La Gue­rra del Pa­cí­fi­co. 1879 - 1883

Memorias Porteñas - - Mp -

En oca­sio­nes, tra­ge­dias na­tu­ra­les o con­flic­tos ar­ma­dos en un país be­ne­fi­cian a otros. His­tó­ri­ca­men­te Guayaquil y res­to del país han si­do be­ne­fi­cia­rios. Du­ran­te la Gue­rra Ci­vil en Es­ta­dos Uni­dos, Guayaquil ex­por­tó al­go­dón co­mo nun­ca an­tes ni des­pués. Cuan­do la na­tu­ra­le­za des­tru­yó las plan­ta­cio­nes ba­na­ne­ras en Centroamér­ica, los pro­duc­to­res de las pro­vin­cias de la cos­ta se be­ne­fi­cia­ron. Más re­cien­te­men­te, Tai­lan­dia, el ma­yor pro­duc­tor de ca­ma­ro­nes tu­vo se­ve­ras epi­de­mias fa­vo­re­cien­do a los ecua­to­ria­nos.

En 1879, Chi­le se en­fren­tó con­tra los alia­dos Pe­rú y Bo­li­via, en un con­flic­to bé­li­co que du­ra­ría al­re­de­dor de 4 años. Se ini­ció por un im­pues­to de Bo­li­via a la em­pre­sa chi­le­na Com­pa­ñía de Sa­li­tre y Fe­rro­ca­rril de An­to­fa­gas­ta, vio­lan­do un acuer­do. En esa fe­cha Bo­li­via te­nía ac­ce­so al mar. La pro­tes­ta no sir­vió, los bo­li­via­nos na­cio­na­li­za­ron la em­pre- sa y hu­bo de­cla­ra­to­ria de gue­rra. Pe­rú se unió a Bo­li­via por un tra­ta­do de alian­za de­fen­si­va. Hay his­to­ria­do­res que creen que fue la ex­cu­sa, pa­ra ellos Chi­le ha­bía de­ci­di­do que­dar­se con las mi­nas. El guano y sa­li­tre (ni­tra­to) te­nían enor­me de­man­da en Eu­ro­pa y EE. UU., por ser fer­ti­li­zan­tes de esa épo­ca.

El pro­lon­ga­do con­flic­to bé­li­co pa­ra­li­zó el trá­fi­co mer­can­te internacio­nal en di­chos paí­ses, fa­vo­re­cien­do a Guayaquil y res­to de Ecua­dor. Las flo­tas mer­can­tes te­me­ro­sas de que sus na­ves fue­sen hun­di­das, des­em­bar­ca­ron en Guayaquil la car­ga des­ti­na­da a Pe­rú y Chi­le, pa­ra lue­go ser re­ex­por­ta­da. Tam­bién al­gu­nos co­mer­cian­tes chi­le­nos preo­cu­pa­dos de per­der sus ca­pi­ta­les se es­ta- ble­cie­ron en Guayaquil. Fue un sor­pre­si­vo pe­río­do de pros­pe­ri­dad. El no­ta­ble au­men­to de las ex­por­ta­cio­nes lle­nó el co­fre de la adua­na del Puer­to. De un pro­me­dio anual de 500.000 pe­sos en la dé­ca­da de los se­sen­ta, las ren­tas de adua­na se du­pli­ca­ron en el si­guien­te de­ce­nio. La bo­nan­za de Ecua­dor se co­no­ció en to­do el mun­do. Al re­fe­rir­se al año 1879, el dia­rio La Es­tre­lla de Pa­na­má afir­mó que pa­ra “las transac­cio­nes or­di­na­rias hay abun­dan­te ca­pi­tal y las ta­sas de des­cuen­to son ba­jas pues el Ban­co del Ecua­dor co­bra el 9 % anual”.

Pe­rú y Bo­li­via fue­ron de­rro­ta­dos. Por el Tra­ta­do de An­cón, 1883, Pe­rú ce­dió el De­par­ta­men­to de Ta­ra­pa­cá y las pro­vin­cias de Ari­ca y Tac­na. Bo­li­via, por el Pac­to de Tre­gua, 1884, per­dió la pro­vin­cia de An­to­fa­gas­ta. Re­su­men de es­te con­flic­to se en­cuen­tra en el New York Ti­mes 21-5-1883.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.