La ma­gia ama­zó­ni­ca co­mien­za en Ara­juno

El tu­ris­mo co­mu­ni­ta­rio con­cen­tra gente que se en­ri­que­ce con la na­tu­ra­le­za y se com­pro­me­te con la pro­tec­ción.

La Hora Zamora - - VIAJA -

A ho­ra y me­dia de Pu­yo (Pas­ta­za) es­tá Ara­juno, una po­bla­ción que al­ber­ga a va­rias co­mu­ni­da­des kich­wa- ama­zó­ni­cas, wao­ra­nis y shua­ras. Es­tas han em­pren­di­do en tu­ris­mo co­mu­ni­ta­rio, alojan a los tu­ris­tas en ca­ba­ñas cons­trui­das con ma­te­rial de la zo­na, los ali­men­tan con co­mi­da na­ti­va y les en­se­ñan a vi­vir en ar­mo­nía con la na­tu­ra­le­za. Siem­pre res­pe­tan­do su cul­tu­ra, cos­mo­vi­sión, prác­ti­cas an­ces­tra­les, así co­mo cos­tum­bres y tra­di­cio­nes.

Se encuentran las co­mu­nas Shi­wa­ku­cha, Wa­kuno, San Vir­gi­lio, Ce­ploa, Way­lla Sa­cha y Chun­ta Pak­cha, que es­tán lis­tas para re­ci­bir a los vi­si­tan­tes.

En to­das ofer­tan hos­pe­da­je, ali­men­ta­ción com­ple­ta y guías na­ti­vos que con­du­cen por sen­de­ros con al­gu­nas ho­ras de ca­mi­na­ta por las en­tra­ñas de la sel­va. Asi­mis­mo, im­pul­san a ex­pe­ri­men­tar aven­tu­ra (ca­no­ta­je, tu­bing) en las aguas del río Ara­juno. In­clu­yen a las per­so­nas en sus prác­ti­cas ce­re­mo­nia­les, co­mo la to­ma de la ayahuas­ca y el sha­ma­nis­mo.

Aven­tu­ra na­tu­ral

En Chun­ta Pak­cha, que es­tá en el ki­ló­me­tro 50 de la vía Pu­yo-Ara­juno, sus po­bla­do­res con­du­cen al tu­ris­ta por los sa­la­de­ros de lo­ros y les lle­van por sen­de­ros ha­cia cas­ca­das, pie­dras, je­ro­glí­fi­cos don­de se prac­ti­ca­ba el sha­ma­nis­mo, la­gu­nas, ca­ver­nas y ríos.

En esas lar­gas ca­mi­na­tas se ob­ser­van ani­ma­les sil­ves­tres, aves, rep­ti­les y una va­rie­dad de es­pe­cies ve­ge­ta­les, mu­chas de ellas usa­das co­mo me­di­ci­na­les.

La dan­za, el sha­ma­nis­mo, la mú­si­ca, la ar­te­sa­nía de ce­rá­mi­ca, la bal­sa, la ma­de­ra, las se­mi­llas y los mu­llos, ade­más del ma­ne­jo de las cha­cras ca­se­ras, se in­clu­yen en los pa­que­tes to­do ser­vi­cio que ofer­tan.

Las ac­ti­vi­da­des tu­rís­ti­cas en Chun­da Pak­cha, a la que se in­gre­sa por el ki­ló­me­tro 15 de la vía Ara­juno-Shi­wa­ku­cha, co­mien­zan con un diá­lo­go con las per- so­nas de la co­mu­ni­dad, las que cuen­tan so­bre su his­to­ria, or­ga­ni­za­ción, cos­tum­bres y cul­tu­ra an­ces­tral; a la no­che es in­fal­ta­ble el ri­tual de Ya­chak y una lim­pia.

De­pen­dien­do de los días que per­ma­ne­ce­rá en el si­tio, los guías del lu­gar lo lle­van por sen­de­ros eco­ló­gi­cos abier­tos en los bos­ques pri­ma­rios para ob­ser­var aves y ár­bo­les de san­gre de drago de has­ta 38 m de al­tu­ra (cu­yo lí­qui­do os­cu­ro sir­ve para cu­rar he­ri­das e in­fla­ma­cio­nes). Tam­bién es po­si­ble re­co­no­cer plan­tas me­di­ci­na­les y sus usos, dis­fru­tar de una cas­ca­da de 94 m de al­tu­ra con­si­de­ra­da sa­gra­da y prac­ti­car pes­ca de­por­ti­va en el río Wa­puno. Y eso no es to­do, ya que se pue­den con­fec­cio­nar ar­te­sa­nías en ba­rro jun­to con las mu­je­res de la co­mu­ni­dad y par­ti­ci­par en la dan­za kich­wa de la zo­na, co­mo ac­ti­vi­da­des de in­te­gra­ción y res­pe­to.

In­ves­ti­ga­ción

La Co­mu­ni­dad Etno eco­ló­gi­ca Pa­blo Ló­pez de Oglán Al­to (Ce­ploa), con­for­ma­da por 32 fa­mi­lias, se en­cuen­tra asen­ta­da en la cuen­ca del río Oglán Al­to. Aquí, sus guías lle­van al vi­si­tan­te a ob­ser­var mo­nos, aves, plan­tas me­di­ci­na­les. Lo ha­cen par­tí­ci­pe de sus ri­tua­les, le en­se­ñan a ela­bo­rar ar­te­sa­nías y fes­te­jan brin­dan­do con chi­cha de yu­ca o de chon­ta o con wa­yu­sa.

En es­ta zo­na tam­bién se im­pul­sa el tu­ris­mo cien­tí­fi­co, so­bre to­do por­que allí es­tá la es­ta­ción de in­ves­ti­ga­ción Ju­ri Ju­ri Kaw­say, en la cual se ge­ne­ra co­no­ci­mien­to y con­ser­va­ción de la bio­di­ver­si­dad y la pro­tec­ción de la cos­mo­vi­sión y sa­be­res an­ces­tra­les de la co­mu­ni­dad.

AC­TI­VI­DA­DES. El bai­le y la mú­si­ca pro­pios de los pue­blos kich­was ama­zó­ni­cos for­man par­te de las ac­ti­vi­da­des ofer­ta­das. (Fo­to: ara­juno.gob.ec)

RI­TUAL. Los sha­ma­nes se encargan de lim­piar a los vi­si­tan­tes con plan­tas de la sel­va para ahu­yen­tar las ma­las ener­gías. (Fo­to: ame.gob.ec)

NA­TU­RA­LE­ZA. Ara­juno es una tie­rra rica en ríos y cas­ca­das sa­gra­das. (Fo­to: ara­juno.gob.ec)

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.