Alum­bra­mien­tos afro y cha­chis, tra­di­cio­nes que no de­ben per­der­se

El gru­po de ma­rim­ba ‘San­ta Cruz’ con el te­ma Ca­ram­ba, ani­mó a los pre­sen­tes.

La Hora Zamora - - INTERCULTURAL -

ES­ME­RAL­DAS • Una ma­ña­na de vi­ven­cias an­ces­tra­les tu­vie­ron los es­tu­dian­tes de En­fer­me­ría de la Uni­ver­si­dad Ca­tó­li­ca de Es­me­ral­das, do­cen­tes y de­más asis­ten­tes, que ob­ser­va­ron y apren­die­ron las for­mas tra­di­cio­na­les co­mo an­tes de que exis­tie­ran las ca­sas de sa­lud en las co­mu­ni­da­des ru­ra­les, eran aten­di­dos los par­tos afro y cha­chis.

Du­ran­te la dra­ma­ti­za­ción del gru­po de mu­je­res afro, se apre­ció que la uti­li­za­ción de las plan­tas me­di­ci­na­les co­mo ru­da, ma­ra, oré­gano, yer­ba bue­na, es­pí­ri­tu san­to, man­za­ni­lla, men­ta, en­tre otras, eran uti­li­za­das lue­go del par­to pa­ra lim­piar los res­tos de san­gre que pu­die­ran que­dar en el vien­tre de la par­tu­rien­ta.

En cuan­to a la for­ma tra­di­cio­nal del alum­bra­mien­to de la mu­jer cha­chi, tam­bién mos­tra­ron plan­tas me­di­ci­na­les que apor­tan a la bue­na sa­lud de la fu­tu­ra ma­dre y que el ad­ve­ni­mien­to del ni­ño sea de go­zo, co­mo la San­ta Ma­ría, con cu­yas ho­jas se pre­pa­ra un ba­ño ti­bio que sir­ve pa­ra com­ba­tir el res­frío.

Res­ca­tar va­lo­res

Uno de los es­tu­dian­tes de la es­cue­la de En­fer­me­ría, or­ga­ni­za­do­ra de la ac­ti­vi­dad, Yordy Es­tu­pi­ñán, muy con­ten­to di­jo que son in­tere­san­tes esas for­ma de aten­der un par­to en un área ru­ral y que le gus­ta­ría vi­vir esa reali­dad, a pe­sar que aho­ra la reali­dad es otra.

El pro-rec­tor de la Uni­ver­si­dad Ca­tó­li­ca de Es­me­ral­das (Pu­ce­se), Ai­tor Ur­bi­na, di­jo que el ob­je­ti­vo de la ac­ti­vi­dad apun­tó a res­ca­tar los sa­be­res an­ces­tra­les que es­tán en las co­mu­ni­da­des in­vi­si­bli­za­dos y que de al­gu­na ma­ne­ra se los quie­re evi­den­ciar, es de­cir, que hay to­da una sa­bi­du­ría de años y si­glos que ayu­dan a las per­so­nas a cui­dar­se en el em­ba­ra­zo, el par­to y post par­to.

“Yo creo que po­ner en re­la­ción a la Aca­de­mia con su mé­to­do cien­tí­fi­co y sa­be­res an­ces­tra­les es im­por­tan­te, por­que to­dos tie­nen que apor­tar pa­ra me­jo­rar la vi­da de las per­so­nas”, re­co­no­ció Ur­bi­na. Agre­gó que los sa­be­res an­ces­tra­les a mu­chos ni­ve­les pa­ra to­dos son im­por­tan­tes, re­cor­dan­do a Juan Gar­cía, que res­ca­tó mu­chos de los sa­be­res an­ces­tra­les en di­fe­ren­tes as­pec­tos de la co­ti­dia­ni­dad y de la vi­da, y que las lle­vó a la Aca­de­mia.

Pe­li­gro

Ad­vir­tió que exis­te el pe­li­gro que mu­chos sa­be­res des­apa­rez­can,

que han si­do tras­mi­ti­dos de sus pa­dres, abue­los y al pa­re­cer se es­tá a tiem­po don­de se quie­bra el tras­pa­so de esos sa­be­res a las ge­ne­ra­cio­nes, por eso es im­por­tan­te que ha­ya lu­ga­res don­de se con­ser­ven y pro­fun­di­cen es­te ti­po de in­for­ma­cio­nes.

Fe­li­sa Cai­ce­do Can­gá, una de las co­ma­dro­nas de la pa­rro­quia Co­lón Eloy, na­rró que sin­tió mu­cha pe­na y do­lor que por los años 1979-1980 eran po­cas las co­ma­dro­nas que exis­tían, en su co­mu­ni­dad so­lo ha­bía una y las de­más ha­bía que ir­las a bus­car a otras co­mu­ni­da­des y eso la mo­ti­vó a for­mar­se a tra­vés de un cur­so co­mo au­xi­liar de obs­te­tras.

Cai­ce­do se vio mo­ti­va­da a ca­pa­ci­tar­se pa­ra ayu­dar a sus com­pa­ñe­ras pa­ra sal­va­guar­dar sus vi­das cuan­do iban a dar a luz, por­que pa­ra aque­lla épo­ca el Mi­nis­te­rio de Sa­lud no ha­cía pre­sen­cia en ese sec­tor, má­xi­mo man­da­ban una per­so­na sin con­tar con nin­gu­na in­fra­es­truc­tu­ra.

COS­TUM­BRES. In­te­gran­tes de la na­cio­na­li­dad Cha­chi tam­bién vi­si­bi­li­za­ron esa for­ma aten­ción a las em­ba­ra­za­das en sus co­mu­ni­da­des.

TRA­DI­CIÓN. Seis mu­je­res afro dra­ma­ti­za­ron un par­to en un área ru­ral de la zo­na nor­te de la pro­vin­cia de Es­me­ral­das.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.