MOTONAVE HUANCAVILCA, bu­que de ma­yor du­ra­ción de nues­tra his­to­ria

Memorias Porteñas - - News - Por MA­RIANO SÁN­CHEZ BRA­VO

La no­ti­cia más le­ja­na que te­ne­mos de es­te bu­que nos la da don Ju­lio Es­tra­da Yca­za en su li­bro El si­glo de los va­po­res flu­via­les: 1840-1940, cuan­do de­ta­lla la lis­ta com­ple­ta de los va­po­res re­gis­tra­dos en 1911 an­te la au­to­ri­dad ma­rí­ti­ma, en­tre ellos el Mon­te Al­to, de 33 to­ne­la­das, cu­yo ar­ma­dor era don Fran­cis­co Ur­bi­na Ja­do. Di­re­mos de una vez que Mon­te Al­to fue co­mo se lla­mó en sus ini­cios di­cha motonave, que des­pués se­ría re­bau­ti­za­da co­mo En­ri­que Val­dez, y fi­nal­men­te co­mo Huancavilca, si­guien­do en ac­ti­vi­dad has­ta la ac­tua­li­dad co­mo uni­dad flu­vial del Cuer­po de Bom­be­ros de Gua­ya­quil, con 107 años de exis­ten­cia. De se­gu­ro es es­te el bu­que más lon­ge­vo de nues­tra his­to­ria, su­peran­do a aquel na­vío Cris­to Vie­jo, que fue cons­trui­do por 1650 y ha­bría te­ni­do más de 80 años de du­ra­ción.

Al co­men­zar el año 1913 nues­tra Ma­ri­na de Gue­rra so­lo te­nía tres bu­ques: el ca­za­tor­pe­de­ro Li­ber­ta­dor Bo­lí­var, el cru­ce­ro Co­to­pa­xi y el tor­pe­de­ro Tar­qui. El 24 de sep­tiem­bre de di­cho año el co­ro­nel Car­los Con­cha To­rres, con un gru­po de hom­bres, ata­có sor­pre­si­va­men­te al cuar­tel de po­li­cía de la ciu­dad de Es­me­ral­das, del que to­ma­ron po­se­sión pa­ra apo­de­rar­se de sus fusiles. Ha­bía ini­cia­do la Re­vo­lu­ción de Es­me­ral­das.

Por di­cho mo­ti­vo la Ar­ma­da es­ta­ble­ció una cam­pa­ña con los bu­ques que con­for­ma­ban su Fuer­za Na­val, pe­ro es­ta fue in­cre­men­ta­da con la ad­qui­si­ción del ya­te Ca­va­lier, re­cla­si­fi­ca­do co­mo guar­da­cos­tas Pa­tria, y el bu­que car­gue­ro Ha­ta­su, de ban­de­ra in­gle­sa, que en nues­tra Ma­ri­na to­mó el nom­bre de trans­por­te Cons­ti­tu­ción, ad­qui­ri­do en el mes de di­ciem­bre.

So­bre­vi­nie­ron se­gui­da­men­te otros com­ba­tes en­tre los re­vo­lu­cio­na­rios de Con­cha y las tro­pas del Ejér­ci­to, y el de Gua­ya­bo re­sul­tó ca­tas­tró­fi­co pa­ra los go­bier­nis­tas. Des­pués de ese epi­so­dio el con­flic­to con­ti­nuó, y ya el 10 de fe­bre­ro de 1914 el co­man­dan­te del ca­za­tor­pe­de­ro re­ci­bió la or­den del ge­ne­ral Na­va­rro de bom­bar­dear va­rias ca­sas de la ciu­dad de Es­me­ral­das, pues se ha­bía ob­ser­va­do a la gen­te ocu­pa­da en ha­cer trin­che­ras. El bu­que dis­pa­ró 15 pro­yec­ti­les de 120 mm con re­sul­ta­dos de­mo­le­do­res. Ca­si al mo­rir la tar­de, tan­to el Co­to­pa­xi co­mo el Li­ber­ta­dor Bo­lí­var ca­ño­nea­ron la ciu­dad cau­san­do in­cal­cu­la­bles da­ños.

Al día si­guien­te se es­pe­ra­ba al pe­que­ño re­mol­ca­dor Mon­te Al­to, que ha­cía me­nos de un mes ha­bía si­do aña­di­do a la flo­ti­lla na­val que ac­tua­ba en Es­me­ral­das, pe­ro no lle­gó. Eso en ins­tan­cias en que las fuer­zas del Ejér­ci­to se apres­ta­ban a des­em­bar­car, des­pués del ca­ño­neo des­de los bu­ques, aun­que ha­bía in­de­ci­sio­nes. Se en­vió al tor­pe­de­ro Tar­qui y al va­por Aní­bal San­tos a bus­car­lo, pe­ro no lo en­con­tra­ron. El Mon­te Al­to arri­bó a Es­me­ral­das el día 14, re­mol­can­do 8 ba­lan­dras y 2 bo­tes, en­via­dos pa­ra efec­tuar el des­em­bar­co de las tro­pas del Go­bierno.

Los bu­ques se alis­ta­ron pa­ra des­em­bar­car las tro­pas, y en la no­che del 4 de mar­zo, a las 22:00 ho­ras, el Co­to­pa­xi, Cons­ti­tu­ción, Tar­qui y Mon­te Al­to, con al­go más de mil hom­bres a bor­do, zar­pa­ron di­ri­gién­do­se al sur, ha­cia Ata­ca­mes. Des­pués de un en­sa­yo de des­em­bar­co, el día 6 de fe­bre­ro los bu­ques se di­ri­gie­ron ha­cia Es­me­ral­das, pa­ra efec­tuar el sal­to a tie­rra en las in­me­dia­cio­nes de La Bo-

“MON­TE AL­TO” FUE CO­MO LLA­MÓ EN SUS INI­CIOS DI­CHA MOTONAVE, QUE DES­PUÉS SE­RÍA RE­BAU­TI­ZA­DA CO­MO “EN­RI­QUE VAL­DEZ”, Y FI­NAL­MEN­TE CO­MO

“HUANCAVILCA”, UNI­DAD FLU­VIAL DEL

CUER­PO DE BOM­BE­ROS DE GUA­YA­QUIL, CON 107 AÑOS DE EXIS­TEN­CIA.

Juan Teo­bal­do Cons­tan­te, quien fue de­sig­na­do co­man­dan­te del va­por En­ri­que Val­dez en 1914, cuan­do os­ten­ta­ba el gra­do de al­fé­rez de fra­ga­ta.

El va­por En­ri­que Val­dez en 1914.

El avi­so En­ri­que Val­dez na­ve­gan­do con pa­sa­je­ros en 1919.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.