Má­gi­ca ve­la­da tau­ri­na en la Pla­za Bel­mon­te

Mi­les de qui­te­ños lle­na­ron el es­ce­na­rio tau­rino.

La Hora Quito - - Toros -

POR: SAN­TIA­GO AGUI­LAR • Ca­tor­ce años des­pués el Fes­ti­val de la Vir­gen Es­pe­ran­za de Tria­na con­ser­va aún su ma­gia ori­gi­nal; el re­co­le­to es­ce­na­rio de la cen­te­na­ria Pla­za de To­ros Bel­mon­te de Qui­to, ta­za de bro­ce ser­vi­da en el co­ra­zón de la ciudad, re­bo­só de mi­les de pri­vi­le­gia­dos afi­cio­na­dos que vi­vie­ron, otra vez, una no­che para el re­cuer­do.

Tras el pro­ce­sio­nal re­co­rri­do con la sa­gra­da ima­gen au­pa­da por los to­re­ros, uno a uno apa­re­cie­ron en el re­don­del re­ses de Hua­grahua­si y Tria­na que per­mi­tie­ron el triun­fo de sus li­dia­do­res que, in­va­ria­ble­men­te, se pro­di­ga­ron en la are­na para emo­cio­nar al gra­de­río en con­ti­nuos mo­men­tos de to­re­ría.

La ple­ni­tud del es­pec­tácu­lo se vi­vió du­ran­te la li­dia del ter­ce­ro de la no­che, un no­ta­ble to­ro de Hua­grahua­si nom­bra­do co­mo Re­ta­dor que aco­me­tió con bra­vu­ra y no­ble­za a los en­ga­ños. Fue­ron me­dio cen­te­nar de en­ra­za­das em­bes­ti­das con las que Da­vid Fan­di­la “El Fan­di” ca­ta­lo­gó su va­ria­da tau­ro­ma­quia has­ta fir­mar una lar­ga co­mo apa­sio­nan­te fae­na y el in­dul­to del gran Re­ta­dor.

Con el capote el tra­ba­jo fue va­rio­pin­to; ve­ró­ni­cas, chi­cue­li­nas, fa­ro­les y ser­pen­ti­nas pin­ta­ron de ro­sa el co­so, para dar lu­gar a un tre­pi­dan­te ter­cio de ban­de­ri­llas en el que, el ter­cer par, cla­va­do al vio­lín, cim­bró al ten­di­do. Con la te­la ro­ja, ya evi­den­te la ca­li­dad del ani­mal, el dies­tro to­reó de ro­di­llas con arro­jo y quie­tud. Ya de pie, “El Fan­di” acom­pa­só con la mano de­re­cha las re­pe­ti­das em­bes­ti­das, en se­ries com­pues­tas des­de el vis­to­so pa­se de las flo­res has­ta los lar­gos pa­ses de pe­cho.

Más ade­lan­te la len­ti­tud y el tem­ple apa­re­cie­ron en se­cuen­cias so­bre las dos ma­nos que con­fir­ma­ron la ca­li­dad del to­ro. Las ce­ñi­das ma­no­le­ti­nas fi­na­les de­ter­mi­na­ron los má­xi­mos tro­feos sim­bó­li­cos y el per­dón de la vi­da del so­bre­sa­lien­te ejem­plar.

Abrió el fes­te­jo el re­jo­nea­dor nacional Ál­va­ro Me­jía que, co­mo siem­pre, mos­tró su ca­pa­ci­dad y pro­gre­sión. El ji­ne­te, ejem­plo de de­di­ca­ción y es­fuer­zo, pa­re­ce no en­con­trar te­cho; su afi­ción aho­ra sos­te­ni­da en una im­por­tan­te ba­se téc­ni­ca le per­mi­te cum­plir ac­tua­cio­nes me­ri­to­rias. Tras cla­var un so­lo re­jón de cas­ti­go, con­du­jo a su ener­gé­ti­co ca­ba­llo Hor­mi­ga en el ter­cio de ban­de­ri­llas; para pren­der los rehi­le­tes al quie­bro se lu­ció mon­tan­do a To­re­ro y re­ci­bió el do­ble pre­mio.

La to­re­ra es­pa­ño­la Cris­ti­na Sánchez bus­có aco­plar­se al to­ro de me­nos pres­ta­cio­nes del fes­te­jo; sin em­bar­go, con vo­lun­tad to­reó con la mano de­re­cha en con­ta­das su­ce­sio­nes que fue­ron re­tri­bui­das con el re­co­no­ci­mien­to de la vuel­ta al rue­do fi­nal.

De­bu­tó en la mi­tad del mundo Emi­lio de Jus­to que abierto de capote lan­ceó por sie­te oca­sio­nes a la ve­ró­ni­ca y, en el co­ra­zón de la are­na, di­bu­jar una me­dia de pre­cio­sa con­fec­ción. Tras el qui­te por chi­cue­li­nas, ya con la mu­le­ta pu­so en es­ce­na su pul­cro con­cep­to al ma­ne­jar el pa­ño con la mano dies­tra. Ci­tan­do de fren­te y car­gan­do la suer­te en­gan­chó, una y otra vez, al buen to­ro de Tria­na en cin­co tan­das de so­brio di­se­ño que va­lie­ron el ga­lar­dón pos­tre­ro.

El jo­ven to­re­ro pe­ruano Joa­quín Gal­dós con­fir­mó su ple­tó­ri­co mo­men­to pro­fe­sio­nal en una es­tu­pen­da obra con el no­ble as­ta­do de Hua­grahua­si que en­fren­tó. Con el en­ga­ño gra­na lo­gró edi­fi­car un queha­cer “in cres­cen­do” con pa­sa­jes de ca­li­dad, en es­pe­cial, en la se­gun­da mi­tad del tras­teo. Enu­me­ra­mos seis mag­ní­fi­cos e hil­va­na­dos ca­pí­tu­los de de­re­cha­zos y na­tu­ra­les ex­pre­sa­dos con des­pa­cio­si­dad, rit­mo y, so­bre to­do, con la pro­fun­di­dad que ofre­ce el to­reo de mano ba­ja va­lo­ra­do en las ore­jas sim­bó­li­cas que re­ci­bió. Al ca­bo de la ve­la­da, los qui­te­ños se mar­cha­ron de la pla­za con el bu­qué del buen to­reo de­lei­tan­do sus sen­ti­dos.

RES­PAL­DO. La Pla­za Bel­mon­te aco­gió a la afi­ción qui­te­ña. (Foto: An­drea Grijalva)

MU­LE­TA. Da­vid Fan­di­la, ‘El Fan­di’, to­rea a Re­ta­dor de Hua­grahua­si. (Foto: An­drea Grijalva)

AR­TE. Joa­quín Gal­dós al ini­cio de su fae­na. (Foto: An­drea Grijalva)

TO­RE­RA. Cris­ti­na Sánchez vol­vió a rue­dos ecua­to­ria­nos. (Foto: An­drea Grijalva)

RE­JO­NEA­DOR. Ál­va­ro Me­jía triun­fó en la Pla­za Bel­mon­te. (Foto: An­drea Grijalva)

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.