Va­len­tía, de­ci­sión y jus­ti­cia

La Hora Santo Domingo - - OPINIÓN - CARTAS

La ac­ti­tud va­lien­te y de­ci­di­da de Pa­tri­cia Ochoa, en bus­ca de en­con­trar la ver­dad y una jus­ti­cia, que en es­te país, la­men­ta­ble­men­te, que­da siem­pre en la sen­sa­ción de que no exis­te, o es es­ca­sa, to­tal­men­te nu­la o sim­ple­men­te es­tá par­cia­li­za­da, so­bre el cruel, vil y co­bar­de ase­si­na­to de 2010, por la de­lin­cuen­cia or­ga­ni­za­da y co­mo con­se­cuen­cia de sus va­lien­tes y fron­ta­les de­nun­cias de to­da la tra­ma de co­rrup­ción y ne­go­cia­dos, en torno a la ad­qui­si­ción de los he­li­cóp­te­ros Dh­ruv. La se­ño­ra Ochoa, dig­na de ad­mi­ra­ción, no co­no­ce de clau­di­ca­cio­nes, na­da la ha he­cho re­tro­ce­der. Guar­da en su al­ma fuer­za de vo­lun­tad para la su­pera­ción de obs­tácu­los. Ha acu­di­do a to­das las ins­tan­cias “ad­mi­nis­tra­do­ras de jus­ti­cia”, para que se es­cla­rez­ca la ver­dad de es­te ale­vo­so cri­men, pe­ro has­ta el mo­men­to no en­cuen­tran la tan an­sia­da res­pues­ta para su pro­pia paz y tran­qui­li­dad. Y para de­jar muy en al­to el nom­bre de su fa­mi­lia con la ver­dad. As­pi­ra­mos a que sus es­fuer­zos y lu­cha no sean va­nos, que la jus­ti­cia ac­túe co­mo co­rres­pon­de y pa­guen con la cár­cel los au­to­res in­te­lec­tua­les, cóm­pli­ces y en­cu­bri­do­res de cri­men. Fa­bián Fran­cis­co Pé­rez de Cas­tro CC: 170237767-0

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.