Pre­si­den­te fran­cés obli­ga­do a ce­der por ‘cha­le­cos ama­ri­llos’

El pre­si­den­te fran­cés se vio obli­ga­do a ce­der por la fu­ria de los “Cha­le­cos ama­ri­llos”.

La Hora Imbabura - - PORTADA -

PA­RÍS, AFP • El Go­bierno fran­cés de Em­ma­nuel Ma­cron anun­ció ayer la sus­pen­sión de va­rias me­di­das fis­ca­les pa­ra in­ten­tar sa­lir de la cri­sis pro­vo­ca­da por las pro­tes­tas de los “cha­le­cos ama­ri­llos”, que han de­ri­va­do en vio­len­tos en­fren­ta­mien­tos, pe­ro las me­di­das fue­ron con­si­de­ra­das in­su­fi­cien­tes por los ma­ni­fes­tan­tes que con­vo­ca­ron nue­vas mo­vi­li­za­cio­nes.

Aco­rra­la­do por una cri­sis que al­can­zó su pun­to más ál­gi­do el fin de se­ma­na, con es­ce­nas de gue­rri­lla ur­ba­na en pleno co­ra­zón de Pa­rís, el eje­cu­ti­vo hi­zo al­gu­nas con­ce­sio­nes, es­pe­ran­do que es­tas bas­ten pa­ra cal­mar la fu­ria de los ma­ni­fes­tan­tes que sa­cu­den el país des­de ha­ce cer­ca de tres se­ma­nas. Fue el pri­mer mi­nis­tro, Edouard Phi­lip­pe, el en­car­ga­do de anun­ciar las tres me­di­das con las que el Go­bierno es­pe­ra “res­tau­rar la paz y la se­re­ni­dad en el país”.

Nue­vas me­di­das

El plan, que fue pac­ta­do el lu­nes por la no­che du­ran­te una reunión de cri­sis con Ma­cron, in­clu­ye la sus­pen­sión du­ran­te seis me­ses del al­za de un im­pues­to a los com­bus­ti­bles, la con­ge­la­ción de los pre­cios de la luz y el gas du­ran­te el in­vierno y el aban­dono de un plan pa­ra en­du­re­cer las re­vi­sio­nes téc­ni­cas de los co­ches más con­ta­mi­nan­tes.

Es­tas me­di­das en­gen­dra­rán una pér­di­da de cer­ca de 2.000 mi­llo­nes de eu­ros pa­ra las ar­cas pú­bli­cas, equi­va­len­te a 0,1 pun­to del PIB. Es­to sin con­tar que el mo­vi­mien­to de los “cha­le­cos ama­ri­llos” ya han te­ni­do un du­ro im­pac­to en la eco­no­mía en ape­nas unas se­ma­nas.

No obs­tan­te, el mi­nis­tro de Fi­nan­zas, Bruno Le Mai­re, di­jo que el Go­bierno “man­ten­drá su ob­je­ti­vo de re­duc­ción de la deu­da pú­bli­ca”.

Abu­cheos y gri­tos de ‘di­mi­sión’

El al­za del im­pues­to a los com­bus­ti­bles, que de­bía en­trar en vi­gor el 1 de enero, fue el de­to­nan­te de las pro­tes­tas de los lla­ma­dos “cha­le­cos ama­ri­llos”, un mo­vi­mien­to atí­pi­co, que na­ció a me­dia­dos de no­viem­bre en las re­des so­cia­les, sin lí­der ni es­truc­tu­ra.

“Nin­gún im­pues­to me­re­ce po­ner en pe­li­gro la uni­dad de la Na­ción”, ar­gu­men­tó Edouard Phi­lip­pe, quien lla­mó al co­lec­ti­vo, que con­vo­có nue­vas pro­tes­tas pa­ra el sá­ba­do, a ma­ni­fes­tar “en cal­ma”.

La subida del im­pues­to a los car­bu­ran­tes no se apli­ca­rá “an­tes de ser dis­cu­ti­da en­tre to­das las par­tes im­pli­ca­das”, pre­ci­só Phi­lip­pe, quien anun­ció una con­cer­ta­ción a ni­vel na­cio­nal en­tre el 15 de di­ciem­bre y el 1 de mar­zo pa­ra “com­ple­tar” y “me­jo­rar” es­tas me­di­das.

“Si no las en­con­tra­re­mos, sa­ca­re­mos las con­clu­sio­nes”, aña­dió, dan­do a en­ten­der que el Go­bierno po­dría sim­ple y lla­na­men­te aban­do­nar el au­men­to de es­ta ta­sa.

Ma­cron se man­tie­ne en si­len­cio des­de su re­gre­so el do­min­go del G20 en Bue­nos Ai­res.

Re­ci­bió el mar­tes a un miem­bro de los “cha­le­cos ama­ri­llos” en el Pa­la­cio del Elí­seo y más tar­de vi­si­tó los lo­ca­les in­cen­dia­dos de la pre­fec­tu­ra de Le Pu­yen-Ve­lay (es­te). Se­gún ima­ge­nes del dia­rio lo­cal Le Pro­grès fue abu­chea­do a su sa­li­da por una mul­ti­tud al gri­to de “¡Di­mi­sión!”.

La po­pu­la­ri­dad del man­da­ta­rio más jo­ven de la his­to­ria de Fran­cia, de 40 años, ha al­can­za­do su ni­vel más ba­jo (23%, -6), se­gún una en­cues­ta Ifop-Fi­du­cial.

‘No que­re­mos mi­ga­jas’

Es­ta es la pri­me­ra vez que Ma­cron, que lle­gó al po­der en ma­yo de 2017 con una agen­da re­for­mis­ta, re­tro­ce­de an­te la pre­sión de las ca­lles. Pe­ro es­tas con­ce­sio­nes po­drían ser in­su­fi­cien­tes pa­ra cal­mar los áni­mos de los fran­ce­ses que ex­pre­san un har­taz­go con su po­lí­ti­ca fis­cal.

Aun­que un gru­po de ma­ni­fes­tan­tes, que con­si­de­ró “sa­tis­fac­to­rias” las me­di­das del Go­bierno, le­van­tó el blo­queo de un de­pó­si­to de car­bu­ran­tes en Brest (oes­te), otros man­tie­nen el pul­so.

“Los fran­ce­ses no quie­ren mi­ga­jas”, di­jo a la AFP Ben­ja­min Cauchy, una de las fi­gu­ras de los “cha­le­cos ama­ri­llos”, que han am­plia­do sus reivin­di­ca­cio­nes. Pi­den, en­tre otros, un au­men­to del sa­la­rio mí­ni­mo y una subida de las pen­sio­nes. La opo­si­ción man­te­nía la mis­ma lí­nea. “Muy po­co y de­ma­sia­do tar­de”, es­ti­mó el vi­ce­pre­si­den­te del par­ti­do con­ser­va­dor Los Re­pu­bli­ca­nos, Damien Abad.

¿Nue­vas ma­ni­fes­ta­cio­nes?

Mien­tras tan­to, los lla­ma­dos a ma­ni­fes­tar el sá­ba­do, en la cuar­ta jor­na­da de pro­tes­tas na­cio­na­les, se man­te­nían en las re­des so­cia­les.

Dos par­ti­dos de fút­bol, PSGMont­pe­llier y Tou­lou­se-Lyon, pre­vis­tos pa­ra el sá­ba­do, fue­ron apla­za­dos.

Éric Drouet, uno de los por­ta­vo­ces más vi­si­bles de los “cha­le­cos ama­ri­llos”, lla­mó a los fran­ce­ses a “re­gre­sar a Pa­rís” el sá­ba­do y con­gre­gar­se “cer­ca de los lu­ga­res del po­der, los Cam­pos Elí­seos, el Ar­co de Triun­fo y la pla­za de la Con­cor­dia”, fren­te a la Asam­blea Na­cio­nal. “La gen­te es­tá ca­da vez más mo­ti­va­da, se es­tá or­ga­ni­zan­do, se­re­mos aún más nu­me­ro­sos”, di­jo a la AFP.

“La di­ná­mi­ca del mo­vi­mien­to es tal que no es se­gu­ro que las me­di­das anun­cia­das pue­dan de­te­ner­lo”, es­ti­ma Jé­rô­me Sain­teMa­rie, po­li­tó­lo­go de la en­cues­ta­do­ra Po­llin­gVox.

El mi­nis­tro del In­te­rior, Ch­ris­top­he Cas­ta­ner, anun­ció que des­ple­ga­rá más fuer­zas del or­den es­te sá­ba­do, des­pués de que la opo­si­ción es­ti­ma­ra que se mi­ni­mi­zó la mo­vi­li­za­ción el pa­sa­do fin de se­ma­na.

El Go­bierno te­me tam­bién una ex­ten­sión de las pro­tes­tas a otros sec­to­res. El mar­tes se re­gis­tra­ron pro­tes­tas de es­tu­dian­tes de se­cun­da­ria. En Mar­se­lla (su­r­es­te), 10 es­ta­ble­ci­mien­tos es­ta­ban blo­quea­dos.

(AFP)

PRO­TES­TA. Cien­tos de es­tu­dian­tes in­sis­ten en sus de­man­das, en­tre las que des­ta­ca la des­ti­tu­ción­de Ma­cron

RE­SIS­TEN­CIA. In­te­gran­tes de los ‘Cha­le­cos ama­ri­llos’ con­ti­núan pre­pa­ran­do ba­rri­ca­das en la ca­pi­tal fran­ce­sa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.