Ecua­dor es­tá ubi­ca­do en una po­si­ción geo­grá­fi­ca pri­vi­le­gia­da. A pe­sar de su pe­que­ña ex­ten­sión, nues­tro te­rri­to­rio guar­da eco­sis­te­mas in­men­sa­men­te di­ver­sos don­de vi­ven un sin­nú­me­ro de es­pe­cies, so­bre to­do rep­ti­les y an­fi­bios, que de­ben ser pro­te­gi­dos.

Revista Abordo - - NUEVAS ESPECIES - TEX­TO: Isa­bel Rio­frío _DISEÑO: Xa­vier Tu­gu­mi­na­go_­fo­tos: Tro­pi­cal Her­ping

Nom­bre co­mún:

Boa Ama­zó­ni­ca de Jar­dín

Lo­ca­li­dad:

Cu­ya­beno, Su­cum­bíos

Da­to cu­rio­so:

Son ar­bó­reas y cuan­do son ju­ve­ni­les su co­lo­ra­ción es anaran­ja­do bri­llan­te.

es co­no­ci­do co­mo el país de los Cua­tro Mun­dos, el lu­gar me­ga­di­ver­so más com­pac­to del pla­ne­ta. Su pri­vi­le­gia­da po­si­ción geo­grá­fi­ca ha re­sul­ta­do en un sin­nú­me­ro de eco­sis­te­mas in­men­sa­men­te di­ver­sos, lle­nos de es­pe­cies úni­cas que ha­bi­tan zo­nas so­bre to­do en la Ama­zo­nía y los An­des. És­te úl­ti­mo es es­pe­cial por ser una “fá­bri­ca de pro­du­cir es­pe­cies”, co­mo la des­cri­be el PHD en Eco­lo­gía y Bio­lo­gía Evo­lu­ti­va, Juan Ma­nuel Gua­ya­sa­mín, por sus va­ria­cio­nes cli­má­ti­cas que fa­ci­li­tan el ais­la­mien­to, la adap­ta­ción y la es­pe­cia­ción.

En los úl­ti­mos 10 años, en el país se han des­cu­bier­to 102 es­pe­cies de an­fi­bios y rep­ti­les, uno de los gru­pos más di­ver­sos pe­ro a la vez más ame­na­za­dos de ver­te­bra­dos en el mun­do. Es­ta es una ci­fra muy ele­va­da en re­la­ción a la ex­ten­sión de nues­tro te­rri­to­rio, tes­ti­mo­nio tam­bién de la va­rie­dad en cuan­to a mor­fo­lo­gía, eco­lo­gía y com­por­ta­mien­to de lo que se ha en­con­tra­do. La úl­ti­ma es­pe­cie en ser des­cri­ta ofi­cial­men­te fue la Ra­na de Cris­tal Ya­ku

aun­que pa­sa­ron 20 años des­de la pri­me­ra vez que se la en­con­tró has­ta que se pu­bli­ca­ran sus ca­rac­te­rís­ti­cas. En al­gu­nos gru­pos, co­mo el de las Ra­nas Cu­tín

se han en­con­tra­do una can­ti­dad ma­yor de nue­vas es­pe­cies que en otras fa­mi­lias de an­fi­bios, és­tos es­pe­cial­men­te atrac­ti­vos por su com­ple­ja ta­xo­no­mía. El in­ves­ti­ga­dor y pro­fe­sor de la Uni­ver­si­dad San Fran­cis­co de Quito ex­pli­ca que ca­da cien­tí­fi­co es­pe­cia­li­za­do en es­tos gru­pos de ani­ma­les tie­ne al me­nos 10 es­pe­cies en su es­cri­to­rio que es­tán por des­cri­bir­se ofi­cial­men­te, mues­tra de “las ma­ra­vi­llas de vi­vir en un país me­ga­di­ver­so”.

Pro­te­ger a es­tas es­pe­cies de un po­si­ble pe­li­gro de ex­tin­ción es uno de los retos más im­por­tan­tes, aun­que Gua­ya­sa­mín cree que un pa­so en la di­rec­ción co­rrec­ta es prohi­bir to­do ti­po de ex­trac­ción con fi­nes co­mer­cia­les en áreas pro­te­gi­das y con­tro­lar cier­tas ac­ti­vi­da­des que se es­tán co­mien­do los eco­sis­te­mas del país, pe­ro so­bre to­do crear más zo­nas pro­te­gi­das y que es­tas mis­mas es­tén in­ter­co­nec­ta­das, pen­sa­das pa­ra cui­dar eco­sis­te­mas que ten­gan un al­to ni­vel de en­de­mis­mo. Pa­ra des­cu­brir una nue­va es­pe­cie, los in­ves­ti­ga­do­res se su­mer­gen en eco­sis­te­mas po­co ex­plo­ra­dos pa­ra ob­te­ner da­tos que se com­ple­men­tan con un tra­ba­jo de la­bo­ra­to­rio. La par­te más com­ple­ja es com­pa­rar a la po­si­ble nue­va es­pe­cie con to­das aque­llas que ya es­tán des­cri­tas en mu­seos de co­lec­cio­nes cien­tí­fi­cas.

Una vez des­cri­ta, se la pre­sen­ta al mun­do con una fo­to­gra­fía que ac­túa co­mo un “tra­duc­tor de cien­cia” y que re­sal­ta de­ta­lles cla­ve de su mor­fo­lo­gía, ge­ne­ra em­pa­tía y que las co­nec­ta emo­cio­nal­men­te a las per­so­nas. So­lo así se lo­gra des­ta­car la im­por­tan­cia de su con­ser­va­ción. Su­mér­ja­se en la gran­de­za fau­nís­ti­ca que en­cie­rra el Ecua­dor con es­ta in­creí­ble mues­tra que le de­ja­rá sin alien­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.