BA­RRA­QUER,

Vin­cu­la­do a nues­tro país

Memorias Porteñas - - Mp - Por AL­BER­TO SÁN­CHEZ VA­RAS

El pa­sa­do 26 de agos­to fa­lle­ció en Bar­ce­lo­na, Es­pa­ña (su tie­rra na­tal) a los 89 años, el emi­nen­te of­tal­mó­lo­go Dr. Joa­quín Ba­rra­quer Mo­ner, un afa­ma­do cien­tí­fi­co que es­tu­vo muy vin­cu­la­do a nues­tro país. Re­co­no­ci­do mun­dial­men­te por su apor­te a la me­di­ci­na en la ra­ma de la of­tal­mo­lo­gía, fue hi­jo y nie­to de des­ta­ca­dos pro­fe­sio­na­les. Su abue­lo, el doc­tor Jo­sé An­to­nio Ba­rra­quer Ro­vi­ral­ta, fue el pri­mer pro­fe­sor de Of­tal­mo­lo­gía de la Uni­ver­si­dad de Bar­ce­lo­na. Su pa­dre, Ig­na­cio Ba­rra­quer Ba­rra­quer, igual­men­te ca­te­drá­ti­co uni­ver­si­ta­rio, fun­dó en 1941 la afa­ma­da Clí­ni­ca Ba­rra­quer, uno de los cen­tros of­tál­mi­cos más pres­ti­gio­sos del mun­do.

En 1953 con­tra­jo ma­tri­mo­nio con la da­ma ma­na­bi­ta Ma­ria­na Com­pte An­dra­de, a quien ha­bía co­no­ci­do en Nue­va York, ini­cián­do­se así la vin­cu­la­ción afec­ti­va del mé­di­co es­pa­ñol con nues­tro país. Fue un re­pre­sen­tan­te ho­no­ra­rio (sin nom­bra­mien­to) de nues­tro país en Ca­ta­lu­ña. De su ma­tri­mo­nio so­bre­vi­ven tres hi­jos: Ele­na, Ra­fael y Ma­ria­na; los dos pri­me­ros han se­gui­do la ca­rre­ra de of­tal­mo­lo­gía y tra­ba­jan en la clí­ni­ca fa­mi­liar, y la úl­ti­ma pre­fi­rió de­di­car­se al ar­te, sien­do una des­ta­ca­da pin­to­ra.

Es­tu­dió me­di­ci­na en la Uni­ver­si­dad de Bar­ce­lo­na, ob­te­nien­do la li­cen­cia­tu­ra en 1951 y doc­to­rán­do­se en Ma­drid en 1955. En 1957 ob­tu­vo el tí­tu­lo de doc­tor en Me­di­ci­na y Ci­ru­gía en la Uni­ver­si­dad de Guayaquil y en 1965, el de doc­tor en Me­di­ci­na en Bo­go­tá, Co­lom­bia.

En su vi­da lo­gró re­co­no­ci­mien­tos en universida­des de on­ce paí­ses que le con­fi­rie­ron tí­tu­los de doc­tor “ho­no­ris cau­sa” y de pro­fe­sor ho­no­ra­rio.

Ejer­ció la cá­te­dra de Ci­ru­gía Ocu­lar de la Uni­ver­si­tat Au­tó­no­ma de Bar­ce­lo­na (UAB), fue director del Ins­ti­tu­to Uni­ver­si­ta­rio Ba­rra­quer, per­te­ne­cien­te a la UAB y director eje­cu­ti­vo del Ins­ti­tu­to Ba­rra­quer. Ade­más fue director-fun­da­dor del Ban­co de Ojos para Tra­ta­mien­tos de la Ce­gue­ra, y ci­ru­jano-director del Cen­tro de Of­tal­mo­lo­gía Ba­rra­quer.

El dia­rio La Van­guar­dia, el más an­ti­guo ro­ta­ti­vo de Bar­ce­lo­na, des­ta­có los apor­tes del cien­tí­fi­co a la me­di­ci­na:

“Es­te pres­ti­gio­so mé­di­co, que creó la Fun­da­ción Ba­rra­quer y el Ban­co de Ojos para Tra­ta­mien­tos de la Ce­gue­ra, ha­bía si­do pio­ne­ro en la in­clu­sión de len­tes in­tra­ocu­la­res para co­rre­gir la mio­pía y re­vo­lu­cio­nó las téc­ni­cas qui­rúr­gi­cas of­tal­mo­ló­gi­cas. Des­de el pun­to de vis­ta clí­ni­co, la ta­rea del doc­tor Ba­rra­quer se cen­tró prin­ci­pal­men­te en cua­tro cam­pos: los tras­plan­tes de cór­nea y la ci­ru­gía de la ca­ta­ra­ta, del glau­co­ma y de la mio­pía… Se hi­zo cé­le­bre por su con­tri­bu­ción a la ci­ru­gía ocu­lar a par­tir de la téc­ni­ca de la zo­nu­lo­li­sis en­zi­má­ti­ca, pro­ce­di­mien­to que con­sis­te en sus­ti­tuir la ex­trac­ción me­cá­ni­ca del cris­ta­lino opa­co por la ex­trac­ción quí­mi­ca, ba­sa­da en in­yec­tar en el ojo una sus­tan­cia: la al­fa-qui­mi­trip­si­na. Ade­más, fi­gu­ra en­tre los pio­ne­ros del mun­do en la in­clu­sión de len­tes in­tra­ocu­la­res y ha con­tri­bui­do al di­se­ño de al­gún re­vo­lu­cio­na­rio mo­de­lo para tra­tar gran­des mio­pías. Re­co­no­ci­do igual­men­te por su apor­ta­ción a los tras­plan­tes de cór­nea -su clí­ni­ca es una re­fe­ren­cia mun­dial en es­te sen­ti­do-, Ba­rra­quer ha par­ti­ci­pa­do asi­mis­mo en el di­se­ño de nu­me­ro­sos ins­tru­men­tos uti­li­za­dos en téc­ni­cas of­tal­mo­ló­gi­cas, co­mo un mi­cros­co­pio uti­li­za­do en mi­cro­ci­ru­gía y en otro es­pe­cial para fil­mar los pro­ce­di­mien­tos…”.

Su de­ce­so ori­gi­nó sen­ti­das muestras de pe­sar en Bar­ce­lo­na y Ma­drid. El pre­si­den­te de la Ge­ne­ra­li­tat de Ca­ta­lu­ña (el go­bierno au­tó­no­mo), Car­los Puig­de­mont, ma­ni­fes­tó que era un hom­bre de gran ta­len­to y pres­ti­gio que hon­ra­ba a Ca­ta­lu­ña. En si­mi­la­res tér­mino se ex­pre­só el vi­ce­pre­si­den­te de la Ge­ne­ra­li­tat, Oriol Jun­que­ras. En Ma­drid, el pre­si­den­te en fun­cio­nes del Go­bierno de Es­pa­ña, Ma­riano Ra­joy, la­men­tó el fa­lle­ci­mien­to de es­te ilus­tre ciu­da­dano y re­cor­dó sus apor­tes a la cien­cia. Igual­men­te los prin­ci­pa­les dia­rios es­pa­ño­les, co­mo El País, El Mun­do, ABC, La Van­guar­dia y El Co­rreo de Ca­ta­lu­ña, de­di­ca­ron am­plios es­pa­cios para re­cor­dar la tra­yec­to­ria de es­te pres­ti­gio­so mé­di­co.

La muer­te del Dr. Ba­rra­quer ha si­do muy sen­ti­da en Guayaquil por quie­nes lo co­no­cie­ron. En la Uni­ver­si­dad Ca­tó­li­ca se re­cuer­da el se­mi­na­rio so­bre Of­tal­mo­lo­gía que dic­tó

el mes de mar­zo de 1975, invitado por la fa­cul­tad de Cien­cias Mé­di­cas, opor­tu­ni­dad en la cual le fue con­fe­ri­do el tí­tu­lo de doc­tor “ho­no­ris cau­sa” de la UCSG, mos­trán­do­nos la re­so­lu­ción el en­ton­ces se­cre­ta­rio ge­ne­ral de la ins­ti­tu­ción, Ab. Gui­ller­mo Vi­lla­crés. El di­plo­ma fue fir­ma­do por el rec­tor, Dr. Jo­sé Ba­que­ri­zo Mal­do­na­do, y el de­cano, Dr. Fer­nan­do Pro­cel Hi­dal­go. Asis­tió co­mo invitado es­pe­cial el Dr. Jo­sé Mi­guel Va­ras Sa­ma­nie­go, ex­rec­tor de la Uni­ver­si­dad de Guayaquil, co­le­ga y ami­go del ca­te­drá­ti­co es­pa­ñol. El ar­zo­bis­po de Guayaquil, mon­se­ñor Ber­nar­dino Eche­ve­rría, y las más al­tas au­to­ri­da­des de la uni­ver­si­dad es­tu­vie­ron pre­sen­tes en la ce­re­mo­nia que se efec­tuó en el Au­la Mag­na de es­te cen­tro aca­dé­mi­co.

En la úl­ti­ma vi­si­ta a Guayaquil del doc­tor Joa­quín Ba­rra­quer Mo­ner, fue condecorad­o en el mes de mar­zo de 2005 por la M. I. Mu­ni­ci­pa­li­dad de Guayaquil, por sus mé­ri­tos cien­tí­fi­cos. Por es­tar au­sen­te de la ciu­dad el al­cal­de Jai­me Ne­bot Saa­di, en­tre­gó la pre­sea el vi­ceal­cal­de Luis Chi­ri­bo­ga Pa­rra. Des­pués de la ce­re­mo­nia se ofre­ció una re­cep­ción en el Sa­lón In­glés del Club de la Unión.

REFRENDÓ SU TÍ­TU­LO EN LA UNI­VER­SI­DAD DE GUAYAQUIL Y FUE DOC­TOR “HO­NO­RIS CAU­SA” DE LA UCSG. EN EL 2005 FUE CONDECORAD­O POR EL MU­NI­CI­PIO GUA­YA­QUI­LE­ÑO.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.