¿Vi­si­ta inopor­tu­na?

La Hora Quito - - Opinión - Dr. Ro­dri­go Con­te­ro Pe­ña­fiel

La in­fluen­cia so­cial de la po­lí­ti­ca pro­du­ce di­ver­sas im­pre­sio­nes, de­bi­do a su rá­pi­da cap­ta­ción en ca­da in­di­vi­duo; la pre­sen­cia o fal­ta de una cua­li­dad, al­te­ran la per­cep­ción glo­bal, las ex­pec­ta­ti­vas, mo­ti­va­cio­nes, me­tas. La so­cie­dad se ve afec­ta­da por el va­lor que mu­cha gen­te atri­bu­ye a los es­tí­mu­los. Es­tos pue­den ser preo­cu­pan­tes, ame­na­za­do­res o be­ne­fi­cio­sos, se­gún quien lo trans­mi­ta; pue­den ser de pre­jui­cio, ale­ja­das de la reali­dad, de pro­yec­ción o es­te­reo­ti­pa­das, en fun­ción de una per­so­na o de la iden­ti­dad del gru­po al que pro­mo­cio­na. Al­gu­nas per­so­nas po­seen tras­tor­nos que con­ta­mi­nan la for­ma de per­ci­bir el me­dio so­cial, oca­sio­nan­do se­ve­ras di­fi­cul­ta­des en la in­ter­ac­ción so­cial, en ra­zón de la ca­pa­ci­dad de res­pon­der a las emo­cio­nes que su pro­pia ac­ti­vi­dad o re­pre­sen­ta­ción lo exi­gen. Cier­tos com­por­ta­mien­tos ob­se­si­vos, re­pe­ti­ti­vos, con los que ac­túan de­ter­mi­na­dos per­so­na­jes pú­bli­cos, de­ben ser ob­ser­va­dos, así co­mo cuan­do, con ar­gu­men­tos cur­sis, bus­can ex­pli­car lo inex­pli­ca­ble, uti­li­zan­do una ver­bo­rrea y con­duc­ta an­ti­éti­ca que se apar­ta de la nor­ma­li­dad. Ten­ta­ti­va de frau­de pro­ce­sal, es vi­si­tar a una tes­ti­go pro­te­gi­da den­tro de un re­clu­so­rio, vio­lan­do to­das las nor­mas de con­duc­ta, le­ga­les y re­gla­men­ta­rias, pa­ra pre­ten­der ha­cer cam­biar el es­ta­do de las co­sas. Tam­bién del he­cho ale­gar en pú­bli­co que fue un “ac­to hu­ma­ni­ta­rio”. Se tra­ta­ría de un de­li­to, ti­pi­fi­ca­do en el Art. 272 in­ci­so pri­me­ro, en con­cor­dan­cia con el Art. 39 in­ci­so pri­me­ro del Có­di­go Or­gá­ni­co In­te­gral Pe­nal. No se pue­de de­fen­der con nin­gún ti­po de ar­gu­cias, por­que la sos­pe­cho­sa de­mues­tra una cla­ra im­po­si­bi­li­dad de dar sig­ni­fi­ca­do vá­li­do a sus pro­pias pa­la­bras y emo­cio­nes, que de­ben ser do­mi­na­das, a fin de ac­tuar con un mí­ni­mo de res­pe­to den­tro de la co­lec­ti­vi­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.