Sec­to­res exi­gen la reaper­tu­ra de los centros ar­te­sa­na­les

Un ex­do­cen­te di­ce que el Es­ta­do pu­so un "INRI a es­tas pro­fe­sio­nes". Los pri­va­dos ga­nan es­pa­cio.

La Hora Zamora - - REPORTE -

lo­ja • La as­pi­ra­ción de Ani­ta J., jo­ven ma­dre de dos niños, es im­ple­men­tar, en un fu­tu­ro no muy le­jano, su pro­pio es­ta­ble­ci­mien­to. Aun­que cuen­ta con la experiencia, ad­qui­ri­da me­dian­te la prác­ti­ca cons­tan­te del ofi­cio des­de ha­ce al­gu­nos años, es­pe­ra pri­me­ro ob­te­ner el tí­tu­lo ar­te­sa­nal de maes­tra en la ra­ma.

De 21 años de edad y oriun­da del can­tón Chinchipe, de la pro­vin­cia de Zamora Chinchipe, es­ta jo­ven cuen­ta que le fal­ta po­co tiem­po pa­ra cul­mi­nar su for­ma­ción en un cen­tro ar­te­sa­nal par­ti­cu­lar de Lo­ja. Pe­ro asis­tir y per­ma­ne­cer en di­cho cen­tro has­ta ter­mi­nar su for­ma­ción no ha si­do na­da fácil, prin­ci­pal­men­te por el as­pec­to eco­nó­mi­co.

Co­mo par­te de su preparación, Ani­ta J. tie­ne que rea­li­zar prác­ti­cas, y pa­ra ello de­be, de su bol­si­llo, po­ner el di­ne­ro pa­ra com­prar los ma­te­ria­les, que, se­gún di­ce, no son ba­ra­tos. Cal­cu­la que des­de que se ma­tri­cu­ló has­ta la fe­cha, ha gas­ta­do unos 3.000 dó­la­res co­mo par­te de su for­ma­ción. “En las prác­ti­cas uno tie­ne que po­ner to­do el ma­te­rial”, se­ña­la.

Ese di­ne­ro no le ha si­do fácil con­se­guir­lo, pe­ro tra­ba­jar en un es­ta­ble­ci­mien­to de be­lle­za en el cen­tro de la ur­be lo­ja­na le ha per­mi­ti­do sol­ven­tar los gas­tos.

Su reali­dad es di­fe­ren­te a la de otras jó­ve­nes que fue­ron sus com­pa­ñe­ras en ese cen­tro par­ti­cu­lar. Ellas de­ja­ron de asis­tir al cur­so por­que no tu­vie­ron el di­ne­ro pa­ra se­guir cos­tean­do su for­ma­ción. Pe­se a las di­fi­cul­ta­des eco­nó­mi­cas, su si­tua­ción es me­jor que la de va­rias de sus com­pa­ñe­ras. Re­la­ta que “la ma­yo­ría de com­pa­ñe­ras no cuen­tan con los re­cur­sos eco­nó­mi­cos, no can­ce­lan, fal­tan has­ta con­se­guir el di­ne­ro…” y “otras se han re­ti­ra­do por el mis­mo mo­ti­vo”. LUIS MU­ñOZ MU­ñOZ

EX­DO­CEN­TE DE UN CEN­TRO AR­TE­SA­NAL NELSON PINEDA ILLES­CAS

PRE­SI­DEN­TE DE LA JUN­TA PRO­VIN­CIAL DE DE­FEN­SA DEL AR­TE­SANO

Centros fis­ca­les ce­rra­dos

El no con­tar con re­cur­sos eco­nó­mi­cos pa­ra for­mar­se en un cen­tro o aca­de­mia par­ti­cu­lar, se ha vuel­to una tra­ba pa­ra mu­chas per­so­nas que as­pi­ran te­ner un tí­tu­lo ar­te­sa­nal. En años pasados, en el país, hu­bo centros ar­te­sa­na­les fis­ca­les que for­ma­ban nue­vos ar­te­sa­nos. Era el Es­ta­do el que fi­nan­cia­ba esa ca­pa­ci­ta­ción.

Luis Mu­ñoz Mu­ñoz, abo­ga­do en li­bre ejer­ci­cio y ex­pro­fe­sor del Cen­tro de For­ma­ción Ar­te­sa­nal Fis­cal Fe­de­ra­ción Ar­te­sa­nos de Lo­ja, re­fie­re que con los centros fis­ca­les se ge­ne­ra­ron mu­chas fuen­tes de tra­ba­jo. Re­cuer­da que en un ini­cio, la for­ma­ción ar­te­sa­nal era du­ran­te un año in­ten­si­vo y per­mi­tía que in­me­dia­ta­men­te los nue­vos ar­te­sa­nos em­pie­cen a tra­ba­jar, ya sea en ra­mas co­mo la be­lle­za, sas­tre­ría, car­pin­te­ría, me­cá­ni­ca…

Aco­ta que, pos­te­rior­men­te, la for­ma­ción ar­te­sa­nal en centros fis­ca­les pa­só a du­rar dos años, y lue­go, a tres. Des­pués, in­di­ca, el Es­ta­do pre­ten­dió rea­li­zar una re­in­ge­nie­ría “ab­so­lu­ta­men­te an­ti­téc­ni­ca” de es­tos centros ar­te­sa­na­les fis­ca­les, pa­ra fi­nal­men­te “des­apa­re­cer­los” y “con­ver­tir­los en uni­da­des de edu­ca­ción bá­si­ca”.

Se­ña­la que ahí el as­pi­ran­te a

ar­te­sano pri­me­ro de­be gra­duar­se de ba­chi­ller pa­ra lue­go op­tar por se­guir una ra­ma ar­te­sa­nal “o, en su de­fec­to, asis­tir a centros pri­va­dos”. Pre­ci­sa que “es­to fue el aca­bo­se de los ar­te­sa­nos”. “Se pu­so el INRI en ca­da una de las pro­fe­sio­nes”, com­ple­men­ta Luis Mu­ñoz Mu­ñoz.

A su cri­te­rio, el cie­rre de los centros ar­te­sa­na­les fis­ca­les tam­bién con­tri­bu­yó a que des­apa­rez­can pro­fe­sio­nes rá­pi­das y téc­ni­cas.

Lo acer­ta­do, men­cio­na, se­ría que el Es­ta­do re­abra esos centros ar­te­sa­na­les “a efec­to de que los ar­te­sa­nos pue­dan pre­pa­rar­se y pue­dan desa­rro­llar sus ac­ti­vi­da­des nor­ma­les”.

Pro­ce­so

La ra­ma de be­lle­za es la que más de­man­da tie­ne en Lo­ja.

No se ha per­di­do la es­pe­ran­za que vuel­van los centros ar­te­sa­na­les”

El pre­si­den­te de la Jun­ta Pro­vin­cial de De­fen­sa del Ar­te­sano de Lo­ja, Nelson Pineda Illes­cas, re­cuer­da que en 2014 el Mi­nis­te­rio de Edu­ca­ción ini­ció un pro­ce­so pa­ra con­ver­tir a los centros ar­te­sa­na­les en es­cue­las pa­ra per­so­nas con es­co­la­ri­dad in­con­clu­sa.

El ar­te­sano agre­ga que la ma­yo­ría de do­cen­tes de esos centros eran de es­ta car­te­ra de Es­ta­do, y em­pe­za­ron a ser re­ubi­ca­dos pa­ra que im­par­tan cla­ses en el sis­te­ma de edu­ca­ción re­gu­lar. Re­fie­re que el Mi­nis­te­rio de Edu­ca­ción ar­gu­men­tó, con do­cu­men­tos, que no es el en­car­ga­do de la for­ma­ción ar­te­sa­nal.

Es a par­tir de ahí cuan­do, pun­tua­li­za, em­pie­za el pro­ce­so de cie­rre de es­tos centros ar­te­sa­na­les fis­ca­les. “Se hi­cie­ron to­das las di­li­gen­cias 5

ar­te­sa­na­les par­ti­cu­la­res exis­ten en la ciu­dad de Lo­ja.

90

Centros par­ti­cu­la­res

Nelson Pineda Illes­cas ad­mi­te co­mo “un per­jui­cio gran­de” el que es­tos centros fis­ca­les ha­yan si­do ce­rra­dos, es­pe­cial­men­te pa­ra las per­so­nas de ba­jos re­cur­sos eco­nó­mi­cos. Ve que es­ta si­tua­ción ha he­cho que se fre­ne en un por­cen­ta­je la for­ma­ción de nue­vos ar­te­sa­nos.

An­te ello, en­tre las op­cio­nes que exis­ten ac­tual­men­te pa­ra for­mar­se

Ti­tu­la­ción

An­te la fal­ta de los centros de for­ma­ción ar­te­sa­nal fis­ca­les, Nelson Pineda Illes­cas di­ce que la Jun­ta Pro­vin­cial de De­fen­sa del Ar­te­sano su­ple esa ne­ce­si­dad emi­tien­do tí­tu­los ar­te­sa­na­les. Es así que di­chos tí­tu­los los con­fie­ren a tra­vés de mo­da­li­da­des co­mo la de es­tu­dios en centros ar­te­sa­na­les par­ti­cu­la­res, que du­ra dos años; ti­tu­la­ción por prác­ti­ca pro­fe­sio­nal, que es pa­ra ar­te­sa­nos que de­mues­tren te­ner más de siete años de experiencia en el ofi­cio; o por sus pro­pios de­re­chos, que es pa­ra per­so­nas que tie­nen un tí­tu­lo aca­dé­mi­co afín a la ra­ma ar­te­sa­nal en la que desean ti­tu­lar­se. Asi­mis­mo, a quie­nes ten­gan un tí­tu­lo ob­te­ni­do en el extranjero, la Jun­ta Pro­vin­cial le con­va­li­da di­cho tí­tu­lo.

es el mon­to pro­me­dio que co­bran men­sual­men­te.

OFI­CIO.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.