Doing Bu­si­ness Ar­gen­ti­na

Da­río Gius­toz­zi Em­ba­ja­dor de Ar­gen­ti­na en Ecua­dor

Revista Ekos - - ELITE BUSINESS - Tex­to: Do­mi­nic Bur­gos Fo­to: Eduardo Na­ran­jo

Ca­ris­má­ti­co, con buen sen­ti­do del hu­mor, aman­te del vino y de un buen asa­do ar­gen­tino, pro­ve­nien­te de una fa­mi­lia em­pren­de­do­ra, ges­tan­do em­pre­sas del sec­tor au­to­mo­triz, agro­pe­cua­rio, trans­por­te, en­tre otros; su pa­dre em­pre­sa­rio fue pi­lo­to de ca­rre­ras y su abue­lo, el pri­me­ro en Ar­gen­ti­na en co­mer­cia­li­zar pro­duc­tos Chrys­ler. - dor de Ar­gen­ti­na en Ecua­dor, quien re­ci­bió con Mau­ri­cio Mo­ri­llo, Ge­ren­te Ge­ne­ral de Gru­po Ekos, so­bre la re­la­ción bi­la­te­ral en­tre las dos na­cio­nes. Pre­vio a su lle­ga­da a Ecua­dor, Da­río Gius­toz­zi for­mó par­te de la ho­no­ra­ble Cá­ma­ra de Dipu­tados de la Na­ción de Ar­gen­ti­na co­mo dipu­tado na­cio­nal de la Co­mi­sión de Re­la­cio­nes Ex­te­rio­res. Es­te car­go fue el pri­mer an­te­ce­den­te vin­cu­la­do al ser­vi­cio di­plo­má­ti­co. Ade­más, fue Le­gis­la­dor Pro­vin­cial y Al­cal­de de Al­mi­ran­te Brown. Fue di­ri­gen­te uni­ver­si­ta­rio, -con pen­sa­mien­to so­cial cris­tiano-; y, lue­go mi­li­tó pa­ra la Igle­sia, lo cual lo lle­vó a con­ver­tir­se en el pri­mer al­cal­de del mun­do en ser re­ci­bi­do por el Pa­pa Fran­cis­co.

Una alian­za pa­ra con­quis­tar nue­vos mer­ca­dos

En pa­la­bras de Gius­toz­zi, nues­tros paí­ses tie­nen un víncu­lo afec­ti­vo, de mu­tuo re­co­no­ci­mien­to, de afi­ni­da­des, de com­ple­men­ta­rie­dad, pe­ro al mis­mo tiem­po, con­si­de­ra que hay que inau­gu­rar un pe­río­do nue­vo pa­ra ex­plo­tar las bue­nas con­di­cio­nes de la­zos cul­tu­ra­les, tra­di­cio­nes y de amis­tad, con el fin de apro­ve­char la po­ten­cia­li­dad de am­bos paí­ses. "So­mos na­cio­nes com­ple­men­ta­rias, no pro­du­ci­mos lo mis­mo y más que ven­der­nos en­tre no­so­tros, po­de­mos te­ner la opor­tu­ni­dad de aso­ciar­nos pa­ra co­mer­cia­li­zar a ter­ce­ros, co­mo a los es­ta­dos del Pa­cí­fi­co por ejem­plo (por su zo­na fran­ca), pa­ra co­lo­car en otros mer­ca­dos pro­duc­tos con va­lor agre­ga­do que en mu­chos de los ca­sos son ex­ce­den­tes ex­por­ta­bles de pro­duc­tos re­gio­na­les de Ar­gen­ti­na -que com­bi­na­do con Ecua­dor­pue­den lo­grar ser com­pe­ti­ti­vos".

La prin­ci­pal ta­rea se­gún Gius­toz­zi, es sor­tear las pe­que­ñas tra­bas ad­mi­nis­tra­ti­vas que se de­ri­van de la fal­ta del di­na­mis­mo en el flu­jo co­mer­cial acor­de a los tiem­pos que se vi­ve. “El pro­pó­si­to es aso­ciar­nos con el fin de te­ner una ca­de­na de va­lor agre­ga­do en nues­tros pro­duc­tos, con la in­cor­po­ra­ción de tec­no­lo­gía; Ar­gen­ti­na ya tie­ne ex­pe­rien­cia con és­ta en mu­chos sec­to­res y es­te co­no­ci­mien­to pue­de ser trans­mi­ti­do a Ecua­dor pa­ra for­ta­le­cer, co­mo me­ca­nis­mo de coope­ra­ción, a los dis­tin­tos sec­to­res pro­duc­ti­vos de ese país, ya sean pro­duc­tos ali­men­ti­cios, far­ma­co­ló­gi­cos, tec­no­lo­gía nu­clear pa­ra uso de la me­di­ci­na, etc”.

Po­ten­cia­li­da­des de Ecua­dor ha­cia Ar­gen­ti­na

Gius­toz­zi men­cio­na que Ecua­dor pue­de co­lo­car en el mer­ca­do ar­gen­tino to­dos los pro­duc­tos que le in­tere­se, pe­ro es ne­ce­sa­rio que sea más di­ná­mi­co. "En Ar­gen­ti­na hay una nue­va cultura de con­su­mo de pro­duc­tos de ca­li­dad, que me­jo­ren el es­ti­lo de vi­da en ma­te­ria ali­men­ti­cia. Por ejem­plo, Ecua­dor tie­ne una bue­na opor­tu­ni­dad de co­lo­car pro­duc­tos co­mo la gua­ya­ba o la pi­taha­ya, y no lo ha­ce, por­que es­to re­quie­re de una me­sa de in­ter­cam­bio de ne­go­cia­ción".

El in­ter­cam­bio de­be ser equi­li­bra­do pa­ra que Ecua­dor ac­ce­da con una bue­na can­ti­dad de pro­duc­tos a Ar­gen­ti­na, ase­gu­ra. "Lo que fal­ta en el sec­tor ali­men­ti­cio es ma­yor pro­fe­sio­na­lis­mo y ges­tión em­pre­sa­rial. En Ar­gen­ti­na hay opor­tu­ni­dad pa­ra los pro­duc­tos nue­vos en ma­te­ria ali­men­ti­cia, pro­duc­tos exó­ti­cos, que ten­gan an­ti­oxi­dan­tes y va­lo­res nu­tri­cio­na­les; y, us­te­des los tie­nen, pe­ro no los ven­den por­que fal­ta ace­le­rar, me­jo­rar y pro­fe­sio­na­li­zar la ges­tión de ven­ta. Y no­so­tros es­ta­mos dis­pues­tos a ayu­dar en ese sen­ti­do: que sea un in­ter­cam­bio jus­to, ra­zo­na­ble, que po­da­mos me­jo­rar y am­pliar las ven­tas y el flu­jo de com­pra­ven­ta en­tre los paí­ses, pe­ro bá­si­ca­men­te aso­ciar­nos pa­ra ven­der­le a ter­ce­ros".

Áreas de in­te­rés pa­ra in­ver­sión en Ecua­dor

Ya hay em­pre­sas del sec­tor pe­tro­le­ro y del de cons­truc­ción que es­tán asen­ta­das en la geo­gra­fía na­cio­nal, ade­más tie­nen la in­cli­na­ción por am­pliar sus in­ver­sio­nes den­tro del país. Sin em­bar­go, es­tán a la es­pe­ra de que se es­ta­blez­can las con­di­cio­nes de se­gu­ri­dad ju­rí­di­ca ne­ce­sa­rias. "Ecua­dor se en­cuen­tra fren­te a un gran desafío ha­cia un cam­bio prometedor, con la pro­pen­sión de in­ser­tar­se al mun­do pro­te­gien­do sus de­re­chos e in­tere­ses, pe­ro tam­bién, en­ten­dien­do que es­te pro­ce­so de mo­der­ni­za­ción y re­for­ma de la eco­no­mía es ne­ce­sa­rio pa­ra ser com­pe­ti­ti­vos", se­ña­la.

In­ter­cam­bio Tu­rís­ti­co

En es­te ám­bi­to am­bos paí­ses tam­bién son com­ple­men­ta­rios, "lo que ne­ce­si­ta­mos es apro­ve­char las po­ten­cia­li­da­des de ca­da uno, pa­ra que és­tas a cor­to pla­zo pue­dan desem­bo­car en que se du­pli­que el in­ter­cam­bio tu­rís­ti­co. Ecua­dor pue­de re­ci­bir mu­chos más ar­gen­ti­nos que eli­gen a ve­ces otros des­ti­nos. Por ello de­be­mos for­ta­le­cer el víncu­lo en­tre los ma­yo­ris­tas, tan­to del tu­ris­mo emi­sor co­mo re­cep­tor. Bus­ca­mos una alian­za es­tra­té­gi­ca".

Al pre­gun­tar so­bre los re­que­ri­mien­tos ne­ce­sa­rios pa­ra du­pli­car el tu­ris­mo, Gius­toz­zi res­pon­de: "vol­ver a la exis­ten­cia de vue­los di­rec­tos, és­tos al tu­ris­ta dan co­mo­di­dad, las es­ca­las evi­tan que un des­tino sea có­mo­do pa­ra el tu­ris­ta". En es­te sen­ti­do, el Em­ba­ja­dor se­ña­la que ya hu­bo avan­ces, a par­tir de ges­tio­nes con los Mi­nis­tros de Trans­por­te y Tu­ris­mo de Ecua­dor, en­ca­be­za­das por él mis­mo, en las que se han mos­tra­do ac­ti­vos pa­ra sor­tear es­ta li­mi­ta­ción que afec­ta al in­ter­cam­bio tu­rís­ti­co y co­mer­cial.

Coope­ra­ción pa­ra am­pliar la fron­te­ra ma­rí­ti­ma ecua­to­ria­na

A de­cir del di­plo­má­ti­co, su país es­tá dis­pues­to a co­la­bo­rar en mu­chos te­mas con Ecua­dor; y, uno de es­pe­cial in­te­rés es la cons­truc­ción de los fun­da­men­tos pa­ra am­pliar su pla­ta­for­ma ma­rí­ti­ma. Des­pués del éxi­to de Ar­gen­ti­na en es­te cam­po, que lue­go de 20 años, gra­cias a un tra­ba­jo cien­tí­fi­co, ocea­no­grá­fi­co y to­po­grá­fi­co, lo­gró am­pliar su pla­ta­for­ma sub­ma­ri­na. Ar­gen­ti­na ha de­mos­tra­do que és­ta es más ex­ten­sa que la que se le ha­bía asig­na­do ori­gi­nal­men­te y es­to es lo que bus­can lo­grar tam­bién en en Ecua­dor, a tra­vés de su ex­pe­rien­cia.

Cultura y deportes

Gius­toz­zi ase­gu­ra que en Ecua­dor exis­te un cre­cien­te in­te­rés por el tan­go ar­gen­tino y cree que a me­di­da que los ecua­to­ria­nos lo va­yan co­no­cien­do, se enamo­ra­rán de él. Por otra par­te, Ar­gen­ti­na quie­re dar fuer­za al víncu­lo bi­la­te­ral con nues­tro país en ma­te­ria deportiva. "No so­lo es el fút­bol, tam­bién hay otras dis­ci­pli­nas - una can­ti­dad muy im­por­tan­te- co­mo pa­ra am­pliar nues­tra fron­te­ra de re­la­cio­nes", sos­tie­ne.

Ar­gen­ti­na, ele­gi­da pa­ra es­tu­dios su­pe­rio­res

Así co­mo Ecua­dor ha te­ni­do un sal­to im­por­tan­te en la ca­li­dad de la edu­ca­ción pri­ma­ria y se­cun­da­ria, Ar­gen­ti­na se ha con­ver­ti­do en el des­tino pre­di­lec­to de es­tu­dian­tes uni­ver­si­ta­rios en to­da Ibe­roa­mé­ri­ca, gra­cias a su ca­li­dad en edu­ca­ción su­pe­rior. Su ofer­ta de ca­rre­ras van des­de las Cien­cias Exac­tas has­ta aque­llas re­la­cio­na­das con el Ar­te. "Esa am­pli­tud de op­cio­nes aca­dé­mi­cas y ca­li­dad en ma­te­ria uni­ver­si­ta­ria, es una opor­tu­ni­dad de víncu­lo pa­ra cre­cer y pa­ra que in­ter­cam­bie­mos ex­pe­rien­cias en es­te sec­tor que es fun­da­men­tal pa­ra el desa­rro­llo de nues­tras na­cio­nes" cul­mi­na Gius­toz­zi.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.