0,6

Semana (Ecuador) - - Lo Último - Jef­frey Vé­liz ve­[email protected]­na­sa.com.ec

por cien­to ocu­pa­ron los trans­gé­ne­ros y no bi­na­rios.

Lo delgado, lo al­to, lo cau­cá­si­co o lo per­fec­to in­ve­ro­sí­mil: las re­glas y los es­tán­da­res de be­lle­za en la in­dus­tria de la mo­da tie­nen su he­ren­cia en los orí­ge­nes íta­lo-fran­ce­ses de la al­ta cos­tu­ra del si­glo XIX, de acuer­do con Fré­de­ric Go­dart, au­tor del li­bro ‘So­cio­lo­gía de la mo­da’, y que lue­go ha­lla­ron re­po­so en Reino Uni­do y más allá del Atlán­ti­co, en Amé­ri­ca. Pe­ro en la era de la co­rrec­ción po­lí­ti­ca, lo cur­vi­lí­neo, lo os­cu­ro, lo no bi­na­rio, lo im­po­nen­te ve­ro­sí­mil han mar­ca­do un in­cre­men­to en la di­ver­si­dad y re­pre­sen­ta­ción de dis­tin­tas be­lle­zas en las pa­sa­re­las y cam­pa­ñas de mo­da. La in­dus­tria ha em­pe­za­do a ser más in­clu­si­va. En Ecua­dor es­to ha mar­ca­do un de­ba­te: ¿ten­den­cia y mar­ke­ting o un cam­bio real? Es­te­fa­nia Car­do­na, pro­pie­ta­ria del por­tal de mo­da in­de­pen­dien­te Li­festy­le Ki­ki, así lo plan­tea: “En una es­ca­la glo­bal hay mo­vi­mien­tos que de­fien­den la ra­za, el gé­ne­ro, la di­ver­si­dad en to­dos los as­pec­tos y el pú­bli­co ve que es im­por­tan­te, en­ton­ces el mar­ke­ting se mue­ve en esos te­mas”; pa­ra lue­go ase­gu­rar que “(aun­que) yo sí he es­ta­do en me­dios la­bo­ra­les en los que se ha di­cho ‘no, no va­mos a tra­ba­jar con una ne­gra’, la mo­da es cul­tu­ral y Ecua­dor siem­pre es­tá vien­do al nor­te. Lo que im­por­ta afue­ra nos em­pie­za a im­por­tar acá”. En nues­tra tie­rra tam­po­co se to­ca la va­rie­dad en edad, pe­so y gé­ne­ro por­que “es un país don­de real­men­te el mo­de­la­je es un hobby, no una ca­rre­ra” sos­tie­ne Gui­ller­mo Cam­pa­ña, di­rec­tor eje­cu­ti­vo de Gu­ca­ya Mo­del. Los nue­vos con­su­mi­do­res son otra aris­ta im­por­tan­te. “La ge­ne­ra­ción Z es la que bus­ca la in­clu­sión, la di­ver­si­dad, la acep­ta­ción de ra­za, gé­ne­ro... Son co­sas que es­tán cam­bian­do no por las mar­cas, sino por los con­su­mi­do­res”, ex­pli­ca Car­do­na, res­pon­dien­do a la pre­gun­ta de qué re­la­ción guar­dan esos cuer­pos ce­les­tia­les lle­van­do atuen­dos de Guc­ci, Tom Ford o Ver­sa­ce en una lar­ga pis­ta con lo que no lo­gra ver­se, ¿quié­nes vis­ten esa ro­pa que las mo­de­los bam­bo­lean? La cer­te­za de cuán in­clu­si­vo se­rá el fu­tu­ro, o cuán­to du­ra­rá es­ta ten­den­cia, aún es di­fu­sa. Pe­ro el men­sa­je es cla­ro y lo ha di­cho Ja­mes Scully, uno de los di­rec­to­res de cas­ting más no­ta­bles del mun­do al­terno que sig­ni­fi­ca la mo­da y que ex­pu­so a la marca fran­ce­sa Lan­vin por no que­rer in­cluir en sus fi­las a mo­de­los de co­lor pa­ra la co­lec­ción Oto­ño-In­vierno 2017: “O en­tras en la di­ver­si­dad o te que­das atrás”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador

© PressReader. All rights reserved.