Semana (Ecuador)

Fer­nan­da SAL­GA­DO

Des­ta­ca lo an­dino en tra­jes de al­ta cos­tu­ra

- Va­nes­sa Ta­pia Alar­cón ta­piav@gra­na­sa.com.ec

Ha­ce más de 15 años co­men­zó su tra­yec­to­ria pro­fe­sio­nal en la in­dus­tria tex­til. Un ca­mino de be­ne­fi­cios, pe­ro tam­bién de obs­tácu­los que con el tiem­po la lle­va­rían a con­ver­tir­se en una de las di­se­ña­do­ras más des­ta­ca­das de Qui­to.

Des­de la cua­ren­te­na en la ca­pi­tal de Ecua­dor, con­ver­só vía te­le­fó­ni­ca con SE­MA­NA pa­ra de­ve­lar su his­to­ria.

Su pri­me­ra má­qui­na de co­ser

Aun­que ella es ofi­cial­men­te la pri­me­ra diseñadora de mo­das en su fa­mi­lia, re­cuer­da con ca­ri­ño que su pri­mer acer­ca­mien­to al mun­do de las te­las e hi­los se dio gra­cias a su abue­li­ta pa­ter­na Isa­bel. “Era mo­dis­ta y de ni­ña ella me en­se­ñó a co­ser. Así apren­dí a ha­cer los ves­ti­dos de mis mu­ñe­cas”, con­fie­sa. De ella, con­ser­va con amor su an­ti­gua má­qui­na de co­ser y ro­pa.

Las ba­rre­ras

Al cre­cer, Fer­nan­da op­tó por es­tu­diar Diseño Grá­fi­co en la Uni­ver­si­dad Me­tro­po­li­ta­na por­que aún no exis­tía la ca­rre­ra de Diseño de Mo­da. Sin em­bar­go, cuan­do cur­sa­ba el ter­cer se­mes­tre, se abrie­ron las ins­crip­cio­nes pa­ra la pri­me­ra pro­mo­ción en Mo­da y no du­dó en cam­biar­se. Una vez con­clui­da su eta­pa uni­ver­si­ta­ria, acen­túa que el 2004, cuan­do da­ba sus pri­me­ros pi­ni­tos en la pro­fe­sión, fue uno de los años más di­fí­ci­les que ha vi­vi­do co­mo diseñadora. “En ese tiem­po la mo­da no era vis­ta co­mo al­go que tu­vie­se mu­cho fu­tu­ro. Pa­ra que al­guien te com­pre al­go, te­nías que de­cir que era traí­do de otro país.

No se da­ba va­lor a lo na­cio­nal”, di­ce.

Por eso, pa­ra ex­pan­dir su cam­po de ac­ción, mien­tras se de­di­ca­da a ela­bo­rar sus co­lec­cio­nes ba­jo su fir­ma, tam­bién tra­ba­ja­ba co­mo diseñadora en di­ver­sas tien­das de­par­ta­men­ta­les y pos­te­rior­men­te fue di­rec­to­ra de la ca­rre­ra de Mo­da en la Uni­ver­si­dad Me­tro­po­li­ta­na, por tres años. Sin em­bar­go, aun­que le iba bien en el área de la do­cen­cia, en el 2012 de­ci­dió en­fo­car to­do su in­ge­nio crea­ti­vo en su pro­pia lí­nea de ro­pa, Lula Ki­rei, cu­yo nom­bre es­tá ins­pi­ra­do en su hi­ja me­nor Lu­cia­na.

Amor por lo au­tóc­tono

En es­ta nue­va in­cur­sión co­mo diseñadora, Fer­nan­da op­tó por dar pro­ta­go­nis­mo a los tex­ti­les an­di­nos del Ecua­dor jun­to a te­las de al­ta cos­tu­ra más mo­der­nas y con­tem­po­rá­neas.

Ca­da co­lec­ción la tra­ba­ja­ba en con­jun­to con una fa­mi­lia de ar­te­sa­nos en

Co­ta­ca­chi, quie­nes ela­bo­ra­ban los te­ji­dos en te­la­res ex­clu­si­vos pa­ra ella.

Es­te en­fo­que ét­ni­co y bohe­mio en el ves­tua­rio hi­zo que, po­co a po­co, se des­ta­que po­si­ti­va­men­te en el ru­bro, lle­ván­do­la a par­ti­ci­par en di­ver­sos des­fi­les por to­do el Ecua­dor.

Sin em­bar­go, lo que más ama de usar de­ta­lles re­pre­sen­ta­ti­vos de la zo­na an­di­na es que con el tiem­po ha lo­gra­do rom­per los es­tig­mas y ba­rre­ras de las per­so­nas: “An­tes nadie que­ría ves­tir­se con esas tex­tu­ras por­que pen­sa­ban que las ha­cía sen­tir­se in­dí­ge­nas. Pe­ro aho­ra sí se va­lo­ra más la mo­da lo­cal”. Tal es el re­sul­ta­do, que sus di­se­ños se han ven­di­do in­ter­na­cio­nal­men­te en lu­ga­res co­mo París. “Con pa­sión y per­se­ve­ran­cia se lo­gran gran­des co­sas”, es su fra­se de vi­da y con ella desea ser un ejem­plo pa­ra los de­más.

New York Fas­hion Week

En sep­tiem­bre del año pa­sa­do, Fer­nan­da re­ci­bió el ma­yor re­co­no­ci­mien­to a su tra­ba­jo y vi­vió uno de los más gran­des sue­ños que to­do di­se­ña­dor tie­ne: lo­grar mos­trar sus crea­cio­nes en el New York Fas­hion Week (NYFW).

Lo con­si­guió des­pués de ha­ber­se pos­tu­la­do en dos oca­sio­nes pa­ra ser par­te de los des­fi­les de la pla­ta­for­ma Fas­hion De­sig­ner of Latinoamer­ica. En su ter­cer in­ten­to le die­ron el sí, con­vir­tién­do­se en la pri­me­ra ecua­to­ria­na en ser par­te de es­te evento in­ter­na­cio­nal.

La co­lec­ción con la que re­pre­sen­tó al país se lla­mó ‘Ala­da’ y es­ta­ba ins­pi­ra­da en las for­mas y co­lo­res de los co­li­bríes y ma­ri­po­sas. Fu­sio­nó te­las ela­bo­ra­das con su­bli­ma­ción di­gi­tal más te­ji­dos ar­te­sa­na­les. “Siem­pre so­ñé ser par­te del evento. Apren­dí que si se tra­ba­ja bien, con de­di­ca­ción, es­fuer­zo y per­sis­ten­cia, las co­sas en al­gún mo­men­to lle­gan”, asien­te.

Lo que se vie­ne

La lle­ga­da del co­ro­na­vi­rus al país cam­bió sus pla­nes pa­ra el 2020. Aun­que ya es­ta­ba en proceso de una nue­va co­lec­ción, pa­ró su pro­duc­ción pa­ra des­ti­nar su ener­gía a la ela­bo­ra­ción y do­na­ción de mas­ca­ri­llas en be­ne­fi­cio de las per­so­nas de los sec­to­res más vul­ne­ra­bles.

Con­si­de­ra que a fu­tu­ro el con­su­mo de la mo­da va a cam­biar ra­di­cal­men­te por­que al no ser un ru­bro de pri­me­ra ne­ce­si­dad, la de­man­da de sus clien­tes no se­rá la mis­ma. Pla­nea la crea­ción de mas­ca­ri­llas y tra­jes de pro­tec­ción “más fas­hion pa­ra ayu­dar a su­bir el áni­mo de las per­so­nas cuan­do sa­len. No es mo­men­to de in­cen­ti­var a la com­pra ar­ti­fi­cial, sino con más hu­ma­ni­dad”.

 ??  ??
 ??  ?? Pa­sa­re­la en el New York Fas­hion Week.
Pa­sa­re­la en el New York Fas­hion Week.
 ??  ?? Fer­nan­da jun­to a su hi­ja Lu­cia­na en el des­fi­le De­sig­ner Book.
Fer­nan­da jun­to a su hi­ja Lu­cia­na en el des­fi­le De­sig­ner Book.
 ??  ?? MÁS FO­TOS en nues­tra app GRA­NA­SA. Bús­ca­nos en App Sto­re y Goo­gle Play.
MÁS FO­TOS en nues­tra app GRA­NA­SA. Bús­ca­nos en App Sto­re y Goo­gle Play.
 ?? FO­TOS | CORTESÌA ??
FO­TOS | CORTESÌA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Ecuador