EL PRE­SI­DEN­TE GUSTAVO NOBOA IMPLEMENTA LA DOLARIZACI­ÓN

LA DIS­PO­SI­CIÓN DE ÚL­TI­MA HORA DE MAHUAD NE­CE­SI­TA­BA UN MAR­CO LE­GAL PA­RA APLICARLA. FUE PRIORITARI­O PA­RA EL NUE­VO MAN­DA­TA­RIO PA­RA EVI­TAR EL RETORNO AL CAOS MONETARIO.

Memorias Porteñas - - PERSONAJES -

En la cró­ni­ca an­te­rior nos re­fe­ri­mos a los acon­te­ci­mien­tos pos­tre­ros del go­bierno de Ja­mil Mahuad, quien en ac­ción de­ses­pe­ra­da anun­ció la dolarizaci­ón -el reem­pla­zo del su­cre por el dó­lar co­mo mo­ne­da de uso co­rrien­tean­te el caos monetario y fi­nan­cie­ro que se vi­vía. Es­ta de­cla­ra­ción, po­cos días an­tes de su caí­da, no pa­só de ser un enun­cia­do pues no fue acom­pa­ña­da de las me­di­das le­ga­les co­rres­pon­dien­tes. Era un gra­ve pro­ble­ma. Los téc­ni­cos del Ban­co Cen­tral, res­pon­sa­ble de la po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria del país, no es­ta­ban de acuer­do con la de­ci­sión, se­gún se co­no­ció por la pren­sa.

Mahuad fue des­ti­tui­do el 21 de enero de 2000 an­te un le­van­ta­mien­to po­pu­lar. Las Fuer­zas Ar­ma­das le re­ti­ra­ron su res­pal­do y de­bió asi­lar­se en la em­ba­ja­da de Chi­le. Lue­go de ho­ras de in­cer­ti­dum­bre, tras fracasar el in­ten­to de es­ta­ble­cer­se un ré­gi­men de fac­to in­te­gra­do por ci­vi­les y mi­li­ta­res, Gustavo Noboa por el aban­dono del car­go de Mahuad, asu­mió por de­cre­to eje­cu­ti­vo la Pre­si­den­cia en la ma­dru­ga­da del 22 de enero. Pos­te­rior­men­te con­cu­rrió al Con­gre­so don­de se le im­pu­so la ban­da de pre­si­den­te cons­ti­tu­cio­nal

¿IMPLEMENTA­R O NO LA DOLARIZACI­ÓN?

La gran in­cóg­ni­ta al asu­mir el pre­si­den­te Noboa era sa­ber si im­ple­men­ta­ba o no la dolarizaci­ón. La des­pe­jó in­me­dia­ta­men­te cuan­do en sus pri­me­ras de­cla­ra- cio­nes di­jo que sí lo ha­ría, pues no ha­bía otra so­lu­ción in­me­dia­ta pa­ra su­pe­rar la cri­sis mo­ne­ta­ria. Pe­ro ha­bía que ha­cer cam­bios en las le­yes pa­ra vol­ver reali­dad el enun­cia­do y una de ellas era to­mar me­di­das le­ga­les pa­ra re­ti­rar de cir­cu­la­ción el su­cre y re­em­pla­zar­lo por el dó­lar, una de ellas qui­tan­do al Ban­co Cen­tral su ca­pa­ci­dad de ins­ti­tu­to emi­sor. Se op­tó por de­jar­le esa fa­cul­tad pa­ra la mo­ne­da frac­cio­na­ria. La ra­pi­dez con que se ac­tuó per­mi­tió que el país re­cu­pe­ra­se la nor­ma­li­dad y se es­ta­bi­li­za­ra, aun­que con un sa­cri­fi­cio pa­ra mu­cha gen­te que es­ta­ba en­deu­da­da en dó­la­res. No ha­bía otra al­ter­na­ti­va.

LA LEY

El 29 de fe­bre­ro el Con­gre­so apro­bó la Ley pa­ra la Trans­for­ma­ción Eco­nó­mi­ca del Ecua­dor, de acuer­do al pro­yec­to pre­sen­ta­do por el Po­der Eje­cu­ti­vo. En su ela­bo­ra­ción par­ti­ci­pa­ron ase­so­res in­ter­na­cio­na­les que, con los téc­ni­cos na­cio­na­les del Go­bierno, ela­bo­ra­ron en tiem­po ré­cord el plan pa­ra implementa­r la dolarizaci­ón. El pri­mer ar­tícu­lo, el más im­por­tan­te, de­cía lo si­guien­te: “Es­ta ley es­ta­ble­ce el ré­gi­men monetario de la Re­pú­bli­ca, cu­ya eje­cu­ción co­rres­pon­de al Ban­co Cen­tral del Ecua­dor. El ré­gi­men monetario se fun­da­men­ta en el prin­ci­pio de ple­na cir­cu­la­ción de las di­vi­sas in­ter­na­cio­na­les en el país y su li­bre trans­fe­ri­bi­li­dad al ex­te­rior. A par­tir de la vi­gen­cia de es­ta Ley, el Ban­co Cen­tral can­jea­rá los su­cres en cir­cu­la­ción por dó­la­res de los Es­ta­dos Uni­dos de Amé­ri­ca a una re­la­ción fi­ja e inal­te­ra­ble de vein­ti­cin­co mil su­cres por ca­da dó­lar. En con­se­cuen­cia, el Ban­co Cen­tral can­jea­rá los dó­la­res que le sean re­que­ri­dos a la re­la­ción de cam­bio es­ta­ble­ci­da, re­ti­ran­do de cir­cu­la­ción los su­cres re­ci­bi­dos. El Ban­co Cen­tral del Ecua­dor no po­drá emi­tir nue­vos billetes su­cres, sal­vo el acu­ña­mien­to de mo­ne­da frac­cio­na­ria, que so­lo po­drá ser pues­ta en cir­cu­la­ción en can­je de billetes su­cres en cir­cu­la­ción o de dó­la­res de los Es­ta­dos Uni­dos de Amé­ri­ca. Por mo­ne­da frac­cio­na­ria se en­ten­de­rá la mo­ne­da me­tá­li­ca equi­va­len­te a frac­cio­nes de un dó­lar cal­cu­la­do a la co­ti­za­ción de S/. 25.000,00”.

1. El pre­si­den­te Gustavo Noboa.2. El desafío que en­fren­ta­ba el nue­vo man­da­ta­rio.3. Los téc­ni­cos del Ban­co Cen­tral no que­rían la dolarizaci­ón.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.