HE­CHOS RE­PE­TI­DOS

EN DOS PE­RÍO­DOS DE NUES­TRA HIS­TO­RIA

Memorias Porteñas - - NUESTRA HISTORIA - POR: GUI­LLER­MO AROSEMENA A. aro­se­me­[email protected]­na­sa.com.ec

Ana­li­za­re­mos 1843 a 1845 con 2007 a 2017. Cuan­do Juan Jo­sé Flo­res ter­mi­na­ba su se­gun­da ad­mi­nis­tra­ción, con­vo­có a una Asam­blea pa­ra pro­mul­gar una nue­va Cons­ti­tu­ción y en­te­rrar la de 1835 de la Con­ven­ción pre­si­di­da por Jo­sé Joa­quín Ol­me­do. El pro­pó­si­to era per­pe­tuar­se en el car­go, te­ner con­trol de to­dos los po­de­res, man­te­ner a sus acó­li­tos ex­tran­je­ros, ter­mi­nar con la li­ber­tad de ex­pre­sión, crear nue­vos im­pues­tos, en­tre otras bar­ba­ri­da­des. Ro­ca­fuer­te ha­bía si­do ele­gi­do pa­ra el Le­gis­la­ti­vo y lle­gó en mar­zo de 1843, con dos me­ses de atra­so. Co­mo go­ber­na­dor de­bió or­ga­ni­zar su au­sen­cia por la de­vas­ta­do­ra epidemia de fie­bre ama­ri­lla que por me­ses ha­bía oca­sio­na­do la muer­te de mi­les de per­so­nas. Ro­ca­fuer­te se en­fren­tó a la ma­yo­ría de los le­gis­la­do­res pro-Flo­res; des­de el pri­mer día tu­vo du­ras ex­pre­sio­nes con­tra ellos, in­clu­yen­do a Flo­res. Las se­sio­nes pos­te­rio­res con­ti­nua­ron muy vio­len­tas, op­tó por re­nun­ciar y re­gre­só a Guayaquil, des­de donde en­vió su pri­mer men­sa­je a la na­ción, de­nun­cian­do las nu­me­ro­sas ar­bi­tra­rie­da­des del le­gis­la­ti­vo J. J. Flo­res. Via­jó a Li­ma y des­de allá con­ti­nuó con sus ata­ques.

Co­mo él se­ña­ló en su libro A la Na­ción (to­do gua­ya­qui­le­ño de­be­ría leer­lo), si la Con­ven­ción “…hu­bie­ra re­pre­sen­ta­do la li­bre vo­lun­tad de los pue­blos, se hu­bie­ra com­pues­to de pro­pie­ta­rios, agri­cul­to­res, ne­go­cian­tes, ca­pi­ta­lis­tas y ciu­da­da­nos ins­trui­dos e in­de­pen­dien­tes del Go­bierno, y no de mi­li­ta­res y em­plea­dos”. La ma­yo­ría de sub­al­ter­nos de Flo­res. De 36 le­gis­la­do­res que de­bie­ron es­tar pre­sen­tes, so­lo asis­tie­ron 34. Ro­ca­fuer­te se re­fie­re a ellos: “De los 34, 21 for­ma­ron la fa­lan­ge li­ber­ti­ci­da, que he­mos lla­ma­do el Club Ge­ní­za­ro-Ecua­to­riano. Él se com­pu­so de diez mi­li­ta­res, en­tre los cua­les se con­ta­ban cin­co ge­ne­ra­les, un ve­ne­zo­lano, un gra­na­dino, un es­pa­ñol, un ir­lan­dés y un fran­cés; cin­co

EN ITA­LIA: “HA­BLA­MOS DEL NUE­VO PAÍS QUE

ES­TA­MOS CONS­TRU­YEN­DO DE LA MANO DE TO­DOS MIS COM­PA­TRIO­TAS…”. LENÍN MO­RENO G.

(FA­CE­BOOK 9-7)

Pre­si­den­te Lenín Mo­reno Gar­cés.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.