La Re­vo­lu­ción d de D’Amé­court (

Memorias Porteñas - - Recuerdos De Mis Abuelos - Por ARQ. MELVIN HO­YOS

La se­ma­na pa­sa­da veía­mos que­ri­do lec­tor que la obra His­to­ria de la Re­vo­lu­ción de Oc­tu­bre y cam­pa­ña li­ber­ta­do­ra 1820 – 1822 fue muy bien ana­li­za­da por el ju­ra­do ca­li­fi­ca­dor nom­bra­do por el Ca­bil­do por­te­ño, con el fin de con­tar con una obra que re­la­ta­se de ma­ne­ra am­plia, ame­na y ve­raz los sucesos acae­ci­dos el 9 de Oc­tu­bre de 1820. Y vi­mos que co­mo fru­to de es­te aná­li­sis se en­con­tró que una de las me­jo­res obras pre­sen­ta­das en el con­cur­so ado­le­cía de una se­rie de im­per­do­na­bles fa­llas que de­bían ser co­rre­gi­das an­tes de su pu­bli­ca­ción. Pe­ro co­mo el in­for­me es por de­más in­tere­san­te y creo que de­bes co­no­cer­lo li­te­ral­men­te en su par­te me­du­lar, te di­je que me dis­cul­pa­ras por­que no le su­ma­ría na­da pro­pio pa­ra que lo pu­die­ses va­lo­rar en su jus­ta me­di­da y es eso lo que pro­ce­de­ré a ha­cer: “…Obra vo­lu­mi­no­sa, cu­yo es­ti­lo es bas­tan­te inar­mó­ni­co y que, en bue­na par­te, re­sul­ta tra­ba­jo de re­co­pi­la­ción. Co­mo el au­tor ce­de con fre­cuen­cia la pa­la­bra a otros es­cri­to­res, es más el len­gua­je de es­tos el que pre­do­mi­na en el con­cur­so de la na­rra­ción. Así por ejem­plo, en el pri­mer vo­lu­men, y sin to­mar en cuen­ta li­ge­ros pa­sa­jes que pres­ta tam­bién a opi­nio­nes ape­nas, per­te­ne­cen a la redacción del Dr. Fran­cis­co Cam­pos de la pág. 31 a la 37; a la de don Die­go de la Rocha, de la 38 a la 48; a la de An­to­nio de Al­ce­do y He­rre­ra de la 53 a la 54; a la de Pe­dro Fer­mín Ce­va­llos de la 70 a la 85; a la de Pino Ro­ca de la 152 a la 166. En el To­mo Se­gun­do: a la de Juan Emi­lio Ro­ca de la 202 a la 205 y al na­rra­dor Viey­tes de la 215 a la 219.

En el To­mo III, a la de Fa­jar­do de la 416 a la 418; a la de Ce­va­llos de la 426 a la 427, de la 454 a la 456 y de la 515 a la 517; a la de Ba­rros Ara­na, de la 461 a la 463 y a la de Ca­mi­lo Des­tru­ge de la 570 a la 614. En to­dos es­tos pa­sa­jes les ce­de en ab­so­lu­to la pa­la­bra a los ci­ta­dos au­to­res, sin re­for­zar­los con es­tu­dios y ar­gu­men­tos pro­pios, tra­ba­jo tan­to más ne­ce­sa­rio cuan­to que, en va­rias otras oca­sio­nes, de­mues­tra que no siem­pre se ajus­ta­ron to­dos ellos a la ver­dad de los sucesos.

Re­sul­ta así, que el au­tor de la obra cu­yo mé­ri­to es­tu­dia­mos no se ha cu­ra­do del de­ber en que es­tá to­do his­to­ria­dor mo­derno de co­no­cer la li­te­ra­tu­ra ya exis­ten­te so­bre el pun­to que va a tra­tar, a fin de po­der dis­cer­nir lo que tie­ne un va­lor real de lo que no lo tie­ne más que apa­ren­te, y, so­bre to­do, pa­ra dar­se cuen­ta del es­ta­do en que es­tán las in­ves­ti­ga­cio­nes so­bre es­te u el otro pun­to, con el ob­je­to de no re­pe­tir co­mo co­sa pro­pia lo ya es­cri­to por otros. Es, a la vez, evi­den­te, que ha des­cui­da­do por com­ple­to aquel sa­bio pre­cep­to que acon­se­ja no adu­cir tes­ti­mo­nio al­guno sin ha­ber vis­to la fuente, y que, cuan­do es­to no fue­re po­si­ble, de­be in­di­car­se ex­pre­sa­men­te

his­to­ria­dor y cro­nis­ta gua­ya­qui­leDon Ga­briel Pino Ro­ca, de his­to­ria­do­res que fun­gie­ron ño que li­de­ra­ra al con­jun­to mu­cho de 1918, ana­li­za­ría con de ju­ra­do en el con­cur­so pa­ra la Re­vo­lu­ción de Oc­tu­bre, de­te­ni­mien­to la obra so­bre su to­ta­li­dad es­ta sea...

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.