VEIN­TE AÑOS DEL ASE­SI­NA­TO DE JAI­ME HUR­TA­DO

Memorias Porteñas - - PERSONAJES - POR: AL­BER­TO SÁN­CHEZ VA­RAS san­che­[email protected]­na­sa.com.ec

Un Miér­co­les de Ce­ni­za ha­ce 20 años, cuan­do la gran ma­yo­ría de los ecua­to­ria­nos se ha­bía re­in­te­gra­do a sus la­bo­res ha­bi­tua­les lue­go del car­na­val, el país se con­mo­vió por el ase­si­na­to en Qui­to en una de las ca­lles cer­ca­nas al Pa­la­cio Le­gis­la­ti­vo del dipu­tado Jai­me Hur­ta­do, su al­terno Pa­blo Tapia y el ase­sor We­lling­ton Bor­ja, quie­nes se di­ri­gían a al­mor­zar en un res­tau­ran­te cer­cano. Fue un cri­men eje­cu­ta­do por si­ca­rios y has­ta aho­ra, a pe­sar de ha­ber trans­cu­rri­do vein­te años, no se han pre­ci­sa­do las in­cóg­ni­tas so­bre quién o quié­nes fue­ron los ver­da­de­ros au­to­res in­te­lec­tua­les, exis­tien­do un ve­lo de mis­te­rio al­re­de­dor de es­te cri­men. Se du­da si real­men­te se pu­do iden­ti­fi­car a to­dos los si­ca­rios o si que­dó al­gún nom­bre in­cóg­ni­to pues to­do el pro­ce­so de in­ves­ti­ga­ción fue en­ma­ra­ña­do, así co­mo la ac­ción de la jus­ti­cia, len­ta y con­tra­dic­to­ria.

LÍ­DER PO­PU­LAR

Jai­me Hur­ta­do Gon­zá­lez, afro­des­cen­dien­te, na­ció el 7 de fe­bre­ro de 1937 en la pe­que­ña lo­ca­li­dad de Ma­lim­pia, cer­ca­na a Qui­nin­dé, pro­vin­cia de Es­me­ral­das. De ori­gen hu­mil­de y pa­dres anal­fa­be­tos, tu­vo una ni­ñez muy po­bre. Re­cién a los 10 años pu­do asis­tir a la es­cue­la, sin em­bar­go pron­to des­ta­có en los es­tu­dios. Ob­tu­vo una be­ca y via­jó a Gua­ya­quil, don­de cur­só es­tu­dios en el co­le­gio par­ti­cu­lar Eloy Al­fa­ro. Al tiem­po que so­bre­sa­lía co­mo es­tu­dian­te, era un gran de­por­tis­ta y ob­tu­vo éxi­tos en básquet y atle­tis­mo. Ju­gó por los equi­pos de Eme­lec y Ath­le­tic, fue se­lec­cio­na­do del Gua­yas y lle­gó a cam­peón na­cio­nal. En 1966 se afi­lió al Par­ti­do Co­mu­nis­ta Mar­xis­ta Le­ni­nis­ta, ini­cian­do su ca­rre­ra po­lí­ti­ca. In­gre­só a la fa­cul­tad de Ju­ris­pru­den­cia, don­de mos­tró sus cua­li­da­des de lí­der, sien­do ele­gi­do pre­si­den­te de la Aso­cia­ción Es­cue­la de De­re­cho, la más an­ti­gua or­ga­ni­za­ción es­tu­dian­til de la Uni­ver­si­dad de Gua­ya­quil. Con­tra­jo ma­tri­mo­nio con la abo­ga­da Si­ria An­gu­lo, su com­pa­ñe­ra de ac­ti­vi­da­des y lu­chas po­lí­ti­cas.

Iden­ti­fi­ca­do con sec­to­res la­bo­ra­les, fue al­can­zan­do no­to­rie­dad y po­pu­la­ri­dad; era a la vez res­pe­ta­do por sus ad­ver­sa­rios. Fue te­naz opo­si­tor a la dic­ta­du­ra mi­li­tar de los años se­ten­ta. En 1977 fue uno de los fun­da­do­res del Mo­vi­mien­to Po­pu­lar De­mo­crá­ti­co, que aglu­ti­na­ba a or­ga­ni­za­cio­nes de la iz­quier­da no tra­di­cio­nal, sien­do pre­can­di­da­to a la vi­ce­pre­si­den­cia de la Re­pú­bli­ca, pe­ro el Tri­bu­nal Elec­to­ral no ca­li­fi­có a tiem­po al par­ti­do. Cuan­do fue acep­ta­do el re­gis­tro en­ca­be­zó la lis­ta de dipu­tados en las elec­cio­nes de 1979, al­can­zan­do una cu­rul, con­vir­tién­do­se en el pri­mer le­gis­la­dor afro­des­cen­dien­te en nues­tra his­to­ria po­lí­ti­ca. En 1984 fue can­di­da­to pre­si­den­cial, que­dan­do en cuar­to pues­to.

EL ASE­SI­NA­TO

En las elec­cio­nes de 1998 fue nue­va­men­te ele­gi­do dipu­tado. Eran tiem­pos com­pli­ca­dos en la vi­da po­lí­ti­ca del país y Jai­me Hur­ta­do en el Con­gre­so Na­cio­nal reali­zó al­gu­nas de­nun­cias muy gra­ves que no lle­gó a con­cre­tar pues fue ase­si­na­do cuan­do se apres­ta­ba a ha­cer­lo. El he­cho ocu­rrió el 17 de fe­bre­ro de 1999, a ple­na luz del día. Las au­to­ri­da­des gu­ber­na­men­ta­les anun­cia­ron ca­si de in­me­dia­to que ha­bían des­cu­bier­to a los au­to­res, pe­ro es­to no fue cier­to.

Tras mu­chos ve­ri­cue­tos y sin­di­ca­ción a va­rias per­so­nas, en 2003 la Cor­te Su­pe­rior de Jus­ti­cia lla­mó a ple­na­rio a Was­hing­ton Agui­rre, Chris­tian Pon­ce, Freddy Con­tre­ras Lu­na, Gerardo Mar­tí­nez y Henry Gil Ayer­ve (co­lom­biano), acu­sán­do­los del cri­men. En 2006 se ex­pi­dió sen­ten­cia, pe­ro pa­ra ese mo­men­to so­lo es­ta­ba de­te­ni­do Con­tre­ras, quien fue con­de­na­do a 16 años de pri­sión. Nun­ca se acla­ró so­bre el ver­da­de­ro mó­vil de es­te he­cho, por lo que por aho­ra no hay cer­te­za de quién en­ca­be­zó la con­ju­ra y tal vez nun­ca se co­noz­ca la ver­dad.

UN CRI­MEN QUE IM­PAC­TÓ EN EL PAÍS. EL MIS­TE­RIO AL­RE­DE­DOR DE SU MUER­TE

NO SE HA DES­PE­JA­DO Y SUB­SIS­TEN IN­CÓG­NI­TAS.

Un fo­go­so dis­cur­so de Jai­me Hur­ta­do. Jai­me Hur­ta­do Gon­zá­lez cuan­do fue can­di­da­to pre­si­den­cial en 1984.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.