El oro y el tu­ris­mo, su sal­va­ción

El re­cien­te ‘ata­que’ del mar afec­tó 53 bohíos y 44 ca­sas. De­di­ca­dos al tu­ris­mo in­vi­tan al fe­ria­do de Año Nue­vo.

La Hora Tungutahua - - PORTADA -

Des­pués del fuer­te olea­je de los úli­mos días, los po­bla­do­res de las pla­yas de Es­me­ral­das bus­can pe­pi­tas de oro en la ori­lla del mar y es­pe­ran de los tu­ris­tas pa­ra su­pe­rar el du­ro gol­pe eco­nó­mi­co.

•Cuan­do pa­re­cía que la Na­vi­dad sí se­ría de pros­pe­ri­dad pa­ra el sec­tor tu­rís­ti­co de Es­me­ral­das, lle­gó el más fuer­te agua­je de los úl­ti­mos 10 años. Olas de has­ta 1.8 me­tros con una fre­cuen­cia de 18 se­gun­dos, de­mos­tra­ron su po­de­río al gol­pear las cos­tas de Eloy Al­fa­ro, Ata­ca­mes y Muis­ne.

De las 34 ban­de­ras ro­jas co­lo­ca­das en el per­fil cos­ta­ne­ro, 11 se ubi­ca­ron en Es­me­ral­das, don­de el Co­mi­té de Ope­ra­cio­nes de Emergencias (COE) pro­vin­cial cuan­ti­fi­ca los da­ños: 53 bohíos afec­ta­dos, 12 des­trui­dos; 44 ca­sas con afec­ta­cio­nes y cua­tro des­trui­das.

El Ins­ti­tu­to Ocea­no­grá­fi­co de la Ar­ma­da (Ino­car) ad­vier­te que has­ta hoy el mar se­gui­rá con su bra­vu­ra, mo­ti­va­do por el olea­je pro­ve­nien­te del pa­cí­fi­co Nor­te.

Fren­te al mar de Ton­chi­güe, en Ata­ca­mes, el agua­je ge­ne­ró imá­ge­nes su­rrea­lis­tas. 56 lan­chas es­tán en la ca­lle; pes­ca­do­res ju­gan­do nai­pe en ho­ra­rio de tra­ba­jo y 10 due­ños de res­tau­ran­tes lle­nan­do sa­cos con are­na y des­alo­jan­do el agua sa­la­da que des­de el sá­ba­do pa­sa­do no de­ja de in­gre­sar a sus ca­sas y lo­ca­les.

Lla­man a los tu­ris­tas

En­tre afec­ta­dos por el agua­je es­tá Nancy Ba­zur­to. Ella cen­tra su pen­sa­mien­to en có­mo re­cu­pe­rar lo per­di­do en Na­vi­dad. Y tie­ne una idea. Que to­das las au­to­ri­da­des le di­gan a los tu­ris­tas a tra­vés de los me­dios de co­mu­ni­ca­ción, que el agua­je se aca­ba hoy y por lo tan­to pue­den or­ga­ni­zar via­je pa­ra re­ci­bir el Fin de Año jun­to al mar.

En Súa, 13 km más ha­cia el nor­te de Ton­chi­güe, es­tá Es­tre­lla La­jo­nes, una de las ope­ra­do­ras tu­rís­ti­ca de la zo­na, quien se su­ma a la pro­pues­ta ‘agre­si­va’ de pro­mo­ción tu­rís­ti­ca. Y ar­gu­men­ta: “El mar lo des­tru­yó to­do (12 ba­res jun­tos al mar) por aho­ra só­lo nos que­da en­con­trar al­gu­na pe­pi­ta o al­go de oro. Pe­ro lo me­jor es que ven­gan los tu­ris­tas”, co­men­ta, mien­tras bus­ca, jun­to a unos cuan­tos, el me­tal pre­cio­so al fi­lo de lo que era el bu­llan­gue­ro ma­le­cón.

Pa­ra uno de los po­li­cías co­mu­ni­ta­rio de Súa, una pro­pues­ta rá­pi­da pa­ra atraer al tu­ris­ta se­ría que las au­to­ri­da­des ha­gan un plan de lim­pie­za de es­com­bros; que co­lo­quen car­pas jun­to al mar pa­ra la gas­tro­no­mía y que se ofrez­ca trans­por­te gra­tis des­de Ata­ca­mes has­ta Súa, don­de es­tán gol­pea­dos por el agua­je que em­pe­zó el 22 de di­ciem­bre.

Esa idea no es­tá en­tre lo re­suel­to en el COE. Tre­ce re­pre­sen­tan­tes del sec­tor pú­bli­co, en­tre ellos el Go­ber­na­dor de Es­me­ral­das, de­ci­die­ron que el Mi­nis­te­rio de Trans­por­te y Obras Pú­bli­cas au­to­ri­ce la com­pra de 3.000 m3 de pie­dra pa­ra es­co­lle­ra pa­ra los can­to­nes afec­ta­dos. De la co­lo­ca­ción y trans­por­te se en­car­ga­ría la Pre­fec­tu­ra.

Mien­tras eso ocu­rre, en Súa y Ton­su­pa al­gu­nos ce­vi­che­ros, ven­de­do­res de cer­ve­zas y cu­rio­sos se aferran a bus­car oro al fi­lo de mar; di­cen que es lo úni­co, por aho­ra pa­ra ge­ne­rar di­ne­ro.

ES­ME­RAL­DAS

NE­CE­SI­DAD. La fuer­za del mar gol­peó fuer­te­men­te a ma­le­co­nes co­mo el de Súa cantón Ata­ca­mes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.