GUI­LLER­MO WRIGHT, el em­pre­sa­rio que ha­ce buen vino en Ecua­dor

Su pa­sión por el vino

Semana (Ecuador) - - Portada - Ma­ría Jo­se­fa Co­ro­nel se­ma­[email protected]­na­sa.com.ec

El em­pre­sa­rio sue­ña con que Ecua­dor sea con­si­de­ra­do por las re­vis­tas es­pe­cia­li­za­das co­mo el me­jor pro­duc­tor de vino.

CON UN DIS­CRE­TO sue­ter­ci­to azul ma­rino de li­ge­ro cue­llo al­to, Gui­ller­mo Wright (64), pre­si­den­te eje­cu­ti­vo de vinos Dos He­mis­fe­rios, in­te­rrum­pe una char­la pa­ra aten­der­nos. El es­pa­cio es pul­cro, or­de­na­do. Más que una ofi­ci­na, pa­re­ce una vi­tri­na en la que me­ta­fó­ri­ca­men­te ha­blan­do es­tá mi in­vi­ta­do, pro­te­gi­do con su ti­mi­dez que lu­ce tan con­tun­den­te co­mo su educación.

Ha­bla de su pa­dre Tho­mas Wright, quien tie­ne 88 años, co­mo el me­jor em­pren­de­dor que co­no­ce y uno de los me­jo­res com­pra­do­res de vino, quien an­tes no to­ma­ba y aprendió cuan­do Gui­ller­mo se in­vo­lu­cró en la aven­tu­ra de es­ta be­bi­da, y lo acom­pa­ña en la paternidad, reunién­do­se con sus nie­tos con fre­cuen­cia.

Ha­cer buen vino en Ecua­dor es ca­si un im­po­si­ble, le decían los ex­per­tos. Pe­ro a él le bas­ta­ba con que su hi­jo ya es­ta­ba tra­ba­jan­do en la Cor­po­ra­ción Fa­vo­ri­ta y veía que to­do es­ta­ba muy bien ma­ne­ja­do con sus tíos y pri­mos, que no ne­ce­si­ta­ba que­dar­se, por eso bus­có otros rum­bos. “No pue­do ne­gar que es­to em­pe­zó co­mo un hobby ca­ro en 1999, con Ale­jan­dro Ta­ra­me­li, que es so­cio. Con él tra­ji­mos en el 2004 las pri­me­ras plan­tas pa­ra ha­cer vino... Ahí em­pe­zó to­do”.

¿Por un hobby ca­ro de­jó una ru­ti­na eje­cu­ti­va en una em­pre­sa familiar?

Sa­lir de la em­pre­sa no fue una de­ci­sión lo­ca, lo pen­sé bien. El vino em­pe­zó a gus­tar­me a los trein­ta años y lue­go se con­vir­tió en una pa­sión. Te­nía el re­to de sa­car un buen vino en Ecua­dor, por­que es­tan­do en la­ti­tud ce­ro la uva no pue­de cre­cer. Su­fi­cien­te ra­zón pa­ra que mi tío, el pre­si­den­te eje­cu­ti­vo de la cor­po­ra­ción, me di­je­ra que yo es­ta­ba lo­co si pre­ten­día in­ver­tir en vino en es­te país.

Ade­más del vino, ¿qué lo ha apa­sio­na­do?

Los deportes. Fui te­nis­ta. Ju­gué por el Ecua­dor y con­se­guí be­ca com­ple­ta en la Uni­ver­si­dad de Es­ta­dos Uni­dos por el te­nis. Des­de muy pe­que­ño has­ta los 23 años. Lo de­jé por de­di­car­me al tra­ba­jo.

¿No pen­só en al­gún mo­men­to que el de­por­te po­día ser al­go más?

Lo pen­sé cuan­do es­ta­ba en la uni­ver­si­dad. En­tre­na­ba fuer­te y en un tor­neo apa­re­ció una le­sión. Con ello sa­bía que no al­can­za­ría a lle­gar a nin­gún Mun­dial. La edad es de­ter­mi­nan­te pa­ra los tiem­pos de pre­pa­ra­ción que se re­quie­ren pa­ra los pri­me­ros pues­tos.

Mien­tras lo es­cu­cho, pien­so que su pa­sión le hi­zo su­po­ner que al­can­za­ría a lle­gar a los pri­me­ros pues­tos en el te­nis, que es a don­de quie­re lle­gar con el vino que pro­du­ce. En­tien­do que por eso lo aban­do­nó. Igual me ani­mo y le pre­gun­to si se arre­pin­tió...

No me he arre­pen­ti­do por­que me ha ido bien en la Cor­po­ra­ción Fa­vo­ri­ta y aho­ra en es­to de los vinos, que me en­can­ta.

Ha si­do exi­to­so, ha cal­cu­la­do bien sus tiem­pos y ele­gi­do sus re­tos e in­ver­sio­nes. ¿Qué lo mue­ve?

Ob­via­men­te la fa­mi­lia es lo más im­por­tan­te, pe­ro tam­bién uno de­be te­ner am­bi­cio­nes, ese de­seo de cum­plir con al­go, el que sien­to aho­ra por el vino. Pe­ro la voz de los ex­per­tos di­ce que eso es im­po­si­ble.

Nada es im­po­si­ble si uno tie­ne las ga­nas, po­ne el es­fuer­zo y ha­ce las co­sas sin co­me­ter lo­cu­ras, pue­de lle­gar a don­de quie­ra.

A es­tas al­tu­ras de su ca­rre­ra, ¿to­das sus me­tas han si­do po­si­bles?

To­da­vía no lle­ga­mos a los ni­ve­les que pen­sa­mos al­can­zar. Ha si­do más di­fí­cil de lo que pen­sé, por­que no es­ta­mos lle­gan­do a la pro­duc­ción pla­ni­fi­ca­da. Pen­sé que era fácil ven­der el vino en el mer­ca­do in­ter­na­cio­nal y no lo es. A no­so­tros nos ven co­mo un país de Su­da­mé­ri­ca y nos com­pa­ran con Chi­le y Ar­gen­ti­na, que tie­nen mu­chos años de ex­pe­rien­cia. Apar­te te­ne­mos las con­se­cuen­cias del cli­ma, los mi­les de fac­to­res que trae la llu­via. Nor­ma­li­zar una pro­duc­ción es di­fí­cil.

Co­mo pa­sa en to­das par­tes…

Sí, en to­das par­tes del mun­do, pe­ro en Ecua­dor es más di­fí­cil por el cli­ma.

Gui­ller­mo nos cuen­ta so­bre lo agra­de­ci­do que se sien­te con su pa­dre y su tío Ro­nald Wright, quien le di­jo que no se aven­tu­ra­ra en el mun­do vi­ní­co­la, pe­ro cuan­do pro­bó su vino Pa­ra­do­ja, es­te re­ti­ró sus pa­la­bras. Un co­men­ta­rio que fue bien re­ci­bi­do, pues ve­nía de la per­so­na que le en­se­ñó a tra­ba­jar, que lo ayu­dó a for­mar­se en la em­pre­sa con va­lo­res.

Eso es lo que us­ted les trans­mi­te a sus hi­jos aho­ra…

Sí, por su­pues­to. Uno de ellos es vi­ce­pre­si­den­te co­mer­cial en Cor­po­ra­ción Fa­vo­ri­ta. Ten­go dos va­ro­nes y una mu­jer ca­sa­dos, quie­nes tam­bién fue­ron te­nis­tas y ob­tu­vie­ron be­cas en la uni­ver­si­dad. Mi hi­ja es una ma­dre fantástica. Los he apo­ya­do en el de­por­te tam­bién por­que es­te en­se­ña cons­tan­cia, dis­ci­pli­na, res­pon­sa­bi­li­dad y has­ta per­mi­te ha­cer ami­gos.

Nues­tro en­tre­vis­ta­do pa­só de pro­du­cir un buen vino en el país a for­mar una com­pa­ñía cu­ya mi­sión es po­ner al Ecua­dor en el lis­ta­do de los bue­nos pro­duc­to­res de vino. Es­tá en­fo­ca­do, sus fuer­zas es­tán allí. Se da un tiem­po pa­ra con­tar­nos que su sue­ño es no ir­se de es­te mun­do sin an­tes po­ner el nom­bre del país en esa lis­ta.

“La fa­mi­lia es lo más im­por­tan­te, pe­ro tam­bién uno de­be te­ner esas am­bi­cio­nes, ese de­seo de cum­plir con al­go, el que sien­to aho­ra por el vino”.

CRÉ­DI­TOS. Pro­duc­ción: Gia­ne­lla Mu­ñoz. Fotografía: Mi­guel Ca­na­les y Ri­chard Cas­tro.

Re­co­lec­tan­do uvas en su vi­ñe­do Dos He­mis­fe­rios, ubi­ca­do en San An­to­nio del Mo­rro, cer­ca de Pla­yas.

Uvas Car­be­net Franc, con las que as­pi­ra ob­te­ner vinos de ex­ce­len­te ca­li­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.