Eins­tein pu­do ha­ber si­do pre­si­den­te de Is­rael

La Hora Loja - - MISCELÁNEOS -

Al­bert Eins­tein pu­do ha­ber si­do pre­si­den­te de Is­rael en 1952, pe­ro el fí­si­co ale­mán se ne­gó. Re­cha­zó la ofer­ta, in­sis­tien­do en que él -el hom­bre cu­yo ape­lli­do es si­nó­ni­mo de “ge­nio”- no es­ta­ba ca­li­fi­ca­do pa­ra la po­si­ción.

Aun­que fue im­pla­ca­ble en su de­ci­sión, Eins­tein es­pe­ra­ba que no afec­ta­ra su re­la­ción con la co­mu­ni­dad ju­día, una co­ne­xión que él mis­mo des­cri­bió co­mo su “víncu­lo hu­mano más fuer­te”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.