Ren­dón Se­mi­na­rio y su for­ma­ción fran­ce­sa

Memorias Porteñas - - Portada - Por JUAN CAS­TRO Y VE­LÁZ­QUEZ

La ex­po­si­ción “Ut pic­tu­ra poe­sis. Ma­nuel Ren­dón. Pin­tor y Poe­ta”, que se inau­gu­ra el 29 de ju­lio en el MAAC, nos lle­va a re­cor­dar el no­ta­ble si­tial que el ar­tis­ta ecua­to­riano Ma­nuel Ren­dón Se­mi­na­rio (1894-1980) ocu­pó en una épo­ca glo­rio­sa del ar­te mo­derno.

En la His­to­ria del Ar­te la de­no­mi­na­ción Éco­le de Pa­ris (Es­cue­la de Pa­rís) se re­fie­re a un he­te­ro­do­xo gru­po de ar­tis­tas que tra­ba­ja­ron en el pe­río­do de en­tre­gue­rras (1915-1940), quie­nes es­ta­ban vin­cu­la­dos a di­ver­sos estilos ar­tís­ti­cos co­mo el post­im­pre­sio­nis­mo, el ex­pre­sio­nis­mo y el surrealism­o. En aque­lla épo­ca, Pa­rís era to­da­vía la ca­pi­tal cul­tu­ral del mun­do y con­ver­gían en es­te fér­til cen­tro de crea­ción y di­fu­sión ar­tis­tas de las más di­ver­sas na­cio­na­li­da­des, atraí­dos tan­to por su am­bien­te po­lí­ti­co, cul­tu­ral y eco­nó­mi­co, co­mo por ser el ori­gen de di­ver­sos mo­vi­mien­tos de van­guar­dia co­mo el fau­vis­mo y el cu­bis­mo, y lu­gar de re­si­den­cia de gran­des maes­tros.

No­ta­bles vi­sio­na­rios del ar­te mo­derno com­ple­ta­ban la es­ce­na, co­mo los le­gen­da­rios ga­le­ris­tas que ex­hi­bie­ron a los im­pre­sio­nis­tas, en­tre ellos Am­broi­se Vo­llard (1868 -1939), Paul Du­ran­dRuel (1831-1922), quie­nes fue­ron con­ti­nua­dos en es­ta la­bor di­fu­so­ra por Léo­pold Zborowski (1889-1932), Ame­deo Mo­di­glia­ni (1884-1920) y Chaïm Sou­ti­ne (1893-1943), Da­niel-Henry Kahn­wei­ler (1884 – 1979), los her­ma­nos Léon­ce (1879-1947) y Paul Ro­sen­berg (1881– 1959). Es­te úl­ti­mo fue el gran ga­le­ris­ta de Pa­blo Pi­cas­so (1881-1973) y de Geor­ges Bra­que (1882-1963), y quien es­ca­pan­do de los na­zis abrió la Paul Ro­sen­berg & Co. Ga­llery, en Nue­va York, y fue uno de los más cla­ros de­nun­cia­do­res del ex­po­lio de ar­te per­pe­tra­do por el Na­cio­nal So­cia­lis­mo.

La pri­me­ra ex­po­si­ción que reali­zó Ma­nuel Ren­dón fue en la Ga­le­rie Vil­drac, pro­pie­dad de la es­po­sa del no­ta­ble es­cri­tor Char­les Vil­drac. An­tes de via­jar a Ecua­dor en 1920 se ha­bía he­cho ami­go de Mo­di­glia­ni y de Sou­ti­ne, am­bos bohe­mios em­pe­der­ni­dos y que fue­ron vis­tos por el pa­dre de Ren­dón co­mo una es­pe­cie de pa­rias. Mo­di­glia­ni mu­rió el 24 de enero de 1920, de ma­ne­ra que fue Sou­ti­ne, quien le pre­sen­tó a Léo­pold Zb­wo­robs­ki, con quien ex­pu­so Ren­dón en 1926 sus cua­dros rea­li­za­dos a ba­se de las ex­pe­rien­cias en Ecua­dor.

Pe­ro Ma­nuel Ren­dón as­pi­ra­ba a un ga­le­ris­ta de to­da­vía ma­yor pres­ti­gio, por ello su me­ta fue dar a co­no­cer su pin­tu­ra a Léon­ce Ro­sen­berg, quien ha­bi­ta­ba en la lla­ma­da “Mai­son Do­rée”. Mi­guel de Yca­za Gó­mez (1911-1992) na­rra es­ta ex­pe­rien­cia re­la­ta­da por Ren­dón:

“Tam­bién lla­ma a la puer­ta de la ga­le­ría de Léon­ce Ro­sen­berg, en una lu­jo­sa re­si­den­cia de la rue de la Bau­me, ve­ci­na de la ca­lle de la Boë­tie, don­de le abría un ma­yor­do­mo de frac que siem­pre le de­cía que el se­ñor Ro­sen­berg ha­bía sa­li­do o es­ta­ba ocu­pa­do. Pe­ro un día, por ca­sua­li­dad, es el pro­pio Ro­sen­berg quien abre la puer­ta. Es un hom­bre es­bel­to y ele­gan­te que son­ríe al ver al jo­ven pin­tor car­ga­do de sus obras. Le pre­gun­ta quién lo en­vía y an­te la res­pues­ta: na­die, di­ver­ti­do lo ha­ce en­trar, mi­ra sus lien­zos y sin más de­cir le da ci­ta en el ate­lier de la rue No­tre Da­me des Champs. Allí acu­de, es­co­ge tres cua­dros y a los dos me­ses le ha­ce un con­tra­to de ex­clu­si­vi­dad.”

En la Ga­le­rie de l’Ef­fort Mo­der­ne de Léon­ce Ro­sen­berg, fun­da­da en 1918 y si­ta en el 19, rue de la Bau­me, que abrió con una ex­po­si­ción de Au­gus­te Her­bin (1882-1960), la obra de Ren­dón apa­re­ce con los más no­ta­bles genios de la pin­tu­ra, co­mo Fer­nand Lé­ger (1881-1955), Gior­gio de Ch­ri­ri­co (1888-1978), los es­po­sos Ro­bert (1885-1941) y So­nia De­lau­nay (1885-1979), y Juan Gris (18871927), cu­ya úl­ti­ma ex­po­si­ción fue jun­to a Ren­dón. La se­gun­da em­pre­sa de Léon­ce Ro­sen­berg fue tam­bién am­bi­cio­sa: la edi­ción del “Bu­lle­tin de “L’Ef­fort Mo­der­ne”, una re­vis­ta que ofre­cía un fo­ro no so­la­men­te de la vi­sión de Ro­sen­berg, sino de otros ar­tis­tas, crí­ti­cos y escritores. Fue tam­bién un ór­gano pro­mo­cio­nal pa­ra sus in­tere­ses co­mer­cia­les, mos­tran­do fre­cuen­te­men­te obras de la ga­le­ría. En es­te bo­le­tín apa­re­cie­ron obras de Ma­nuel Ren­dón y en él pu­bli­có va­rios de sus poe­mas (que cons­ta­rán en la ex­po­si­ción del MAAC). Léon­ce Ro­sen­berg es­cri­bió que re­co­men­da­ba es­pe­cial­men­te la ad­qui­si­ción de las obras de Ren­dón.

En el año de 1938 Ma­nuel Ren­dón, ya ca­sa­do con Pau­let­te Eve­rard, vie­ne a Ecua­dor. Aquí per­ma­ne­ce por ca­si diez años y se con­vier­te en el pro­tei­co pi­lar con que nues­tra pa­tria irrum­pió en la Mo­der­ni­dad.

EL GRAN PIN­TOR GUA­YA­QUI­LE­ÑO INI­CIÓ SU AC­TI­VI­DAD AR­TÍS­TI­CA EN LA CIU­DAD LUZ EN COM­PA­ÑÍA DE NO­TA­BLES PLÁS­TI­COS FRAN­CE­SES QUE LO­GRA­RON FA­MA UNI­VER­SAL.

MA­NUEL REN­DON “CA­BE­ZA DE HOM­BRE” 1927. LÉPOLD ZBOROWSKI, ÓLEO DE MO­DI­GLIA­NI. 1. Bu­lle­tin l´Ef­fort Mo­der­ne. Por­ta­da. 2. Ga­le­rie de l´Ef­fort Mo­der­ne. In­vi­ta­ción HER­BIN. 3. Ga­le­rie de l´Ef­fort Mo­der­ne. In­vi­ta­ción LÉ­GER. 1 2 3

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.