­CIA. Por su vis­co­si­dad, las al­gas que es­tán fren­te a las cos­tas del sur de la pro­vin­cia de Es­me­ral­das, se ad­hie­ren a las re­des de pes­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.