EL RE­TOR­NOA LA DE­MO­CRA­CIA:

UN AC­CI­DEN­TA­DO PRO­CE­SO

Memorias Porteñas - - MP -

ria pa­ra me­jo­rar la pro­duc­ción y la pro­duc­ti­vi­dad del cam­po, así como am­pliar el mer­ca­do in­terno, for­ta­le­cer la in­fra­es­truc­tu­ra pa­ra desa­rro­llar el trans­por­te, las co­mu­ni­ca­cio­nes, la ener­gía, de­fen­der las ri­que­zas na­tu­ra­les, ha­cer cre­cer la in­dus­tria y en es­pe­cial la en­car­ga­da de pro­du­cir bie­nes de con­su­mo ma­si­vo, im­pul­sar un ma­yor con­cur­so es­ta­tal en las in­dus­trias bá­si­cas, di­ver­si­fi­car el co­mer­cio ex­te­rior, ra­cio­na­li­zar la trans­fe­ren­cia de tec­no­lo­gía, dar im­por­tan­cia a la des­cen­tra­li­za­ción eco­nó­mi­ca re­gio­nal, etc. Es de­cir, asen­tar una pla­ni­fi­ca­ción es­ta­tal en el re­for­mis­mo, el na­cio­na­lis­mo y el desa­rro­llis­mo, ele­men­tos es­tos que de­fi­nían el so­por­te de un mo­de­lo de ca­pi­ta­lis­mo es­ta­tal au­tó­no­mo. En esa lí­nea se dio un im­por­tan­te in­cre­men­to de los re­cur­sos asig­na­dos a los mi­nis­te­rios de Obras Pú­bli­cas, Re­cur­sos Na­tu­ra­les, Agri­cul­tu­ra e In­dus­trias, se creó el Fon­do Na­cio­nal de Desa­rro­llo -FO­NA­DE- con di­ne­ros pro­ve­nien­tes de los ex­ce­den­tes pe­tro­le­ros que se orien­ta­ron a la eje­cu­ción de pro­yec­tos pro­duc­ti­vos y de in­fra­es­truc­tu­ra. Se ca­na­li­za­ron cré­di­tos, se to­ma­ron me­di­das pa­ra im­pul­sar la par­ti­ci­pa­ción del Es­ta­do en em­pre­sas pri­va­das y se dis­mi­nu­yó el aran­cel de im­por­ta­cio­nes, dan­do un real apor­te al sec­tor vin­cu­la­do a la ac­ti­vi­dad in­dus­trial. La orien­ta­ción de es­ta po­lí­ti­ca eco­nó­mi­ca des­de el Es­ta­do, ge­ne­ró po­si­cio­nes opues­tas. Así, la in­te­gra­ción de­ci­di­da del Ecua­dor a la OPEP, con el fin de res­que­bra­jar la in­fluen­cia de­ter­mi­nan­te de los gran­des con­sor­cios pe­tro­le­ros en la im­po­si­ción mun­dial de los pre­cios, me­re­ció la in­co­mo­di­dad de aque­llos y pro­du­jo más de un con­flic­to, ve­la­do o di­rec­to. A ese fac­tor se su­mó el de­cai­mien­to del pre­cio del cru­do a par­tir del se­gun­do se­mes­tre de 1974 y el for­ta­le­ci­mien­to de po­si­cio­nes con­tra­rias al in­te­rior de las fuer­zas ar­ma­das, to­do lo cual sig­ni­fi­có un ob­vio de­bi­li­ta­mien­to de la le­gi­ti­mi­dad del ré­gi­men, au­to­ca­li­fi­ca­do como “na­cio­na­lis­ta y re­vo­lu­cio­na­rio”.

EM­PIE­ZA EL DE­BI­LI­TA­MIEN­TO

Dos de las se­ña­les de la cri­sis del go­bierno de Ro­drí­guez Lara pa­re­cen ha­ber si­do: 1.- La re­mo­ción de su mi­nis­tro de Re­cur­sos Na­tu­ra­les, Gus­ta­vo Ja­rrín Am­pu­dia. Es­te he­cho que de­ri­vó en una re­es­truc­tu­ra­ción de CEPE (…) con la in­clu­sión de per­so­nal ale­ja­do de los objetivos na­cio­na­lis­tas en el área pe­tro­le­ra, la al­te­ra­ción de sus pla­nes en la fa­se de ex­plo­ra­ción, la re­duc­ción de sus ven­tas y la ne­ce­si­dad de ba­jar los pre­cios, pu­so al Ecua­dor en mal pre­di­ca­men­to con la OPEP y des­di­bu­jó una ima­gen has­ta en­ton­ces coin­ci­den­te con los pos­tu­la­dos de esa or­ga­ni­za­ción in­ter­na­cio­nal y, 2.- El re­ti­ro del mi­nis­tro de Agri­cul­tu­ra, Guillermo Mal­do­na­do Lin­ce, de­bi­do a una fuer­te em­bes­ti­da de sec­to­res pro­pie­ta­rios de la tie­rra que mi­ra­ban su ges­tión como pe­li­gro­sa pa­ra el man­te­ni­mien­to de sus pro­pie­da­des y su in­fluen­cia.

La eco­no­mía, de­pen­dien­te del cru­do, tu­vo un du­ro re­vés. El dé­fi­cit tre­pó a 160 mi­llo­nes de dó­la­res, por lo que las au­to­ri­da­des de­bie­ron ini­ciar ges­tio­nes a fin de con­se­guir un cré­di­to ca­si por esa mis­ma can­ti­dad del Cha­se Man­hat­tan Bank, pa­ra cu­brir ur­gen­cias y pro­se­guir los pro­yec­tos de obras pú­bli­cas. Ocu­rrió ade­más, como era ló­gi­co, un mar­ca­do as­cen­so de la in­fla­ción, cu­yo pe­so fue sen­ti­do ca­si de in­me­dia­to por los sec­to­res de más ba­jos in­gre­sos. Por ello, las tres cen­tra­les sin­di­ca­les (CEDOC, CTE Y CEOLS) de­cla­ra­ron una huel­ga ge­ne­ral como “…res­pues­ta al em­ba­te del im­pe­ria­lis­mo, de las oli­gar­quías de los te­rra­te­nien­tes…como la exi­gen­cia al Go­bierno pa- ra que cum­pla a ca­ba­li­dad con su plan de ac­ción, re­cep­te y atien­da los plan­tea­mien­tos de la cla­se tra­ba­ja­do­ra…”

ASO­NA­DA RE­VE­LA­DO­RA.

Ro­drí­guez Lara, pre­sio­na­do por la si­tua­ción, pu­so en vi­gen­cia un nue­vo aran­cel de im­por­ta­cio­nes que en lu­gar de lo­grar apo­yos por par­te de un sec­tor in­dus­trial fa­vo­re­ci­do, su­mó desacuer­dos. Las cá­ma­ras de la pro­duc­ción di­fun­die­ron su dis­con­for­mi­dad y has­ta se pro­nun­cia­ron por un re­cam­bio en el ma­ne­jo del po­der; la de­no­mi­na­da Jun­ta Cí­vi­ca Na­cio­nal en­fi­ló una se­rie de acu­sa­cio­nes de cor­te an­ti­co­mu­nis­ta a la ges­tión ofi­cial y la con­fluen­cia de to­dos es­tos fac­to­res abrió pa­so pa­ra que ad­vi­nie­ra una con­ju­ra pro­ce­den­te de las mis­mas fi­las de las fuer­zas ar­ma­das. Esa aso­na­da, li­de­ra­da por el ge­ne­ral Raúl González Al­vear, el 1 de sep­tiem­bre de 1975, si bien no lo­gró su fi­na­li­dad de de­po­ner a Ro­drí­guez Lara, si mar­có un es­pa­cio de su inocul­ta­ble de­bi­li­dad y de la im­po­si­bi­li­dad de re­cu­pe­rar po­si­cio­nes.

A es­tas al­tu­ras el go­bierno “na­cio­na­lis­ta y re­vo­lu­cio­na­rio”, pe­se a cla­ras ce­sio­nes en la ad­mi­nis­tra­ción del apa­ra­to es­ta­tal a fa­vor de in­tere­ses con­tra­rios a su orien­ta­ción, a cier­tas me­di­das di­ri­gi­das a me­jo­rar las con­di­cio­nes pro­duc­ti­vas in­dus­tria­les, a pro­pi­ciar más via­bles con­di­cio­nes pa­ra la in­ver­sión ex­ter­na o a ofre­ci­mien­tos a fa­vor de los tra­ba­ja­do­res, ya ha­bía per­di­do su le­gi­ti­mi­dad y ha­bía de­ja­do de con­tar con el apo­yo de sus ini­cia­les so­por­tes.

¿SUS­TI­TU­CIÓN Y RE­TRO­CE­SO?

Ro­drí­guez Lara fue re­le­va­do de su po­si­ción el 11 de enero de 1976 y en su lu­gar pa­só a di­ri­gir el po­der un triun­vi­ra­to in­te­gra­do por Al­fre­do Po­ve­da Bur­bano, en re­pre­sen­ta­ción de la Ar­ma­da, Guillermo Du­rán Ar­cen­ta­les por el Ejér­ci­to y Luis Leo­ro Fran­co por la Fuer­za Aé­rea.

(F)

Gral. Guillermo Ro­drí­guez Lara. 1. El ge­ne­ral Guillermo Ro­drí­guez Lara, quien pre­si­dió la Jun­ta Mi­li­tar de Go­bierno pa­san­do re­vis­ta a las tro­pas. 2. Un tan­que de gue­rra sa­ca­do a las ca­lles de la ca­pi­tal pa­ra so­fo­car la re­be­lión del ge­ne­ral González...

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.