APREN­DIEN­DO DEL PA­SA­DO

JO­SÉ E. VÉLEZ CO­MEN­ZÓ CO­MO EM­PLEA­DO DE LO­REN­ZO TOUS Y LUE­GO SE SE­PA­RÓ Y FUN­DÓ SU EM­PRE­SA.

Memorias Porteñas - - NUESTRA HISTORIA - POR: GUI­LLER­MO AROSEMENA A. aro­se­me­[email protected]­na­sa.com.ec

La me­jor for­ma de des­cri­bir la cor­ta vi­da de las em­pre­sas es re­vi­san­do di­rec­to­rios de com­pa­ñías de dé­ca­das atrás. Así se co­no­ce cuá­les son las que to­da­vía fun­cio­nan y las que de­sa­pa­re­cie­ron. Las cau­sas por las que de­jan de ope­rar son: pér­di­das, por­que no hu­bo he­re­de­ros o por­que a es­tos no les in­tere­só tra­ba­jar en el ne­go­cio. Ha­ce po­cos años ce­rró una im­por­tan­te em­pre­sa im­por­ta­do­ra con más de 40 años de vi­da por­que los hi­jos del fun­da­dor no tu­vie­ron in­te­rés en ella, dos vi­vían en el ex­te­rior. Hay tam­bién em­pre­sas que son ven­di­das y los nue­vos due­ños cam­bian el nom­bre de la ra­zón so­cial. En es­ta ca­te­go­ría hay muy po­cos ca­sos.

Ce­rrar por pér­di­das se de­be a que las em­pre­sas es­tán ex­pues­tas a fac­to­res ex­ter­nos que po­nen en pe­li­gro su exis­ten­cia: ines­ta­bi­li­dad po­lí­ti­ca, eco­nó­mi­ca o so­cial. Tam­bién cam­bios tec­no­ló­gi­cos, ca­so de los ven­de­do­res de dis­cos de mú­si­ca. En­tre los fac­to­res in­ter­nos es­tán, ele­va­do en­deu­da­mien­to y ca­li­dad de ge­ren­cia.

INES­TA­BI­LI­DAD TO­TAL

Al fi­na­li­zar 1921 se pu­bli­có en Gua­ya­quil el Directorio Co­mer­cial e In­dus­trial. La in­tro­duc­ción es lle­na de po­si­ti­vis­mo; co­mien­za afir­man­do que: gra­cias a la Fun­da­ción Roc­ke­fe­ller la ciu­dad se en­cuen­tra li­bre de la te­mi­ble fie­bre ama­ri­lla, tie­ne 100.000 ha­bi­tan­tes, sien­do el puer­to más po­bla­do des­pués de atra­ve­sar el Ca­nal de Pa­na­má, y hay em­pre­sas mi­ne­ras es­ta­dou­ni­den­ses ha­cien­do pros­pec­ción. Con­tie­ne mu­cho op­ti­mis­mo so­bre el fu­tu­ro de Gua­ya­quil, y anun­cios de las em­pre­sas más gran­des de la ciu­dad, que lo eran tam­bién del país. El op­ti­mis­mo era tan gran­de que en 1920 se fun­da­ron: Ban­co de Des­cuen­to, Ban­co La Pre­vi­so­ra y otras em­pre­sas. Quien hi­zo la pu­bli­ca­ción ja­más se ima­gi­nó que en po­cos años, Gua­ya­quil y el res­to de Ecua­dor, en­fren­ta­rían las cri­sis más fuer­tes del si­glo, muy por en­ci­ma de lo que su­ce­dió lue­go en la cri­sis ban­ca­ria de 1999. En­tre 1920 y 1948 hu­bo 28 go­bier­nos, en­tre ci­vi­les y mi­li­ta­res, es de­cir uno por año. Fue el pe­río­do de ma­yor ines­ta­bi­li­dad po­lí­ti­ca del si­glo XX. La ines­ta­bi­li­dad eco­nó­mi­ca fue peor. A las epi­de­mias del ca­cao, se unió la De­pre­sión Mun­dial que co­men­zó a fi­nes de 1929 y du­ró mu­chos años. El país se que­dó sin di­vi­sas, el su­cre se de­va­luó va­rias ve­ces.

LOS QUE ES­TÁN Y LOS DESAPARECI­DOS

De los 50 anun­cian­tes en el men­cio­na­do directorio, so­bre­vi­ven 5 y su im­por­tan­cia, en par­ti­ci­pa­ción de mer­ca­do, no se com­pa­ra con la que tu­vie­ron de­ce­nios atrás. Ha­bía anun­cios de los dos ban­cos más gran­des de Ecua­dor: Ban­co Co­mer­cial Agrí­co­la y Ban­co del Ecua­dor. El pri­me­ro fue in­ter­ve­ni­do en 1925, pos­te­rior­men­te li­qui­da­do y el se­gun­do que­bró a 1931. El Ban­co Te­rri­to­rial fue li­qui­da­do ha­ce po­cos años. Mer­can­ti­le Over­seas Cor­po­ra­tion, sub­si­dia­ria de un ban­co es­ta­dou­ni­den­se, se es­ta­ble­ció pa­ra re­cu­pe­rar en ca­cao, un prés­ta­mo he­cho a la Aso­cia­ción de Agri­cul­to­res, que tam­bién des­apa­re­ció. Cas­si­ne­lli Her­ma­nos & Co. era uno de los al­ma­ce­nes más gran­des des­de los pri­me­ros años del si­glo XX, se cree que fun­cio­nó has­ta los años trein­ta, se des­co­no­ce fe­cha exac­ta. Levy Her­ma­nos fue im­por­ta­do­ra y tu­vo ac­ti­vi­dad in­mo­bi­lia­ria, des­apa­re­ció en la se­gun­da mi­tad de los trein­ta. Klae­re & Me­yer, de pro­pie­dad de dos ale­ma­nes, tu­vo ac­ti­vi­da­des co­mer­cia­les e in­dus­tria­les. Gon­zá­lez Ru­bio & Cía., fun­da­da en el si­glo XIX, fue la más im­por­tan­te fe­rre­te­ría por va­rias dé­ca­das, fun­cio­nó co­mo em­pre­sa muy pe­que­ña has­ta ha­ce po­co. E. Ca­le­ro fue el fa­bri­can­te más gran­de de za­pa­tos del país, su enor­me al­ma­cén de ven­ta de za­pa­tos y pro­duc­tos afi­nes que­da­ba en la ca­lle Agui­rre, fren­te al co­rreo. Gua­ya­qui­le­ños de to­da cla­se so­cial los ad­qui­rían allí. Fun­cio­nó has­ta los años se­sen­ta. La Bo­ti­ca y Dro­gue­ría Hol­ger Glae­sel, la más gran­de de Gua­ya­quil, hoy ope­ra con la ra­zón so­cial de La­bo­ra­to­rios HG, es una com­pa­ñía muy pe­que­ña si se com­pa­ra con los la­bo­ra­to­rios de las cor­po­ra­cio­nes mul­ti­na­cio­na­les es­ta­ble­ci­das en Ecua­dor. El Te­lé­gra­fo era el dia­rio más im­por­tan­te del país, ac­tual­men­te es le­jano re­cuer­do, un me­dio pú­bli­co de muy po­ca cir­cu­la­ción. E. Maul­me, lle­gó a te­ner po­si­ble­men­te el 40 % de la dis­tri­bu­ción de au­tos y ca­mio­nes del país; hoy si­gue fun­cio­na­do, pe­ro su par­ti­ci­pa­ción de mer­ca­do es muy in­fe­rior. La Ca­sa Fran­ce­sa, fun­da­da en 1876 co­mo Ca­sa Gui­lla­met, te­nía su­cur­sal en Qui­to y agen­cias en la ma­yo­ría de las ciu­da­des del país. En­tre otras im­por­tan­tes em­pre­sas de esa épo­ca que ya no fun­cio­nan es­tán L&D Ver­na­za, ex­por­ta­do­res e im­por­ta­do­res. J. E. Vélez, Ca­sa Ame­ri­ca­na, Ca­sa For­tich, J. J. Yca­za No­boa y Au­gus­to Pe­ter­sen & Co. R.A. Di­llon, re­pre­sen­tan­te de nu­me­ro­sas fá­bri­cas del ex­te­rior, tam­bién com­pra­ba y ven­día di­vi­sas; Juan Mar­cos & Co., de­di­ca­da a la in­ter­me­dia­ción fi­nan­cie­ra y de pro­duc­tos agrí­co­las. Las em­pre­sas des­apa­re­ci­das men­cio­na­das en el Directorio, representa­n una frac­ción del to­tal de las cons­ti­tui­das has­ta 1920. Hay muy po­cas ope­ran­do fun­da­das an­tes de 1900.

Al ha­cer es­ta cla­se de aná­li­sis, es fá­cil dar­se cuen­ta de que las em­pre­sas no tie­nen com­pra­do su fu­tu­ro, que el mun­do es cam­bian­te y di­ná­mi­co, que lo que fue exi­to­so ayer, no ne­ce­sa­ria­men­te es exi­to­so hoy o ma­ña­na. Por ello es im­por­tan­te co­no­cer el pa­sa­do.

Jo­sé E. Vélez.

Im­por­tan­tes em­pre­sas gua­ya­qui­le­ñas en 1921.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.