Ad­qui­si­ción del USS Hol­der y el CAPEO AL HU­RA­CÁN ALLEN

Memorias Porteñas - - Mp - Por MA­RIANO SÁN­CHEZ BRAVO

Du­ran­te los pri­me­ros días de enero de 1976 un gru­po de te­nien­tes de cor­be­ta de re­cien­te gra­dua­ción nos em­bar­ca­mos en el destructor Pre­si­den­te Al­fa­ro, an­ti­guo Quan­tok, en ca­li­dad de ofi­cia­les en curso, y al efec­tuar una cor­ta na­ve­ga­ción el bu­que pre­sen­tó da­ños en sus cal­de­ras. To­da re­pa­ra­ción re­sul­ta­ba inú­til, por lo que el man­do de­ci­dió po­ner­lo fue­ra de ser­vi­cio, al igual que ha­bía he­cho con el destructor Pre­si­den­te Ve­las­co en me­ses an­te­rio­res. Por ello los ofi­cia­les en men­ción fue­ron tras­bor­da­dos al BAE Es­me­ral­das pa­ra con­ti­nuar con su ins­truc­ción.

La Es­cua­dra Na­val se que­dó sin des­truc­to­res, an­te lo cual la Su­pe­rio­ri­dad pro­ce­dió en 1978 a ges­tio­nar an­te la Ar­ma­da de los Es­ta­dos Uni­dos la ad­qui­si­ción de dos bu­ques des­truc­to­res de la cla­se Gea­ring. Eran es­tos, bu­ques cons­trui­dos en 1945, a fi­na­les de la Se­gun­da Gue­rra Mun­dial, por tan­to ha­bían pa­sa­do más de tres dé­ca­das des­de que se los pu­so en ser­vi­cio.

El pri­mer bu­que asig­na­do por los Es­ta­dos Uni­dos fue el USS Hol­der DD819, de 119 me­tros de es­lo­ra, y que con­ta­ba con dos mon­ta­jes do­bles de ca­ño­nes 5/38 y dos mon­ta­jes an­ti­aé­reos de 20 mm. Su me­jor equi­pa­mien­to es­ta­ba con­cen­tra­do pa­ra la gue­rra an­ti­sub­ma­ri­na, pues te­nía un so­nar de úl­ti­ma ge­ne­ra­ción y gran ca­pa­ci­dad de de­tec­ción, ca­ño­nes an­ti­sub­ma­ri­nos As­rock, car­gas de pro­fun­di­dad y dos mon­ta­jes tri­ples de tu­bos lan­za­torpe­dos MK6. Tam­bién fue am­plia­da su cu­bier­ta de vue­lo y se cons­tru­yó un han­gar.

Pa­ra la reac­ti­va­ción del USS Hol­der via­jó un per­so­nal de­sig­na­do, en­tre ellos el co­man­dan­te que era tam­bién el je­fe de la mi­sión, un in­ge­nie­ro elec­tró­ni­co, el in­ge­nie­ro de má­qui­nas y un ofi­cial de abas­te­ci­mien­tos. En tan­to que des­de fe­bre­ro de 1980 ofi­cia­les y tri­pu­lan­tes de la do­ta­ción nom­bra­da em­pe­za­ron a via­jar a Nor­folk, has­ta com­ple­tar las do­ta­cio­nes de ofi­cia­les y tri­pu­lan­tes. El ca­pi­tán de na­víoEM Ar­nol­do Na­ran­jo Agui­rre ha­bía si­do escogido pa­ra co­man­dar­lo. En el bu­que se izó por pri­me­ra vez el pa­be­llón ecua­to­riano el 11 de ma­yo de 1980, sien­do bau­ti­za­do co­mo destructor Pre­si­den­te Al­fa­ro.

Una vez efec­tua­da la reac­ti­va­ción de la uni­dad en los as­ti­lle­ros del Nors­hip­bram en Nor­folk, que de­mo­ró más de lo pre­vis­to por com­pli­ca­cio­nes pre­sen­ta­das, se efec­tua­ron los pe­rio­dos de en­tre­na­mien­tos en la mar, pla­ni­fi­ca­dos en el área de Nor­folk. La si­guien­te fa­se fue de prue­bas de ti­ro y lan­za­mien­tos de torpe­dos en el área de Vie­ques, Puer­to Ri­co, y fi­nal­men­te el en­tre­na­mien­to ope­ra­ti­vo in­te­gral en la Ba­se Na­val de Guan­tá­na­mo, Cu­ba.

El co­man­dan­te del bu­que, ca­pi­tán de na­vío Au­gus­to Ar­nol­do Na­ran­jo Agui­rre, ha­bía na­ci­do en Am­ba­to el 20 de ma­yo de 1936, e in­gre­só a la Escuela Na­val que fun­cio­na­ba en Sa­li­nas en 1954, en ca­li­dad de guar­dia­ma­ri­na, gra­duán­do­se co­mo al­fé­rez de fra­ga­ta el 21 de di­ciem­bre de 1958. Per­ma­ne­ció en la ins­ti­tu­ción du­ran­te 29 años, en los que fue as­cen­dien­do por mé­ri­tos has­ta lle­gar al gra­do de ca­pi­tán de na­vío de Es­ta­do ma­yor. Ha­bía con­traí­do ma­tri­mo­nio con la se­ño­ra Silvana Bas­ti­das Ga­lar­za, con quien pro­creó 4 hi­jos: Car­los, Ch­ris­tian, So­fía y Ma­riu­xi.

Ocu­pó car­gos ope­ra­ti­vos y ad­mi­nis­tra­ti­vos en bu­ques, re­par­tos de tie­rra y di­rec­cio­nes de la Ar­ma­da, en­tre ellos el de co­man­dan­te de las lan­chas pa­tru­lle­ras ale­ma­nas y del tan­que­ro Atahual­pa, y des­de 1978 a 1981 fue je­fe de la mi­sión de reac­ti­va­ción y co­man­dan­te del destructor Pre­si­den­te Al­fa­ro, ex USS Hol­der. Así, tam­bién ocu­pó otros car­gos de im­por­tan­cia, en­tre ellos el de di­rec­tor de la Aca­de­mia de Gue­rra Na­val en 1982. Se re­ti­ró en ju­nio de ese año, lue­go de lo cual tu­vo una lar­ga y dis­tin­gui­da ca­rre­ra mer­can­te, ocu­pan­do la ge­ren­cia de al­gu­nas em­pre­sas, y co­mo ca­pi­tán de al­tu­ra na­ve­gó en va­rios bu­ques, arri­ban­do a dis­tin­tos puer­tos del mun­do, en­tre otros car­gos y mi­sio­nes que se le con­fia­ron.

LA DO­TA­CIÓN

DEL DESTRUCTOR PRE­SI­DEN­TE AL­FA­RO FUE SOMETIDA A UNA DU­RA E INESPERADA PRUE­BA, PUES TU­VO QUE EN­FREN­TAR AL HU­RA­CÁN “ALLEN”, UNO DE LOS MÁS

FUER­TES Y DES­TRUC­TI­VOS DE LA HIS­TO­RIA.

LLE­GA­DA DEL HU­RA­CÁN ALLEN

La do­ta­ción asig­na­da al otro­ra USS Hol­der, que in­cor­po­ra­do a la Ar­ma­da del Ecua­dor re­bau­ti­za­do co­mo destructor Pre­si­den­te Al­fa­ro, es­tu­vo in­te­gra­da por 16 ofi­cia­les, en­tre ellos el se­gun­do co­man­dan­te, ca­pi­tán de fra­ga­ta Cé­sar Be­nal­cá­zar; el je­fe del De­par­ta­men­to de Ope­ra­cio­nes, ca­pi­tán de cor­be­ta Víc­tor Emi­lio Gar­cés; el je­fe del De­par­ta­men­to de In­ge­nie­ría, ca­pi­tán de cor­be­ta Jor­ge Do­no­so; el ofi­cial de Abas­te­ci­mien­tos, te­nien­te de na­vío Raúl Tos­ca-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.