TEOFANU Y EL TEM­PLO DE SAN PAN­TA­LEÓN

Memorias Porteñas - - Mp - Por JUAN CAS­TRO Y VE­LÁZ­QUEZ (+)

En el cuar­to se­mes­tre de His­to­ria del Ar­te nos ajus­ta­ron las cla­vi­jas. Nues­tros pro­fe­so­res no so­la­men­te exigían ma­yor in­ves­ti­ga­ción, sino tam­bién un es­ti­lo li­te­ra­rio en ale­mán para las mo­no­gra­fías; para mí, ma­yor tra­ba­jo.

La opu­len­ta ciu­dad de Co­lo­nia po­see do­ce tem­plos románicos, mu­chos de ellos des­trui­dos en la Se­gun­da Gue­rra Mun­dial, pe­ro pro­fe­sio­nal­men­te res­tau­ra­dos. Al ter­mi­nar el se­mes­tre an­te­rior nues­tro sa­bio pro­fe­sor, Dr. Rei­ner Hauss­herr, gran ex­per­to gra­dua­do en Bonn con la te­sis so­bre el Cru­ci­fi­jo de Ge­reón (1962), pro­ce­dió a re­par­tir el tra­ba­jo en­tre dos. Mi com­pa­ñe­ra fue Gu­drun Kirsch­baum, va­rios años me­nor, y oriun­da de la ve­ci­na Aquis­grán.

Te­nía­mos que abor­dar dos te­mas so­bre San Pan­ta­león, la igle­sia más an­ti­gua de Co­lo­nia, da­ta­da en el si­glo X: la ar­qui­tec­tu­ra de su “West­werk” y la fi­gu­ra de la prin­ce­sa bi­zan­ti­na Teofanu (c. a. 955-991), cón­yu­ge del em­pe­ra­dor Ot­ton II (955-983).

Y así pro­ce­di­mos Gu­drun y yo, con mu­cha de­di­ca­ción, a pre­sen­tar un tra­ba­jo de ca­li­dad des­pués de las va­ca­cio­nes de in­vierno.

El West­werk (obra oc­ci­den­tal), de­sig­na un ti­po de fa­cha­da de las igle­sias me­die­va­les de Europa oc­ci­den­tal. Una fa­cha­da mo­nu­men­tal, ca­si ma­ci­za, orien­ta­da al oes­te, ge­ne­ral­men­te acom­pa­ña­da de dos to­rres, que apa­re­ció en las igle­sias de fun­da­ción ca­ro­lin­gia, y que se ex­ten­dió al oto­nia­niano y ro­má­ni­co ger­mano ex­clu­si­va­men­te.

El West­werk de San Pan­ta­león se dis­po­ne de­lan­te del tem­plo. En la par­te ba­ja se en­cuen­tra un ves­tí­bu­lo de pa­so, en la par­te su­pe­rior, abier­to ha­cia el in­te­rior del tem­plo.

En cuan­to a Teofanu Skle­rai­na o del Sa­cro Im­pe­rio Ro­mano Ger­má­ni­co, na­ci­da prin­ce­sa en Cons­tan­ti­no­pla, lle­gó a Oc­ci­den­te con una co­mi­ti­va, jun­to con el ar­zo­bis­po Ge­reón, por­tan­do una do­te de va­rios cen­te­na­res de ca­jo­nes que con­te­nían ob­je­tos de ma­dre­per­la, mar­fil, ébano, pie­dras pre­cio­sas, oro, pla­ta y bron­ce.

Su bo­da con Ot­ton II tu­vo lu­gar en San Pe­dro en Ro­ma, co­ro­na­da en la mis­ma ce­re­mo­nia por el papa Juan XII. Has­ta su muer­te fue re­gen­te del Sa­cro Im­pe­rio Ro­mano Ger­má­ni­co y, de he­cho, su em­pe­ra­triz. La do­te que tra­jo re­vo­lu­cio­nó el ar­te de Oc­ci­den­te al apor­tar ele­men­tos bi­zan­ti­nos. Ella es­tá se­pul­ta­da en di­cho tem­plo.

Co­mo un puen­te en es­ta bre­ve his­to­ria, Gu­drun Kirsch­baum con­tra­jo nup­cias con nues­tro ami­go Ber­tram con­de Dros­te zu Vis­che­ring von Nes­sel­ro­de Rei­chens­rein. Su hi­ja lle­va por nom­bre Ali­ce Teofanu. (F)

SAN PAN­TA­LEÓN ERA LA IGLE­SIA MÁS

AN­TI­GUA DE CO­LO­NIA, CIU­DAD ALE­MA­NA QUE PO­SEÍA DO­CE HER­MO­SOS TEM­PLOS

ROMÁNICOS DES­TRUI­DOS EN LA GUE­RRA MUN­DIAL

3. Igle­sia de San Pan­ta­león en Co­lo­nia, Ale­ma­nia. 4. Igle­sia St. Ge­reon (vi­tra­les). 5. Ba­si­li­ca de la igle­sia de San Pan­ta­león, una de las mas an­ti­guas de Europa, da­ta de me­dia­dos del Si­glo X.

1. West­werk. Aber­tu­ra del ma­tro­neo en el in­te­rior de San Pan­ta­león. 2. Oton III mi­nia­tu­ra del Apo­ca­lip­sis de Bam­berg Si­glo XI.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.