‘Co­man­do’ es­pe­ra aún el re­gre­so del sub­ma­rino ARA San Juan

A es­te can se lo veía en el mue­lle, con la idea de que su due­ña re­gre­sa­rá al­gún día.

La Hora Imbabura - - CRONOS -

El sub­ma­rino ar­gen­tino ARA San Juan des­apa­re­ció el 15 de no­viem­bre de 2017 y fue en­con­tra­do el pa­sa­do 16 de no­viem­bre en la cos­ta ar­gen­ti­na.

Con 44 tri­pu­lan­tes a bor­do, so­lo uno de ellos era una mu­jer, Elia­na Krawczyk. Una chi­ca que con­mo­vió al mun­do en­te­ro por rom­per to­da cla­se de es­te­reo­ti­pos y de­mos­trar que siem­pre pue­des lo­grar lo que te pro­po­nes si lo ha­ces con dis­ci­pli­na. En me­dio de es­ta his­to­ria sur­gie­ron una can­ti­dad de in­cer­ti­dum­bres y dis­gus­tos a es­ca­la mun­dial, co­mo el desen­la­ce de ‘Co­man­do’, el pe­rro que se que­dó es­pe­ran­do el re­gre­so del sub­ma­rino.

Ge­nial.gu­ru te com­par­te a con­ti­nua­ción es­ta his­to­ria.

Na­dó de­trás de su due­ña

Los 44 tri­pu­lan­tes del ARA San Juan con­mo­vie­ron al pla­ne­ta. Fue­ron per­so­nas en­tre­na­das pa­ra cus­to­diar el mar ar­gen­tino y die­ron su vi­da por ello. Elia­na Krawczyk fue la pri­me­ra sub­ma­ri­nis­ta en ser je­fe de ar­mas en to­da Su­da­mé­ri­ca. Ade­más de ser una he­roí­na, ama­ba los ani­ma­les; en la ba­se na­val te­nía tres mas­co­tas a quie­nes siem­pre sa­ca­ba a pa­sear: ‘Co­man­do’, ‘Ra­mi­ro’ y ‘Floppy’. El pri­me­ro era su con­sen­ti­do.

El úl­ti­mo día que el can vio zar­par el ARA San Juan de la ba­se na­val, se lan­zó al agua tra­tan­do de al­can­zar el sub­ma­rino co­mo si pre­sin­tie­ra que no iba a vol­ver. En­ton­ces es­te vi­deo se hi­zo vi­ral.

‘Co­man­do’ de­mos­tró que los ani­ma­les tam­bién tie­nen sen­ti­mien­tos, ape­gos afec­ti­vos, la­zos fa­mi­lia­res irrom­pi­bles. Él aún di­vi­sa el ho­ri­zon­te ca­da día en la ba­se na­val, a la es­pe­ra de su com­pa­ñe­ra. A Elia­na Krawczyk no so­lo la ex­tra­ña su fa­mi­lia, sino tam­bién su in­con­di­cio­nal ami­go de 4 pa­tas.

Jus­to un día des­pués de cum­plir­se el pri­mer ani­ver­sa­rio de su des­apa­ri­ción, el ARA San Juan fue en­con­tra­do. Es­to con­du­jo a que va­rios me­dios ase­gu­ra­ran que el pe­rro ha­bía muer­to se­ma­nas an­tes, pe­ro él es­tá ba­jo el cui­da­do de la her­ma­na de Elia­na.

Es un he­cho bas­tan­te tris­te y des­afor­tu­na­do que mar­ca­rá la his­to­ria de la na­ción Ar­gen­ti­na y to­da La­ti­noa­mé­ri­ca, pe­ro no se pue­de de­jar atrás la lec­ción que de­ja ‘Co­man­do’, quien siem­pre es­pe­ra­rá el re­gre­so de su ama.

Pa­ra la tran­qui­li­dad de to­dos, el sa­bue­so es­tá ba­jo bue­nos cui­da­dos, sa­le a pa­sear to­dos los días y re­ci­be el amor y el ca­ri­ño, no so­lo de la fa­mi­lia Na­val, sino tam­bién de su nue­va due­ña Si­vi­na Krawczyk.

FIEL.

‘Co­man­do’, jun­to a la her­ma­na de Elia­na, mi­ra la es­co­lle­ra por don­de ten­drían que ha­ber vuel­to. (Fo­to: @sil­vi­na­krawczyk)

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.