LOS PRI­ME­ROS MA­PAS DE NUES­TRAS COS­TAS

Memorias Porteñas - - Mp - Por MA­RIANO SÁN­CHEZ BRA­VO

Sin du­da que la pri­me­ra car­ta (ma­pa) de la cos­ta de lo que ac­tual­men­te lla­ma­mos Ecua­dor fue la con­fec­cio­na­da en con­jun­to por Bartolomé Ruiz de Es­tra­da y Her­nán Pe­ña­te, en 1526, pi­lo­tos que fue­ron de los ba­je­les de Fran­cis­co Pi­za­rro du­ran­te las pri­me­ras ex­pe­di­cio­nes efec­tua­das ha­cia el sur de Pa­na­má al ini­ciar­se la con­quis­ta his­pa­na.

Her­nán Pe­ña­te ac­tuó co­mo pi­lo­to del na­vío San­tia­gui­llo, en el que zar­pó Pi­za­rro con 114 es­pa­ño­les el 14 de no­viem­bre de 1524, con rum­bo aus­tral, efec­tuan­do las pri­me­ras ex­plo­ra­cio­nes. En tan­to que Bartolomé Ruiz fue el pi­lo­to cuan­do se reini­ció la em­pre­sa con­quis­ta­do­ra, en 1526, y se­ría aquel, quien na­ve­gan­do ha­cia el sur lle­ga­ría a la bahía de San Ma­teo, y por lo tan­to se con­ver­ti­ría en el pri­mer es­pa­ñol que na­ve­ga­ba en aguas del ac­tual Ecua­dor y el pri­me­ro en sal­tar a tie­rra de las cos­tas de nues­tra pa­tria. Si­guió rum­bo a lo lar­go de las cos­tas de Esmeraldas y Ma­na­bí ac­tua­les, has­ta do­blar el ca­bo Pa­sa­do, te­nien­do la glo­ria de na­ve­gar ba­jo la lí­nea equi­noc­cial.

A su re­torno di­vi­sa­ron una em­bar­ca­ción abo­ri­gen, a la al­tu­ra de pun­ta Ga­le­ra, cu­yos tri­pu­lan­tes re­sul­ta­ron ser Guan­ca­vil­cas y te­nían a Sa­lan­go co­mo puer­to de ori­gen, que en la ac­tua­li­dad co­rres­pon­de a la co­mu­na Agua Blan­ca, al sur de Ma­na­bí. Fue el pri­mer con­tac­to de es­pa­ño­les con una bal­sa abo­ri­gen de nues­tra na­ción.

Gra­cias a la cos­tum­bre in­ve­te­ra­da de los es­pa­ño­les de no mo­ver­se y no em­pren­der nin­gu­na em­pre­sa sin de­jar al­gu­na cons­tan­cia por es­cri­to, hoy se po­seen in­for­mes y re­la­cio­nes de es­te con­tac­to; es tal, que en la nom­bra­da re­la­ción de Sá­mano-Xe­rez del año 1527 se de­ta­lla la na­ve abo­ri­gen, que sin du­da la des­cri­be co­mo un ba­jel mer­can­te, cuan­do di­ce:

“Tra­yan mu­chas pie­zas de pla­ta y de oro pa­ra el adorno de sus per­so­nas, pa­ra ha­zer rescate con aque­llas con qu­yen yban a con­tra­tar…. Tra­yan mu­chas man­tas de la­na y de al­go­dón y ca­mi­sas y al­ju­las… y otras mu­chas ro­pas... to­do es­to tra­yan pa­ra res­ca­tar por unas con­chas de pes­ca­do de que ellos ha­zen quen­tas co­lo­ra­das co­mo co­ra­les y blan­cas que tra­yan casy el na­vío car­ga­do de­llas”.

La car­ta de Ruiz y Pe­ña­te fue ela­bo­ra­da de for­ma tal que abar­ca des­de la ciu­dad de Pa­na­má has­ta el río San­tia­go, que era co­mo lla­ma­ron al ac­tual río Gua­yas, que desem­bo­ca en el gol­fo de Gua­ya­quil. Un ma­nus­cri­to exis­te en el Ar­chi­vo Ge­ne­ral de In­dias, Se­vi­lla, sien­do sus di­men­sio­nes 39 x 21 cen­tí­me­tros. A pe­sar de que la cur­va­tu­ra del per­fil cos­ta­ne­ro en al­gu­nas sec­cio­nes de la car­ta no es la que co­rres­pon­de a la reali­dad, es­ta es acep­ta­ble pa­ra la épo­ca.

Di­ce el doc­tor Oc­ta­vio La­to­rre que los pi­lo­tos Bartolomé Ruiz y Her­nán Pe­ña­te se­gu­ra­men­te in­for­ma­ron a los cos­mó­gra­fos de la Ca­sa de Con­tra­ta­ción de Se­vi­lla, so­bre la con­fi­gu­ra­ción de la cos­ta ecua­to­ria­na, pues tres años más tar­de, es­to es 1529, se con­cluía el fa­mo­so ma­pa­mun­di de Die­go Ri­bei­ro, cu­yo ori­gi­nal tie­ne las di­men­sio­nes de 205 x 85 cen­tí­me­tros. Fue es­ta la pri­me­ra car­ta en que apa­re­ce to­da la cos­ta ecua­to­ria­na con un buen nú­me­ro de to­pó­ni­mos.

En di­cho ma­pa cons­ta el gol­fo de Gua­ya­quil, co­mo una le­ve si­nuo­si­dad, y se­gún el mis­mo his­to­ria­dor, doc­tor La­to­rre, es­ta con­fi­gu­ra­ción po­co pro­nun­cia­da per­ma­ne­ce­rá por al­gu­nos de­ce­nios, qui­zás por la in­fluen­cia del ma­pa de Ri­bei­ro y por el po­co in­te­rés en la ela­bo­ra­ción de nue­vos ma­pas.

El pri­mer ma­pa es­pe­cí­fi­co en el que cons­ta la cos­ta de la Au­dien­cia de Qui­to, le­van­ta­do “in si­tu” co­mo fru­to de una ex­pe­rien­cia lo­cal, fue ela­bo­ra­do por el car­tó­gra­fo de ori­gen por­tu­gués Di­da­co Men­de­zio (Die­go Mén­dez), quien era ca­pe­llán del mo­nas­te­rio de la En­car­na­ción de Li­ma y se desem­pe­ña­ba co­mo cos­mó­gra­fo virreinal, al que ti­tu­ló Perv­viae Avri­fe­rae Re­gio­nes Typvs, que se pu­bli­có en el atlas Thea­trum Or­bis Te­rra­rum, de Abraham Or­te­lius, co­lec­ción de car­to­gra­fía mun­dial de ba­se cien­tí­fi­ca, pu­bli­ca­da ori­gi­nal­men­te en 1570 y des­pués en su­ce­si­vas y más am­plias edi­cio­nes has­ta 1612, en la ciu­dad de Am­be­res.

El ma­pa de Mén­dez que se re­pro­du­ce co­rres­pon­de a la edi­ción la­ti­na de 1584 de di­cho atlas y te­nía di­men­sio­nes de 38 cen­tí­me­tros de lar­go por 28 cen­tí­me­tros de an­cho. Or­te­lius efec­tuó

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.