EL PRI­MER FA­RO

que ilu­mi­nó la en­tra­da a Gua­ya­quil

Memorias Porteñas - - PORTADA - POR: MA­RIANO SÁN­CHEZ BRA­VO san­chezm@gra­na­sa.com.ec

Des­de 1870 el go­bierno ecua­to­riano ha­bía en­car­ga­do a la fir­ma Bar­bier-Fe­nes­tre de París, a tra­vés del cón­sul ge­ne­ral del Ecua­dor en París, se­ñor Bel­trán Four­quet, la fa­bri­ca­ción de dos fa­ros, dos lu­ces de puer­to y cua­tro bo­yas con cam­pa­na pa­ra ins­ta­lar­los en San­ta Cla­ra y Pun­ta Are­nas los pri­me­ros, Man­ta y Es­me­ral­das los se­gun­dos, y en los ba­jos de Ma­la las úl­ti­mas.

LLE­GA­DA DE IN­GE­NIE­RO ME­CÁ­NI­CO

Pa­ra el efec­to se con­tra­tó el 19 de no­viem­bre de 1871 al in­ge­nie­ro Fer­di­nand Diou­don­nat, re­si­den­te en París, quien de­bía mon­tar y es­ta­ble­cer en la cos­ta ecua­to­ria­na un fa­ro gi­ra­to­rio de 3ª or­den, un fa­ro gi­ra­to­rio de 4º or­den, dos faroles de puer­to co­lo­ca­dos so­bre ca­ba­ne de fie­rro, y cua­tro bo­yas de fie­rro ba­ti­do, en for­ma de cam­pa­na. Aquel in­ge­nie­ro me­cá­ni­co de fa­ros arri­bó a Gua­ya­quil el 6 de enero de 1872, em­pe­zan­do al si­guien­te día los tra­ba­jos pre­pa­ra­to­rios.

El 26 de enero, el go­ber­na­dor San­tis­te­van pu­so en co­no­ci­mien­to del co­man­dan­te ge­ne­ral del dis­tri­to, que te­nien­do que ir en la go­le­ta de gue­rra Mer­ce­des pa­ra ins­pec­cio­nar los lu­ga­res más a pro­pó­si­to, pa­ra co­lo­car los fa­ros y bo­yas, el Sr. Fer­nan­do Diou­don­nat, me­cá­ni­co ve­ni­do con ese ob­je­to, y desean­do que su tra­to y co­mo­di­dad en el via­je fue­ra lo me­jor po­si­ble, dis­pu­so que se le abo­na­se ra­ción do­ble du­ran­te el pro­yec­to, y se le hi­cie­ran las dis­tin­cio­nes po­si­bles a fin de que re­sul­ta­se me­nos pe­no­sa la na­ve­ga­ción. El 4 de mar­zo lle­ga­ron a Gua­ya­quil los fa­ros y bo­yas en la bar­ca fran­ce­sa Per­se­ve­rant.

EL FA­RO DE LA IS­LA SAN­TA CLA­RA

Es de jus­ti­cia in­di­car que el pre­si­den­te Gar­cía Mo­reno tie­ne el mé­ri­to en la rea­li­za­ción de es­ta obra. Su preo­cu­pa­ción y apo­yo fue tal, que no ce­só en dar dis­po­si­cio­nes e ins­truc­cio­nes en las di­fe­ren­tes eta­pas del pro­ce­so. Lue­go de ar­duas ta­reas, el 1 de agos­to de 1872 se inau­gu­ró el fa­ro de la is­la San­ta Cla­ra, el cual fue en­cen­di­do en la no­che de aquel día, ilu­mi­nan­do des­de ese mo­men­to el gol­fo y la en­tra­da al puer­to de Gua­ya­quil. Es­te re­em­pla­za­ba al vie­jo fa­ro que ha­bía fun­cio­na­do des­de el 25 de no­viem­bre de 1841, el pri­me­ro ins­ta­la­do en nues­tra pa­tria. Es­te nue­vo fa­ro te­nía un len­te Fres­nel de 3ª or­den, luz fi­ja blan­ca, va­ria­da con des­te­llos de 30” en 30”, alum­bran­do to­do el ho­ri­zon­te.

Ha­bien­do ma­ni­fes­ta­do el ca­pi­tán del Puer­to de Gua­ya­quil que Ale­jan­dro Cruz, em­plea­do del fa­ro es­ta­ble­ci­do en la is­la San­ta Cla­ra, ha­bía de­mos­tra­do inep­ti­tud, el go­ber­na­dor de la pro­vin­cia del Gua­yas pro­pu­so pa­ra se­gun­do em­plea­do de di­cho fa­ro al se­ñor Agus­tín Ora­mas, en lu­gar de Ale­jan­dro Cruz, lo cual me­re­ció la apro­ba­ción del co­man­dan­te ge­ne­ral del dis­tri­to.

INS­TA­LA­CIÓN DE OTROS FA­ROS Y BO­YAS

Los días 5, 12 y 18 de sep­tiem­bre de 1872 se ins­ta­la­ron tres bo­yas con cam­pa­na en los ba­jos de pun­ta Ma­la, lo que es­tu­vo a car­go de la go­le­ta de gue­rra Mer­ce­des. La cuar­ta bo­ya fue co­lo­ca­da el 8 de oc­tu­bre del mis­mo año en la pun­ta no­roes­te de los ba­jos de Ata­ca­mes, si­tua­dos en­tre Es­me­ral­das y Pun­ta Ga­le­ra.

El 9 de oc­tu­bre fue inau­gu­ra­do el fa­ro de pun­ta Man­din­ga de la is­la Pu­ná, a pe­sar de que la to­rre se ter­mi­nó de cons­truir tres días des­pués. Se le ha­bía ins­ta­la­do a es­te la lin­ter­na del an­ti­guo fa­ro de la is­la San­ta Cla­ra. Se men­cio­na que alum­bra­ba 270º, lo cual es ló­gi­co, pues no te­nía ob­je­to ilu­mi­nar a tie­rra.

En lo que res­pec­ta a las lu­ces de puer­to, el 11 de no­viem­bre se con­clu­yó su ins­ta­la­ción en el puer­to de Man­ta, y el fa­ro de Es­me­ral­das que­dó co­lo­ca­do y alum­bran­do des­de la no­che del 1 de enero de 1873.

Fi­nal­men­te di­re­mos que lue­go de in­ten­sos tra­ba­jos se con­clu­yó la ins­ta­la­ción del fa­ro de Pun­ta Are­nas de la pro­vin­cia del Gua­yas, el que fue inau­gu­ra­do el 5 de ju­lio de 1873. Era es­te un apa­ra­to de 4º or­den, gi­ra­to­rio y de luz ro­ja. Con ello se con­cluía un pro­ce­so que ayu­da­ba a una na­ve­ga­ción se­gu­ra en nues­tras cos­tas.

ES­TOS FA­ROS SIR­VIE­RON POR AL­GU­NAS DÉ­CA­DAS, HAS­TA QUE FUE­RON CAM­BIA­DOS CUAN­DO EL GO­BIERNO ECUA­TO­RIANO FIR­MÓ, EL 11 DE FE­BRE­RO DE 1921, UN CON­TRA­TO CON LA SVENS­KA AKTIEBOLAGET GASSACUMMULATE DE ES­TO­COL­MO PA­RA LA PRO­VI­SIÓN DE FA­ROS AGA.

Fa­ro con len­te Fres­nel de ter­cer or­den del Yacht Club de Sa­li­nas, que es­tu­vo ins­ta­la­do en la is­la San­ta Cla­rades­de 1872. Is­la San­ta Cla­ra, en don­de se ubi­có el fa­ro pa­ra una na­ve­ga­ciónse­gu­ra en el área. Fo­to del Mi­nis­te­rio del Am­bien­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.