La Sociedad de Ar­te­sano

Memorias Porteñas - - Mp - Por ARQ. MELVIN HO­YOS

Es­ta se­ma­na que­ri­do lec­tor, te trai­go la his­to­ria de có­mo na­ció una de las más an­ti­guas y pro­gre­sis­tas so­cie­da­des de au­xi­lio mu­tuo na­ci­das en nues­tra ciu­dad.

Te trai­go la his­to­ria de la Sociedad de Ar­te­sa­nos Aman­tes del Pro­gre­so.

Na­ci­da el 11 de di­ciem­bre de 1878, la sociedad se fun­dó en Guayaquil, en los ta­lle­res del maes­tro Andrés Mi­ran­da (repu­tado car­pin­te­ro de ri­be­ra de nues­tra ciu­dad).

Pa­ra el efec­to, el maes­tro Mi­ran­da se re­uni­ría con vein­te ar­te­sa­nos ami­gos, con el fin de trans­mi­tir­les cuá­les se­rían los ob­je­ti­vos de la aso­cia­ción, que no eran otros que los de pro­por­cio­nar­se la ins­truc­ción ne­ce­sa­ria, así co­mo de pro­te­ger­se mu­tua­men­te “en to­dos los ca­sos de la vi­da”, co­mo el mis­mo maes­tro Mi­ran­da ex­pre­sa­ría.

La idea en­tu­sias­mó a los par­ti­ci­pan­tes al pun­to de que en esa mis­ma reunión se de­ci­dió nom­brar una di­rec­ti­va ad hoc, que es­ta­ría con­for­ma­da por Adol­fo Hi­dal­go, pre­si­den­te y Ma­nuel de Je­sús Chi­cho­nis, se­cre­ta­rio, re­sol­vién­do­se en la mis­ma reunión crear una jun­ta pre­pa­ra­to­ria, que a su vez es­ta­ría con­for­ma­da por: Adol­fo Hi­dal­go, pre­si­den­te; Juan Ya­ci­la, vi­ce­pre­si­den­te; Ma­nuel de Je­sús Chi­cho­nis, se­cre­ta­rio; Jo­sé Gar­cía An­ti­che, pro­se­cre­ta­rio; Ro­sen­do Avi­lés Te­rán, te­so­re­ro y co­mo vo­ca­les los se­ño­res Ca­mi­lo Pa­lo­me­que, To­más Chi­cho­nis, Pe­dro Pa­blo La­va­yen y Andrés Mi­ran­da.

La pri­me­ra la­bor a ser rea­li­za­da por di­cha jun­ta se­ría la de ela­bo­rar un pro­yec­to de es­ta­tu­tos y re­gla­men­tos pa­ra ser pues­tos en con­si­de­ra­ción de una jun­ta ge­ne­ral.

El se­gun­do pa­so fue el de im­po­ner una cuo­ta de cua­tro reales se­ma­na­les por per­so­na pa­ra po­der fi­nan­ciar cual­quier gas­to en el que se in­cu­rrie­ra, ini­cián­do­se es­tos apor­tes a par­tir del 14 del mis­mo mes de no­viem­bre (en ese tiem­po aun re­gía el sis­te­ma oc­to­ge­si­mal de la mo­ne­da, cu­ya uni­dad era el pe­so y no el su­cre, pues es­te se­ría crea­do en 1884. Y el pe­so se di­vi­día en 8 reales).

Fu­tu­ras reunio­nes fue­ron de­fi­nien­do nue­vas ac­cio­nes. De­bía crear­se una es­cue­la que ga­ran­ti­za­se la eje­cu­ción de uno de sus postulados, que era jus­ta­men­te el de la edu­ca­ción y la en­se­ñan­za, re­cur­sos que les per­mi­ti­rían ir me­jo­ran­do su ca­li­dad de vi­da. Ten­dría que for­mar­se una ca­ja de aho­rros, con lo cual se ga­ran­ti­za­ría la eje­cu­ción de nue­vos pro­yec­tos di­ri­gi­dos a ob­te­ner me­jo­ras en­tre los aso­cia­dos, los cua­les po­dían es­tar re­la­cio­na­dos tam­bién con el te­ma edu­ca­ti­vo.

En sep­tiem­bre de 1880 se­rían apro­ba­dos sus es­ta­tu­tos, sien­do li­ge­ra­men­te mo­di­fi­ca­dos en 1886.

La esen­cia mis­ma de los ob­je­ti­vos per­se­gui­dos por la sociedad que­da­ría sin­te­ti­za­da en el ar­tícu­lo 1º en el que di­ría:

“La Sociedad de Ar­te­sa­nos Aman­tes del Pro­gre­so tie­ne por ob­je­to ins­truir a sus so­cios en las ar­tes y ofi­cios, me­jo­rar las res­pec­ti­vas in­dus­trias, crear re­cur­sos, por me­dio del aho­rro, pa­ra aten­der con ellos el pro­gre­so de la Sociedad; pro­pen­der al ade- lan­to intelectua­l de los que la com­po­nen, y pro­veer al bie­nes­tar fu­tu­ro de ca­da uno de sus miem­bros”.

Man­te­nien­do su línea de ac­ción, los miem­bros pro­ce­de­rían a fun­dar dos años des­pués (o sea, en 1880) la Es­cue­la de la Sociedad de Ar­te­sa­nos Aman­tes del Pro­gre­so (que da­ba ser­vi­cios en ho­ra­rio noc­turno), bau­ti­za­da años des­pués con el nom­bre de Luis Ver­na­za.

En 1881 fue creada la Ca­ja de Aho­rros, con un ca­pi­tal de cin­co mil pe­sos, que es­ta­ría re­par­ti­do en cien ac­cio­nes de cin­cuen­ta pe­sos, las cua­les re­ci­bi­rían un di­vi­den­do men­sual de dos pe­sos ca­da una y que es­ta­rían sus­cri­tas so­lo por per­so­nas per­te­ne­cien­tes a la sociedad.

HOY, A 138 AÑOS DE SU FUN­DA­CIÓN, MAN­TIE­NE INTACTOS LOS POSTULADOS POR LOS QUE FUE CREADA. SIR­VE TAM­BIÉN A LA CO­MU­NI­DAD CON LAS NU­ME­RO­SAS ES­CUE­LAS QUE REGENTA.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.