LA MAN­GA Y EL SA­LÓN DE JU­LIO

ES­TE GRU­PO DE ES­CRI­TO­RES, AR­TIS­TAS Y AMI­GOS DE LA CUL­TU­RA EN LOS AÑOS 60, CON SU AC­TI­VI­DAD AYU­DÓ A LA CREA­CIÓN DEL SA­LÓN DE PIN­TU­RA MU­NI­CI­PAL EN GUAYAQUIL

Memorias Porteñas - - REMEMBRANZAS - POR: RO­DOL­FO PÉ­REZ PIMENTEL pe­rezr@gra­na­sa.com.ec

Araíz de 1956, cuan­do se co­no­ció el tra­ba­jo de los es­po­sos Clif­ford Evans y Betty Meg­gers so­bre las cro­no­lo­gías de las cul­tu­ras del Li­to­ral a ba­se del car­bono ra­dio­ac­ti­vo 14, Car­los Ze­va­llos Me­nén­dez fue per­dien­do in­te­rés en el ma­ne­jo del Nú­cleo del Gua­yas de la CCE y cen­tran­do su aten­ción en el Mu­seo de Oro que es­ta­ba for­man­do y que avi­zo­ra­ba co­mo uno de los más im­por­tan­tes de Amé­ri­ca.

Abs­traí­do en es­tas la­bo­res per­ma­ne­cía lar­gas ho­ras exa­mi­na­do, lim­pian­do y ca­ta­lo­gan­do pie­zas, mien­tras las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes de ar­tis­tas y es­cri­to­res pug­na­ban por abrir­se cam­po y dar a co­no­cer sus crea­cio­nes. Al no en­con­trar un am­bien­te pro­pi­cio en la Ca­sa se reunían en los sa­lo­nes Rex y Cos­ta del bu­le­var Nue­ve de Oc­tu­bre, ba­jo el li­de­raz­go del re­cién lle­ga­do pin­tor ar­gen­tino Ed­mun­do Gon­zá­lez del Real (Tu­cu­mán 1910- Guayaquil 1990) no­ta­bi­lí­si­mo por su fuer­te per­so­na­li­dad, al­ta cul­tu­ra y es­pon­tá­nea sim­pa­tía.

En las reunio­nes se ha­bla­ba de to­do, pero es­pe­cial­men­te ar­te; se be­bía con mo­de­ra­ción vino y cer­ve­za, y fi­nal­men­te ser­vían un pla­to de es­pa­gue­ti. Tan in­tere­san­tes ve­la­das se re­pi­tie­ron se­ma­nal­men­te du­ran­te mu­cho tiempo (des­de el arri­bo de Gon­zá­lez del Real el 53 has­ta la re­es­truc­tu­ra­ción del Nú­cleo del Gua­yas el 61) y el gru­po fue co­no­ci­do co­mo La Man­ga, que en el ar­got ar­gen­tino sig­ni­fi­ca gru­po de ami­gos. Aún se re­cuer­dan esas ve­la­das cul­tu­ra­les de ‘di­le­tan­cia’ hu­ma­nís­ti­ca, cuan­do el gru­po era abier­to a to­da no­ve­dad con la es­pon­ta­nei­dad pro­pia de quie­nes lo ha­bían fun­da­do pa­ra rea­li­zar ex­po­si­cio­nes, re­ci­ta­les, re­pre­sen­ta­cio­nes es­cé­ni­cas, en eclo­sión com­pa­ra­ble con la épo­ca ini­cial del Nú­cleo, que fue una lla­ma­ra­da de ta­len­to y bue­na vo­lun­tad en 1945.

NA­CE EL SA­LÓN DE JU­LIO

En 1958 Ed­mun­do Gon­zá­lez del Real pin­tó el re- tra­to de Mart­ha Fer­nán­dez Bo­rre­ro, es­po­sa de su ex­ce­len­te ami­go, el al­cal­de Luis Ro­bles Pla­za, y cuan­do una tar­de del 59 es­te empezó a que­jar­se de la ma­la si­tua­ción eco­nó­mi­ca mu­ni­ci­pal de­bi­da a la so­te­rra­da opo­si­ción del gobierno del pre­si­den­te Pon­ce En­rí­quez, que no en­via­ba a tiempo las par­ti­das pa­ra pa­go de obras, suel­dos y sa­la­rios, cre­yó con­ve­nien­te acon­se­jar­le la crea­ción de un sa­lón de pin­tu­ra que ser­vi­ría pa­ra le­van­tar el de­caí­do áni­mo de las gen­tes. Así fue có­mo sur­gió tan bri­llan­te ini­cia­ti­va que con­ti­núa has­ta el presente.

El Sa­lón de Ju­lio des­de sus ini­cios fue exi­to­so pues a la con­vo­ca­to­ria se pre­sen­ta­ron vein­te pin­to­res con sus cua­dros. Los pre­mios es­ta­ble­ci­dos al­can­za­ron los trein­ta y cin­co mil su­cres.

Fue­ra de con­cur­so se reali­zó una ex­po­si­ción de las obras de Ma­nuel Ren­dón, quien aca­ba­ba de ve­nir al país tras va­rios años de au­sen­cia. Gua­ya­sa­mín tam­bién pre­sen­tó lo su­yo y se ex­hi­bie­ron cua­tro acua­re­las de Hans Mi­chael­son, ya fa­lle­ci­do. Eze­quiel Gon­zá­lez Mas y Ma­nue de J. Real dic­ta­ron con­fe­ren­cias. Jo­seph Go­re­lik fue con­de­co­ra­do por la Mu­ni­ci­pa­li­dad por su ayu­da eco­nó­mi­ca a la cons­truc­ción de los edi­fi­cios de la bi­blio­te­ca y mu­seo. Los ga­na­do­res del sa­lón fue­ron: pri­mer pre­mio pa- ra Lloyd Wulf, nor­te­ame­ri­cano re­si­den­te en Qui­to, y se­gun­do pre­mio pa­ra Gilberto Al­mei­da. Las men­cio­nes de ho­nor se dis­tri­bu­ye­ron en­tre Ed­mun­do Gon­zá­lez del Real, Aní­bal Vi­lla­cís, Se­gun­do Es­pi­nel Ver­de­so­to, Cé­sar An­dra­de Fai­ni y Jor­ge Swett Palomeque. Gua­ya­sa­mín con­ce­dió un Pre­mio Es­tí­mu­lo a Hum­ber­to Mo­ré. Di­ri­gió la mues­tra Al­fre­do Pa­la­cio y ac­tuó de se­cre­ta­ria Mer­ce­des Tous de Re­yes. El pre­si­den­te Pon­ce y el vi­ce­pre­si­den­te Fran­cis­co Illing­worth Yca­za so­lem­ni­za­ron la inauguración.

FUN­DA­DO­RES DEL SA­LÓN DE JU­LIO

Wal­ter Be­llo­lio, Hum­ber­to Mo­ré, Dió­ge­nes Fer­nán­dez, Luis Mo­li­na­ri, Car­los Mon­te­ro Ocam­po, Hu­go Salazar Ta­ma­riz, Luis Mar­tí­nez Mo­reno Za­la­caía, Fer­nan­do Ca­zón Ve­ra, Al­fre­do Ve­ra Arra­ta. A ellos se su­ma­rían Jor­ge Re­yes Nie­to, su cu­ña­do Lo­ren­zo Tous Fe­bres-Cor­de­ro, Tommy Thom­pson, Pa­blo Ma­ran­go­ni, Ar­tu­ro Se­rrano Ro­lan­do, Jor­ge Weis­son Egas. Fi­nal­men­te, no fal­ta­ron los más jó­ve­nes: An­to­nio del Cam­po Mo­reno, León Ri­caur­te, En­ri­que Gil Cal­de­rón y des­de el prin­ci­pio Hil­da Tho­mas, Ma­ría Ele­na Rojas deThom­pson, Es­te­la Ál­va­rez, Nelly Cereceda Sansg­ter, Ana Mo­reno Fran­co, Leo­nor Ve­ra Ve­ra, Mar­ga­ri­ta Baum de Weiss­son, Mer­ce­des Tous de Re­yes, Ju­li­ta Agui­rre Rei­na, que ha­cían por turno de an­fi­trio­nas en sus ca­sas. Y cuan­do vi­si­ta­ban Guayaquil eran in­vi­ta­dos Pe­dro Jor­ge Ve­ra, Jor­ge En­ri­que Adoum y Os­wal­do Gua­ya­sa­mín. De vez en cuan­do asis­tían Mi­guel Ro­ca Oso­rio, Luis Ro­bles Pla­za, Fran­cis­co Pa­rra Gil, Cé­sar An­dra­de Fai­ni, Mi­guel Wag­ner Ve­las­co, Hu­go Ga­lar­za, Luis Chi­ri­bo­ga Pa­rra, Ro­ber­to Se­rrano Ro­lan­do, etc.

Hil­da Tho­mas, miem­brodel gru­po La Man­ga.

SA­LÓN DE JU­LIOUn even­to exi­to­so des­de sus ini­cios, en el si­glo XX.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.