40 años del lan­za­mien­to

Memorias Porteñas - - Mp - Por AL­BER­TO SÁN­CHEZ VA­RAS

Re­cién se cum­plie­ron 40 años de la ines­pe­ra­da alian­za de Con­cen­tra­ción de Fuer­zas Po­pu­la­res (CFP), par­ti­do con 30 años de lu­cha po­lí­ti­ca, y la De­mo­cra­cia Po­pu­lar, una nue­va for­ma­ción po­lí­ti­ca sur­gi­da de la De­mo­cra­cia Cristiana, que a su vez pro­ve­nía de la mi­li­tan­cia re­no­va­do­ra y pro­gre­sis­ta del Par­ti­do Con­ser­va­dor. Se ini­cia­ba con es­ta sor­pre­sa la campaña para las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les que cul­mi­na­ría el pro­ce­so de re­torno a la de­mo­cra­cia, tras ocho años de go­bier­nos de fac­to. Dos me­ses an­tes, me­dian­te un re­fe­rén­dum, el pue­blo ecuatoriano ha­bía es­co­gi­do una nue­va Cons­ti­tu­ción co­mo par­te del ca­mino de re­torno a la le­ga­li­dad, que se su­po­nía era cues­tión de po­cos me­ses; pe­ro el pro­ce­so es­ta­ba le­jos de con­cluir, pues du­ra­ría año y me­dio más.

Des­pués del re­fe­rén­dum, una dis­po­si­ción tran­si­to­ria del Go­bierno Mi­li­tar que pos­ter­ga­ba la vi­gen­cia de la nue­va Cons­ti­tu­ción has­ta cuan­do con­clu­ya el pro­ce­so, le da­ba po­de­res ab­so­lu­tos has­ta des­pués de las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les. Con esas atri­bu­cio­nes, la dic­ta­du­ra ex­pi­dió una Ley Elec­to­ral que mar­gi­na­ba la po­si­ble can­di­da­tu­ra de As­sad Bu­ca­ram, el lí­der ce­fe­pis­ta.

El bi­no­mio que pre­sen­ta­ron a con­si­de­ra­ción de la ciu-

La pren­sa na­cio­nal re­co­gió con in­te­rés la pre­sen­ta­ción de los candidatos el día vier­nes 10 de mar­zo, en el po­pu­lar sec­tor cén­tri­co de Gua­ya­quil co­no­ci­do co­mo las Cin­co Es­qui­nas, tra­di­cio­nal lu­gar de las con­cen­tra­cio­nes ce­fe­pis­tas. Ha­bía has­ta cier­to pun­to, cu­rio­si­dad por co­no­cer los al­can­ces de es­te jo­ven bi­no­mio. De en­tra­da en la cró­ni­ca de El Te­lé­gra­fo se ha­bla­ba de un nue­vo es­ti­lo del CFP con el can­di­da­to Jai­me Rol­dós, pro­nun­cian­do un dis­cur­so de con­te­ni­do ideo­ló­gi­co que agra­dó a las ma­sas, acos­tum­bra­das tal vez a men­cio­nes per­so­na­li­za­das y cir­cuns­tan­cia­les, pe­ro que ad­mi­ra­ron la pro­fun­di­dad del pen­sa­mien­to de es­ta nue­va fi­gu­ra po­lí­ti­ca, que uti­li­za­ba un len­gua­je cla­ro, y que sin per­der la in­fluen­cia aca­dé­mi­ca, se ca­rac­te­ri­za­ba por una sen­ci­llez y con­tun­den­cia que ca­la­ron en el al­ma po­pu­lar. En el dia­rio Ex­pre­so de­cla­ró Rol­dós que su can­di­da­tu­ra era la res­pues­ta que el pue­blo da­ba al desafío de la dic­ta­du­ra y los sec­to­res oli­gár­qui­cos que, me­dian­te tri­qui­ñue­las en la Ley Elec­to­ral, bus­ca­ban po­ner a dedo al nue­vo pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca. El Uni­ver­so, por otra par­te, des­ta­có ex­pre­sio­nes de es­ta alian­za CFP-De­mo­cra­cia Po­pu­lar, que pro­pug­na­ba ele­men­ta­les pe­ro de­ci­si­vas trans­for­ma­cio­nes a fa­vor del pue­blo, el cual no ha­bía re­ci­bi­do los be­ne­fi­cios de la bo­nan­za pe­tro­le­ra. (F)

El pue­blo vi­to­rean­do a sus lí­de­res: Jai­me Rol­dós, As­sad Bu­ca­ram y Os­val­do Hur­ta­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.