Mi­nu­to de si­len­cio por un ju­ga­dor, ¡pe­ro es­tá vi­vo!

Un club ir­lan­dés pi­dió dis­cul­pas por dar por muer­to por error a uno de sus in­te­gran­tes.

La Hora Quito - - Curioso -

PE­RIO­DIS­MO.COM • El club de fút­bol Bally­brack FC de­bía ju­gar con­tra Ar­klow Town en la li­ga Leins­ter Se­nior de Ir­lan­da re­cien­te­men­te. Pe­ro el par­ti­do fue can­ce­la­do lue­go de que los re­pre­sen­tan­tes del Bally­brack anun­cia­ran que uno de los ju­ga­do­res ex­tran­je­ros del club, el es­pa­ñol Fer­nan­do Nuno La Fuen­te, ha­bía muer­to en un te­rri­ble accidente au­to­mo­vi­lís­ti­co. La li­ga se sor­pren­dió con la no­ti­cia, se guar­dó un mi­nu­to de si­len­cio an­tes del co­mien­zo de to­dos los otros par­ti­dos, los ju­ga­do­res lle­va­ban bra­za­le­tes ne­gros en me­mo­ria de Fer­nan­do y al­gu­nos equi­pos in­clu­so ex­pre­sa­ron sus con­do­len­cias en al­gu­nas de las re­des so­cia­les.

Sin em­bar­go, el asom­bro de la muer­te del com­pe­ti­dor pa­li­de­ció en com­pa­ra­ción con el im­pac­to de en­te­rar­se más tar­de que no es­ta­ba muer­to, sino que sim­ple­men­te ha­bía via­ja­do de re­gre­so a Es­pa­ña.

Los ofi­cia­les de la li­ga pos­pu­sie­ron el par­ti­do en­tre Bally­brack y Ar­klow Town, pe­ro pron­to se die­ron cuen­ta de que el su­pues­to fa­lle­ci­mien­to de Fer­nan­do Nuno La Fuen­te ha­bía si­do un tru­co para lo­grar exac­ta­men­te eso.

La men­ti­ra se vino aba­jo cuan­do la Li­ga se pu­so en con­tac­to con el club de La Fuen­te para ver si ha­bía al­go que pu­die­ran ha­cer para ayu­dar, y si po­dían po­ner­se en con­tac­to con su fa­mi­lia para ex­pre­sar sus con­do­len­cias. La res­pues­ta de Bally­brack FC ge­ne­ró mu­chas sos­pe­chas.

En de­ta­lle

“Las co­sas co­men­za­ron a acla­rar­se cuan­do pre­gun­ta­mos si po­día­mos po­ner­nos en con­tac­to con la fa­mi­lia del mu­cha­cho, y ver si ha­bía al­go que pu­dié­ra­mos ha­cer”, men­cio­nó el pre­si­den­te de la li­ga, Da­vid Mo­ran. “Di­je­ron que el cuer­po ya es­ta­ba de vuel­ta en Es­pa­ña, lo que real­men­te no cua­dra­ba”.

“Re­ci­bi­mos una lla­ma­da di­cien­do que su cuer­po ha­bía si­do en­via­do de re­gre­so a Es­pa­ña, y fue en­ton­ces cuan­do so­na­ron las alar­mas. No hu­bie­ran po­di­do ha­cer una au­top­sia o lo que sea en tan po­co tiem­po”, agre­gó Mo­ran. Co­men­za­mos a in­ves­ti­gar y lue­go re­ci­bí una lla­ma­da di­cien­do que se ha­bía mar­cha­do a ca­sa, a Es­pa­ña. “Es­toy en­can­ta­do de que el jo­ven es­té vi­vo, pe­ro es­toy ab­so­lu­ta­men­te es­tu­pe­fac­to por lo que es­tá pa­san­do”.

Una vez que se des­cu­brió el en­ga­ño, los fun­cio­na­rios de Bally­brack FC no tu­vie­ron más re­me­dio que emi­tir una dis­cul­pa a to­dos los afec­ta­dos por es­te “gra­ve e inacep­ta­ble error”. El se­cre­ta­rio del club re­nun­ció, pe­ro aún no es­tá cla­ro si fue él el res­pon­sa­ble del fal­so anuncio. Bally­brack so­lo de­cla­ró que es­ta per­so­na “ha es­ta­do ex­pe­ri­men­tan­do gra­ves di­fi­cul­ta­des per­so­na­les, sin el co­no­ci­mien­to de otros miem­bros del club”.

PREN­SA.La no­ti­cia del ju­ga­dor ‘muer­to’ sa­lió in­clu­so en Irish Daily Mail. (Foto: pe­rio­dis­mo.com)

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.