CO­MI­TÉ EJE­CU­TI­VO DE VIA­LI­DAD Y ES­TU­DIOS PA­RA UN NUE­VO PUERTO

Memorias Porteñas - - Mp - Por MA­RIANO SÁN­CHEZ BRA­VO

El 27 de agos­to de 1945 se cons­ti­tu­yó el Co­mi­té Eje­cu­ti­vo de Via­li­dad de la pro­vin­cia del Gua­yas, en cum­pli­mien­to al De­cre­to 368, ex­pe­di­do por la Co­mi­sión Le­gis­la­ti­va Per­ma­nen­te el 22 de agos­to del mis­mo año. La fun­ción pri­mor­dial de la nue­va en­ti­dad era cons­truir ca­rre­te­ras y, por lo tan­to, am­pliar la fron­te­ra agrí­co­la de una zo­na de mi­la­gro­sa fer­ti­li­dad: la cuen­ca del Gua­yas. El co­mi­té fue in­te­gra­do por el go­ber­na­dor de la Pro­vin­cia, el pre­si­den­te del Con­ce­jo Pro­vin­cial del Gua­yas, el al­cal­de de Gua­ya­quil y el di­rec­tor pro­vin­cial de Obras Pú­bli­cas, en­tre otros. Fun­cio­na­ba me­dian­te un or­ga­ni­gra­ma que com­pren­día las si­guien­tes co­mi­sio­nes: vías te­rres­tres, vías flu­via­les, man­te­ni­mien­to de ca­mi­nos, ase­so­ría téc­ni­ca, fi­nan­zas, asun­tos le­ga­les y pro­pa­gan­da.

El Co­mi­té Eje­cu­ti­vo de Via­li­dad del Gua­yas asu­mió la fun­ción de es­tu­diar la cons­truc­ción del nue­vo puerto de Gua­ya­quil, del cual di­re­mos que tu­vo un po­lé­mi­co pro­ce­so. Pa­ra ello el 28 de oc­tu­bre de 1947 sus­cri­bió un con­tra­to con la So­cie­té de Cons­truc­ción des Ba­tig­no­lles, de Pa­rís, en el edi­fi­cio de la Cá­ma­ra de Co­mer­cio de Gua­ya­quil, pa­ra los es­tu­dios del dra­ga­do del río Gua­yas y las obras por­tua­rias de Gua­ya­quil, a un cos­to es­ti­ma­do en $ 6’390.648,00, can­ti­dad que a la pos­tre fue su­pe­rior.

Tres años des­pués la Ba­tig­no­lles in­for­ma­ba que “efec­tua­do el le­van­ta­mien­to com­ple­to del Gua­yas”, y otros es­tu­dios, co­mo ser: per­fi­les a lo lar­go del ca­nal, ve­lo­ci­dad de las co­rrien­tes en va­rios pun­tos, cur­vas de ma­rea, son­da­jes en tie­rra y pa­ra el em­pla­za­mien­to del mue­lle, etc., se lle­gó a la con­clu­sión de que no se­ría con­ve­nien­te cons­truir el nue­vo ter­mi­nal ma­rí­ti­mo a ori­llas del río Gua­yas, de­bi­do a las con­di­cio­nes ad­ver­sas que pre­sen­ta­ba es­ta al­ter­na­ti­va.

Ma­ni­fies­ta don Ju­lio Es­tra­da que “el con­tra­to Ba­tig­no­lles fue in­ne­ce­sa­rio. Los in­for­mes téc­ni­cos has­ta en­ton­ces exis­ten­tes in­di­ca­ban que la ca­na­li­za­ción del Gua­yas era ta­rea enor­me­men­te más dis­pen­dio­sa que la adap­ta­ción del es­te­ro Sa­la­do. Ha­cien­do a un la­do al co­man­dan­te Ja­rrín – cu­yo pa­re­cer, por ser el de un ecua­to­riano, no se­ría acep­ta­ble sino pa­ra los ex­tran­je­ros- que­da­ban en pie opi­nio­nes de otros téc­ni­cos, que ya se ha­bían pro­nun­cia­do por la so­lu­ción Puerto Nue­vo y re­cha­za­do el dra­ga­do del río Gua­yas por ra­zo­nes téc­ni­co-eco­nó­mi­cas”.

Pe­ro des­de tiem­po atrás ha­bía cri­te­rios de que la en­tra­da a Gua­ya­quil por el es­te­ro Sa­la­do era po­si­ble, es­to con ba­se en le­van­ta­mien­tos hi­dro­grá­fi­cos ya eje­cu­ta­dos, tal es que el Al­mi­ran­taz­go in­glés des­de un si­glo an­tes ha­bía exa­mi­na­do los ac­ce­sos a Gua­ya­quil y de­ter­mi­na­do que la en­tra­da por el ca­nal del Mo­rro era fac­ti­ble.

El dis­tin­gui­do pe­rio­dis­ta e his­to­ria­dor, don Jor­ge E. Vi­van­co, en su obra Puerto Ma­rí­ti­mo de Gua­ya­quil: raí­ces, pre­sen­te y pro­yec­cio­nes nos in­di­ca que “el Co­mi­té de Via­li­dad del Gua­yas sus­cri­bió el 10 de enero de 1951, un con­tra­to am­plia­to­rio del an­te­rior con la mis­ma So­cie­dad de Cons­truc­cio­nes Ba­tig­no­lles, con el ob­je­to de de­ter­mi­nar la vía de ac­ce­so más con­ve­nien­te pa­ra el puerto de Gua­ya­quil”.

La Ar­ma­da ame­ri­ca­na ha­bía pu­bli­ca­do en 1947 las car­tas 5948 y 5949, en las que se­ña­la­ba cla­ra­men­te la po­si­ble en­tra­da por el ca­nal del Mo­rro. Es­tas con­te­nían su­fi­cien­te in­for­ma­ción pa­ra fi­jar de­fi­ni­ti­va­men­te la ven­ta­ja de Puerto Nue­vo.

Si­gue el se­ñor Vi­van­co: “Pa­ra ello, co­mo en el ca­so del pri­mer con­tra­to, se ela­bo­ró un plan téc­ni­co, ha­bi­da cuen­ta de que la Ar­ma­da nor­te­ame­ri­ca­na ha­bía he­cho ya es­tu­dios so­bre el ac­ce­so por el ca­nal del Mo­rro. Ter­mi­na­dos los es­tu­dios, la Ba­tig­no­lles pre­sen­tó al Co­mi­té de

EL CO­MI­TÉ EJE­CU­TI­VO DE VIA­LI­DAD DEL GUA­YAS, LUE­GO DE SU CREA­CIÓN, ASU­MIÓ LA FUN­CIÓN DE ES­TU­DIAR LA CONS­TRUC­CIÓN DEL NUE­VO PUERTO PA­RA GUA­YA­QUIL, DEL CUAL DI­RE­MOS QUE TU­VO UN PO­LÉ­MI­CO PRO­CE­SO.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.