‘Ac­ce­so a sa­lud es di­fí­cil pa­ra gru­pos vul­ne­ra­bles de zo­nas ru­ra­les de Ota­va­lo’

Al­gu­nos mo­ra­do­res de las co­mu­ni­da­des di­cen que no re­ci­ben aten­ción mé­di­ca. Una or­ga­ni­za­ción les brin­da apo­yo.

La Hora Los Rios - - CRONOS -

IM­BA­BU­RA Jo­sé E. tie­ne 90 años y vi­ve so­lo en la co­mu­ni­dad de Cas­co Valenzuela, en San Pa­blo de La­go en Im­ba­bu­ra. Pa­ra lle­gar al sub­cen­tro de sa­lud o a un hos­pi­tal ten­dría que ca­mi­nar va­rios ki­ló­me­tros o to­mar mu­chos au­to­bu­ses. Pe­ro no pue­de ha­cer­lo, pues ape­nas pue­de ca­mi­nar y casi no ha­bla español.

Pa­ra él y los ha­bi­tan­tes de es­ta po­bla­ción y de otras al­re­de­dor de Im­ba­bu­ra, el ac­ce­so al ser­vi­cio de sa­lud es casi nu­lo. La si­tua­ción em­peo­ra pa­ra los gru­pos vul­ne­ra­bles: niños, mu­je­res, adul­tos ma­yo­res y per­so­nas con dis­ca­pa­ci­dad.

La Sub­se­cre­ta­ría de Pro­vi­sión de los Ser­vi­cios de Sa­lud del Mi­nis­te­rio de Sa­lud Pú­bli­ca, en un pro­nun­cia­mien­to so­bre el te­ma, ma­ni­fies­ta que la Es­tra­te­gia de Abor­da­je Mé­di­co del Ba­rrio, im­ple­men­ta­da en agos­to de 2017, brin­da “la aten­ción a per­so­nas que has­ta ha­ce po­co tiem­po ca­re­cían de fa­ci­li­dad de ac­ce­so a los ser­vi­cios de sa­lud”.

Sin em­bar­go, Fer­nan­do Es­co­la, di­rec­tor de la fun­da­ción Su­maklla, se­ña­la que “es­tos gru­pos real­men­te es­tán ol­vi­da­dos”. Su­maklla es una fun­da­ción sin fi­nes de lu­cro que asis­te des­de ha­ce cua­tro años a per­so­nas en si­tua­ción de ries­go de lu­ga­res geo­grá­fi­cos asi­la­dos den­tro del can­tón Ota­va­lo.

“Las reali­da­des son múl­ti­ples y la ver­dad es que muy du­ras”, ase­gu­ra Es­co­la. “Los pro­gra­mas que se ha­cen es­tán di­ri­gi­dos so­lo

a quie­nes se en­cuen­tran cer­ca de las ca­be­ce­ras can­to­na­les o es­tán cer­ca de un área ur­ba­na”.

Bri­ga­das

Ma­ría Cas­co Ca­cuan­go, moradora de Ca­so Valenzuela, re­la­ta que lle­vó a su hi­jo afec­ta­do por una gri­pe al cen­tro de sa­lud de San Pa­blo del La­go, pe­ro le die­ron un turno pa­ra 15 días más tar­de. Si­tua­cio­nes co­mo es­ta se re­pi­ten a dia­rio.

Por ello, Su­maklla ges­tio­na ayu­da de ins­ti­tu­cio­nes pú­bli­cas y pri­va­das pa­ra ha­cer bri­ga­das mé­di­cas y que los ha­bi­tan­tes de es­tas áreas ten­gan ac­ce­so a ser­vi­cios de me­di­ci­na ge­ne­ral, odon­to­lo­gía, la­bo­ra­to­rio y en­fer­me­ría. Sin em­bar­go, de­pen­den de do­na­cio­nes de par­ti­cu­la­res pa­ra re­co­lec­tar co­mi­da, ro­pa, pa­ña­les pa­ra adul­tos ma­yo­res y me­di­ci­nas pa­ra tra­tar en­fer­me­da­des cró­ni­cas.

Ayu­da so­cial

La úl­ti­ma jor­na­da co­men­zó el 21 de oc­tu­bre de 2018 con la ayu­da del Go­bierno Pro­vin­cial de Im­ba­bu­ra (GPI). “Mu­chas per­so­nas vie­nen con do­lo­res ar­ti­cu­la­res, en la es­pal­da y en el cue­llo. Hay quie­nes, por ejem­plo, tam­po­co se han des­pa­ra­si­ta­do o lle­gan por una gri­pe. En­ton­ces se les atien­de por to­dos los ca­sos o por to­das las do­len­cias que ten­gan”, ex­pli­ca Car­la Re­yes, mé­di­co de la bri­ga­da del GPI.

Los vo­lun­ta­rios de la fun­da­ción y los mé­di­cos de la bri­ga­da, atien­den a to­dos los pa­cien­tes con mu­cha sa­tis­fac­ción. “Dar un tiem­pi­to a la gen­te no cues­ta na­da”, men­cio­na son­rien­te Joa­quín Pineda, vo­lun­ta­rio de Su­maklla.

COM­PRO­MI­SO. Be­ne­fi­cia­ria es ayu­da­da por in­te­gran­te de la Fun­da­ción Su­maklla.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.