Giam­mat­tei asu­me co­mo pre­si­den­te de Gua­te­ma­la

El po­lé­mi­co mé­di­co con­ser­va­dor, di­ri­gi­rá des­de hoy las rien­das de Gua­te­ma­la.

La Hora Zamora - - PORTADA -

El mé­di­co de­re­chis­ta Ale­jan­dro Giam­mat­tei asu­mió ayer co­mo pre­si­den­te de Gua­te­ma­la en sus­ti­tu­ción del im­po­pu­lar Jimmy Mo­ra­les con la pro­me­sa de ata­car la co­rrup­ción y con­te­ner los ele­va­dos ín­di­ces de po­bre­za.

CIU­DAD DE GUA­TE­MA­LA, AFP• El mé­di­co de­re­chis­ta Ale­jan­dro Giam­mat­tei asu­mió ayer co­mo pre­si­den­te de Gua­te­ma­la en sus­ti­tu­ción del im­po­pu­lar Jimmy Mo­ra­les con la pro­me­sa de ata­car la co­rrup­ción y con­te­ner los ele­va­dos ín­di­ces de po­bre­za.

Giam­mat­tei, de 63 años, fue ju­ra­men­ta­do co­mo el 51° pre­si­den­te de Gua­te­ma­la, pues­to que al­can­zó en su cuar­to in­ten­to al vencer en un ba­lo­ta­je en agos­to a la ex­pri­me­ra da­ma Sandra To­rres, quien pos­te­rior­men­te fue arres­ta­da por un ca­so de fi­nan­cia­mien­to ilí­ci­to en su cam­pa­ña de 2015.

In­vi­ta­dos

Acu­die­ron a la ce­re­mo­nia los pre­si­den­tes Iván Du­que, de Co­lom­bia; Le­nin Mo­reno, de Ecua­dor; Na­yib Bu­ke­le, de El Sal­va­dor; Juan Or­lan­do Her­nán­dez, de Hon­du­ras; Lau­ren­tino Cor­ti­zo, de Pa­na­má; y Da­ni­lo Me­di­na, de Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na.

Pre­vio a la ju­ra­men­ta­ción de Giam­mat­tei, los nue­vos dipu­tados eli­gie­ron su nue­va di­rec­ti­va de un año, que­dan­do co­mo pre­si­den­te el ofi­cia­lis­ta Allan Ro­drí­guez.

De ca­rác­ter fuer­te, Giam­mat­tei, quien ga­nó no­to­rie­dad co­mo di­rec­tor de las cár­ce­les pú­bli­cas en­tre 2006 y 2007, pro­me­tió en cam­pa­ña ata­car la po­bre­za, que ase­gu­ra ha “co­no­ci­do de cer­ca” y que es­pe­ra re­du­cir a 25% pa­ra 2032. La po­bre­za afec­ta a 59,3% de los 15 mi­llo­nes de ha­bi­tan­tes en Gua­te­ma­la y es uno de los fac­to­res que im­pul­san la mi­gra­ción ile­gal de mi­les de gua­te­mal­te­cos ca­da año a Es­ta­dos Uni­dos. Pa­ra al­can­zar sus ob­je­ti­vos, Giam­mat­tei le apues­ta al Plan Na­cio­nal de In­no­va­ción y Desa­rro­llo que tie­ne co­mo pi­la­res la eco­no­mía, com­pe­ti­ti­vi­dad

y pros­pe­ri­dad, el desa­rro­llo so­cial y la se­gu­ri­dad.

Ex­pec­ta­ti­va

El pró­xi­mo pre­si­den­te ten­drá co­mo re­to re­vi­vir la lu­cha con­tra la co­rrup­ción que no pu­do li­de­rar Mo­ra­les.

El pre­si­den­te sa­lien­te fue elec­to en 2015 cuan­do el país atra­ve­sa­ba una cri­sis por re­ve­la­cio­nes de un frau­de en las adua­nas di­ri­gi­do por el en­ton­ces man­da­ta­rio Ot­to Pé­rez (2012-2015), que ge­ne­ró el re­cha­zo po­pu­lar a los po­lí­ti­cos tra­di­cio­na­les.

Pé­rez re­nun­ció en sep­tiem­bre de 2015, cua­tro me­ses an­tes de que ter­mi­na­ra su man­da­to, y ac­tual­men­te guar­da pri­sión a la es­pe­ra de un jui­cio.

Los gua­te­mal­te­cos vie­ron en Mo­ra­les, ajeno a la política y co­no­ci­do por sus ac­tua­cio­nes en la te­le­vi­sión, co­mo la per­so­na que ata­ca­ría la co­rrup­ción, pe­ro su ges­tión se ca­rac­te­ri­zó por pug­nas con­tra la des­apa­re­ci­da Co­mi­sión In­ter­na­cio­nal Con­tra la Im­pu­ni­dad en Gua­te­ma­la (Cicig).

La Cicig, di­ri­gi­da por el ex­juez co­lom­biano Iván Ve­lás­quez, ayu­dó a la fis­ca­lía a des­ta­par el ca­so de Pé­rez y otros pro­ce­sos que in­vo­lu­cra­ron a Mo­ra­les y sus fa­mi­lia­res, así co­mo a po­de­ro­sos em­pre­sa­rios con­si­de­ra­dos in­to­ca­bles.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.