RECICLANDO LA MO­DA

Revista Ekos - - EKOS WELLNES -

El nom­bre de ECOALF vie­ne de las ini­cia­les de mi hi­jo Alfredo”, nos des­cu­bre Ja­vier Go­ye­ne­che, fun­da­dor y pre­si­den­te de es­ta mar­ca de mo­da sos­te­ni­ble con pren­das he­chas a par­tir de ma­te­ria­les re­ci­cla­dos. “ECOALF re­pre­sen­ta los te­ji­dos de las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes”.

El pri­mer pro­yec­to em­pre­sa­rial de Ja­vier Go­ye­ne­che se re­mon­ta a 1992. Hi­jo de Alfredo Go­ye­ne­che, pre­si­den­te del Co­mi­té Olím­pi­co Es­pa­ñol en­tre 1998 y 2002, Ja­vier vio en el ve­rano de Co­bi la opor­tu­ni­dad de ha­cer ne­go­cio a tra­vés de los pi­nes. Fun­dó Lo­co­pins, aven­tu­ra que man­tu­vo ac­ti­va has­ta que se des­va­ne­ció la fie­bre por las cha­pas y al­fi­le­res. Li­cen­cia­do en Em­pre­sa­ria­les por la Eu­ro­pean Bu­si­ness School (EBS) y más­ter de post­gra­do en In­ter­na­tio­nal Mar­ke­ting Stra­te­gies en la North­wes­tern Uni­ver­sity Chica­go (Ke­llog), de in­sa­cia­ble es­pí­ri­tu aven­tu­re­ro, po­co des­pués pon­dría en mar­cha Fun&ba­sics, mar­ca de com­ple­men­tos que se con­vir­tió en to­do un fe­nó­meno por la ecua­ción di­se­ños tan atre­vi­dos co­mo atrac­ti­vos y pre­cios ase­qui­bles. En su mo­men­to de ma­yor apo­geo Fun&ba­sics con­ta­ba con 19 tien­das pro­pias en Es­pa­ña y Por­tu­gal, 24 fran­qui­cias en Es­pa­ña, Mé­xi­co y Ca­na­dá, on­ce cor­ners en El Corte In­glés y tres outlets. Los pla­nes pa­sa­ban por se­guir con la ex­pan­sion, tan­to na­cio­nal co­mo internacional. Pe­ro en­ton­ces lle­gó la cri­sis y el des­cen­so del con­su­mo. Fun&ba­sics aca­bó ce­rran­do en 2011 (aun­que pos­te­rior­men­te re­cu­pe­ra­ría la mar­ca el em­pre­sa­rio Jo­sé Flo­res). “El ca­mino es­tá lleno de pie­dras”, sos­tie­ne re­cor­dan­do sus an­te­rio­res pro­yec­tos fallidos. “Pa­ra vol­ver a intentarlo y se­guir ade­lan­te, se ne­ce­si­ta mu­cha ener­gía, re­sis­ten­cia y creer verdaderamente en el pro­yec­to”.

SOS­TE­NI­BI­LI­DAD E IN­NO­VA­CIÓN

“Me veo co­mo un em­pren­de­dor in­ten­tan­do crear una com­pa­ñía que ha­ga las co­sas de for­ma di­fe­ren­te. Una mar­ca con ener­gía que lu­cha por unos va­lo­res en los que real­men­te cree”. In­can­sa­ble, ven­de­dor, co­mer­cial, en­can­ta­dor, vi­sio­na­rio… Es­tos son so­lo al­gu­nos de los ad­je­ti­vos que se han util­za­do pa­ra des- cri­bir a Ja­vier Go­ye­ne­che, ener­gía in­con­ti­nen­te que, pe­se a las fa­lli­das ex­pe­rien­cias an­te­rio­res, o tal vez gra­cias a ellas, en 2012, a pe­nas unos me­ses des­pués de la des­apa­ri­ción de Fun&ba­sics, pu­so en mar­cha un nue­vo pro­yec­to, es­ta vez el de­fi­ni­ti­vo.“la idea de ECOALF sur­ge a raíz del na­ci­mien­to de mi pri­mer hi­jo”, re­cuer­da. “Que­ría con­tri­buir a de­jar un mun­do me­jor a mis hi­jos. Leía có­mo es­ta­mos ago­tan­do los re­cur­sos na­tu­ra­les del pla­ne­ta y pen­sa­ba que de­bía ha­cer al­go. Me pa­re­ció que el re­ci­cla­je po­día ser una so­lu­ción pa­ra no se­guir uti­li­zan­do es­tos re­cur­sos de una for­ma tan in­dis­cri­mi­na­da. Pa­ra ello te­nía que ser ca­paz de crear una nue­va ge­ne­ra­ción de pren­das de mo­da re­ci­cla­das con la mis­ma ca­li­dad y pro­pie­da­des téc­ni­cas que los me­jo­res pro­duc­tos no re­ci­cla­dos. De esa for­ma de­mos­tra­ría que no hay que se­guir ca­van­do ca­da vez más pro­fun­do pa­ra sa­car pe­tró­leo sino que po­día trans­for­mar lo que otros lla­man ba­su­ra en ma­te­ria pri­ma”. Ja­vier Go­ye­ne­che tu­vo muy cla­ro des­de el pri­mer mo­men­to que ECOALF de­bía guiar­se por dos prin­ci­pios irre­nun­cia­bles: sos­te­ni­bi­li­dad e in­no­va­ción, los que él en­tien­de co­mo los va­lo­res que pro­pul­sa­rán el fu­tu­ro. “La sos­te­ni­bi­li­dad ca­da vez es­ta mas li­ga­da con la po­bre­za, cam­bio cli­má­ti­co, mi­gra­ción... Y la in­no­va­ción es lo que nos va a per­mi­tir lu­char con­tra esos pro­ble­mas. To­do lo que in­vir­ta­mos en in­no­va­ción es po­co”.

ARREMANGÁNDOSE

Pa­ra Ja­vier Go­ye­ne­che la ma­yor di­fi­cul­tad de la aven­tu­ra fue que cuan­do sa­lió a mer­ca­do: los te­ji­dos si­mi­la­res que exis­tían so­lo es­ta­ban re­ci­cla­dos en un tan­to por cien­to muy pe­que­ño y eran de muy ma­la ca­li­dad, por lo que se vio en la obli­ga­ción de em­pe­zar a crear alian­zas pa­ra desa­rro­llar una nue­va ge­ne­ra­ción de te­ji­dos 100% re­ci­cla­dos con as­pec­to y tex­tu­ras de te­ji­dos so­fis­ti­ca­dos de mo­da. “He­mos desa­rro­lla­do más de 260 te­ji­dos re­ci­cla­dos nue­vos de su­per­ca­li­dad. Nues­tro con­cep­to es di­fe­ren­te al más uti­li­za­do en la in­dus­tria de la que ECOALF es par­te. Yo siem­pre di­go que la mía es una com­pa­ñía de story doing y no de story te­lling. No­so­tros nos arre­man­ga­mos. De­tec­ta­mos que hay un pro­ble­ma de ba­su­ra en el mar y nos po­ne­mos ma­nos a la obra. Em­pe­za­mos con­ven­cien­do a cin­co pes­ca­do­res pa­ra que nos de­ja­ran po­ner un con­te­ne­dor en sus bar­cos pa­ra que me­tie­ran la ba­su­ra que se les que­da­ba atra­pa­da en las re­des y hoy en dia co­la­bo­ra­mos con más de 2.500 pes­ca­do­res en 33 puer­tos de Es­pa­ña. He­mos sa­ca­do 250 to­ne­la­das del fon­do del mar que lue­go trans­for­ma­mos en hi­lo”.

Es­tos va­lo­res y pro­ce­sos de re­ci­cla­je se han tra­du­ci­do en di­se­ños lim­pios, ur­ba­nos, atem­po­ra­les y con­tem­po­rá­neos. Ase­gu­ra el fun­da­dor de la mar­ca que en ECOALF no creen en el con­cep­to de com­pro-ti­ro, com­pro-ti­ro. Los pro­duc­tos

“EL CA­MINO ES­TÁ LLENO DE PIE­DRAS”, SOS­TIE­NE RE­COR­DAN­DO SUS AN­TE­RIO­RES PRO­YEC­TOS FALLIDOS. “PA­RA VOL­VER A INTENTARLO Y SE­GUIR ADE­LAN­TE, SE NE­CE­SI­TA MU­CHA ENER­GÍA, RE­SIS­TEN­CIA Y CREER VERDADERAMENTE EN EL PRO­YEC­TO”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.