THO­MAS CHAR­LES WRIGHT ILUS­TRE FORJADOR DE LA PA­TRIA ECUA­TO­RIA­NA

THO­MAS WRIGHT, MA­RINO IR­LAN­DÉS QUE SE LLE­NÓ DE GLO­RIA CON LA AR­MA­DA ECUA­TO­RIA­NA, RE­CI­BIÓ UN ME­MO­RA­BLE HO­ME­NA­JE EN DROGHEDA, 200 AÑOS DES­PUÉS, CON LA PRE­SEN­CIA DE SUS DES­CEN­DIEN­TES.

Memorias Porteñas - - PERSONAJES - POR: MA­RIANO SÁN­CHEZ BRA­VO san­chezm@gra­na­sa.com.ec

El es­truen­do de las sal­vas dis­pa­ra­das por an­ti­guos ca­ño­nes en Drogheda, Ir­lan­da, anun­cia­ba los ho­no­res a un vie­jo ca­ma­ra­da, a un hom­bre de mar que 200 años atrás ha­bía zar­pa­do con rum­bo al con­ti­nen­te ame­ri­cano, en don­de se in­te­gró a la Ar­ma­da ecua­to­ria­na. Nos re­fe­ri­mos al ge­ne­ral de di­vi­sión Tho­mas Char­les Wright Mont­go­mery, quien vi­vió y mu­rió en la pa­tria que lo vio cu­brir­se de glo­ria. Allí en su lu­gar na­tal se de­ve­la­ba su mo­nu­men­to, en un día me­mo­ra­ble. Era el 14 de ju­lio del pre­sen­te año.

SUS INI­CIOS EN GRAN BRE­TA­ÑA

Na­ció el 26 de enero de 1799 en Queens­bo­rough, Drogheda, Ir­lan­da. En 1810 in­gre­só a la Aca­de­mia Na­val de Por­ts­mouth. Dos años más tar­de fue des­ti­na­do al HMS New­castle, en ca­li­dad de guar­dia­ma­ri­na. A bor­do de es­te bu­que par­ti­ci­pó en la gue­rra en­tre In­gla­te­rra y los Es­ta­dos Uni­dos, in­ter­vi­nien­do en el blo­queo del puer­to de Bos­ton. De re­gre­so en Lon­dres, en 1817, se alis­tó en el Cuer­po de Fu­si­le­ros o Ba­ta­llón Ri­fles, or­ga­ni­za­do por el co­ro­nel Camp­hell, sien­do re­co­no­ci­do co­mo te­nien­te, equi­va­len­te a su je­rar­quía en la Ma­ri­na bri­tá­ni­ca.

PRI­ME­ROS DESEM­PE­ÑOS EN AMÉ­RI­CA

El 2 de enero de 1818 zar­pó de Fo­wey Har­bour en el ber­gan­tín Down­son, for­man­do par­te del Ba­ta­llón Ri­fles, arri­ban­do a las An­ti­llas. Pro­ce­die­ron des­de allí a los llanos de Apu­re, ini­cián­do­se la cam­pa­ña ba­jo la di­rec­ción de Si­món Bo­lí­var.

Wright pres­tó su co­la­bo­ra­ción en la In­de­pen­den­cia ame­ri­ca­na, par­ti­ci­pan­do en las ba­ta­llas de Bo­ya­cá, Cié­ne­ga de San­ta Mar­ta, Ca­ra­bo­bo, Bom­bo­na y otras más. Fue as­cen­di­do a ca­pi­tán en sep­tiem­bre de 1819. En 1820 re­sul­tó he­ri­do con una fle­cha, pe­ro pu­do re­cu­pe­rar­se. En enero de 1823 se le otor­gó el gra­do de te­nien­te co­ro­nel efec­ti­vo, des­pués de la se­gun­da cam­pa­ña de Pas­to.

WRIGHT EN LA MA­RI­NA ECUA­TO­RIA­NA

El Li­ber­ta­dor Bo­lí­var, con­si­de­ran­do que Wright fue ofi­cial de la Ar­ma­da bri­tá­ni­ca, con fe­cha 17 de fe­bre­ro de 1824 lo nom­bró co­man­dan­te ge­ne­ral de la Es­cua­dri­lla Na­val, y lo as­cen­dió a ca­pi­tán de na­vío, izan­do su en­se­ña a bor­do del ber­gan­tín Chim­bo­ra­zo. Con sus fuer­zas se unió a la es­cua­dra de Gui­se, par­ti­ci­pan­do en las ac­cio­nes na­va­les du­ran­te el blo­queo del Ca­llao, por la in­de­pen­den­cia del Pe­rú.

El 31 de agos­to de 1828 co­man­dan­do la go­le­ta Gua­ya­qui­le­ña y la cor­be­ta Pi­chin­cha, par­ti­ci­pó con la pri­me­ra en el com­ba­te na­val de Mal­pe­lo, con­tra la cor­be­ta pe­rua­na Li­ber­tad, sa­lien­do vic­to­rio­so. A ini­cios de 1830, nue­va­men­te a car­go de la Ma­ri­na, izó su pen­dón a bor­do de la fra­ga­ta Co­lom­bia, de 62 ca- ño­nes, y pu­so rum­bo al Ca­llao, pe­ro la gue­rra con Pe­rú ha­bía fi­na­li­za­do. Al re­tor­nar se le con­fi­rió el ran­go de ge­ne­ral de bri­ga­da, en sep­tiem­bre de 1830.

Co­man­dó la In­fan­te­ría en la cé­le­bre ba­ta­lla de Mi­ña­ri­ca, el 18 de enero de 1835, re­ci­bien­do su as­cen­so al gra­do de ge­ne­ral de di­vi­sión. Tu­vo otros pro­ta­go­nis­mos, fa­lle­cien­do en Gua­ya­quil el 10 de di­ciem­bre de 1868.

MO­NU­MEN­TO A WRIGHT EN IR­LAN­DA

Es tras­cen­den­tal lo acae­ci­do el 14 de Ju­lio del pre­sen­te año, en que miem­bros de la Old Drogheda So­ciety, con­for­ma­da por his­to­ria­do­res y aman­tes de la his­to­ria, in­vi­ta­ron a la fa­mi­lia Wright, au­to­ri­da­des y ciu­da­da­nos a un evento me­mo­ra­ble. Su me­mo­ria fue hon­ra­da con sal­vas de ca­ño­nes cen­te­na­rios. Su ciu­dad na­tal, Drogheda, de Ir­lan­da, rin­dió a su hi­jo un tri­bu­to sin pre­ce­den­tes, y el pa­be­llón ecua­to­riano en­ga­la­nó la ciu­dad. Es­te fue iza­do en lo al­to de la to­rre de Mill­mount, con­jun­ta­men­te con la ban­de­ra de Ir­lan­da, re­cor­dan­do al hi­jo que des­de muy jo­ven so­ñó en la li­be­ra­ción y de­re­chos de los pue­blos ame­ri­ca­nos. De ello pu­de ha­blar con do­ña Vir­gi­nia Sa­la­zar Wright, dis­tin­gui­da au­to­ra de un nue­vo li­bro so­bre el al­mi­ran­te Wright, quien es­tu­vo pre­sen­te en esos es­pe­cia­les ins­tan­tes.

En el cen­te­nar de ecua­to­ria­nos des­cen­dien­tes de Wright per­ma­ne­ce­rá gra­ba­do el rui­do de las sal­vas de ca­ño­nes, el olor a pól­vo­ra, los ho­no­res y sa­lu­dos cas­tren­ses y las no­tas del himno del Ecua­dor, in­ter­pre­ta­do ma­gis- tral­men­te por la Lour­des Brass Band, que a más de uno arran­có lá­gri­mas.

La de­ve­la­ción y ben­di­ción del in­com­pa­ra­ble mo­nu­men­to a Wright, ubi­ca­do jun­to al río Boy­ne, con­tó con la pre­sen­cia de al­tos man­dos mi­li­ta­res: la Ma­ri­na ir­lan­de­sa es­tu­vo pre­si­di­da por el co­man­dan­te Cor­mac Ryn­ne, la bri­tá­ni­ca por Mau­ri­ce Kea­ne y la de Es­ta­dos Uni­dos por John Sha­nahan. Se con­tó ade­más con la pre­sen­cia de al­tos ofi­cia­les del Ejér­ci­to y con miem­bros de otras ins­ti­tu­cio­nes, que brin­da­ron un me­re­ci­do tri­bu­to al al­mi­ran­te-ge­ne­ral ir­lan­dés-an­glo-ecua­to­riano.

Es­tu­vie­ron en el ho­me­na­je el al­cal­de de Drogheda, Frank God­frey; el se­na­dor Ge­rald Nash, los con­ce­ja­les Ken­neth Flood y Joan­na Byr­ne, en­tre otros. Así tam­bién, una nu­tri­da de­le­ga­ción del Boy­ne Res­cue y Re­co­very, y el pa­dre De­clan de la con­gre­ga­ción de agustinos. Las no­tas mu­si­ca­les fue­ron in­ter­pre­ta­das por la Boy­ne Or­ches­tra, di­ri­gi­da por el maes­tro Mi­chael Ho­lohan.

No fal­ta­ron las sen­ti­das pa­la­bras de au­to­ri­da­des y fa­mi­lia­res de Wright y la emo­ti­va pre­sen­cia de re­pre­sen­tan­tes de la co­lo­nia de ecua­to­ria­nos re­si­den­tes en Ir­lan­da, que no so­lo emo­cio­na­ron por su her­mo­sa ofren­da flo­ral, sino que de­mos­tra­ron el or­gu­llo de ser ecua­to­ria­nos al hon­rar la me­mo­ria de un va­lien­te e ilus­tre forjador de la pa­tria ecua­to­ria­na.

Mo­nu­men­to en ho­me­na­je a Tho­mas Char­les Wright en Drogheda, Ir­lan­da, de­ve­la­do con la pre­sen­cia de sus des­cen­dien­tes ecua­to­ria­nos.

El al­cal­de del ayun­ta­mien­to de Drogheda, Frank God­frey, co­lo­can­do una ofren­da flo­ral.

Miem­bros de la fa­mi­lia Wright en­to­nan­do el Himno del Ecua­dor, du­ran­te la ce­re­mo­nia dedes­ve­la­mien­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.