Construir El Salvador - - Tec­no­lo­gía -

desea­das en la apli­ca­ción. El de­sa­rro­llo de es­ta dis­ci­pli­na se pro­du­ce a par­tir de las pro­pues­tas del pre­mio No­bel Ri­chard Feyn­man en 1959”, ex­pli­ca el pro­fe­sio­nal.

Sus usos más fre­cuen­tes

En la re­gión no to­dos los paí­ses es­tán im­ple­men­tan­do es­ta tec­no­lo­gía aún, por ejem­plo, en Cos­ta Ri­ca to­da­vía no es muy usual. “Al­gu­nos ma­te­ria­les han evo­lu­cio­na­do, ta­les co­mo los con­cre­tos, mor­te­ros, pin­tu­ras y al­gu­nas alea­cio­nes. Su fun­ción es tra­ba­jar o crear di­fe­ren­tes ma­te­ria­les a es­ca­la na­no­mé­tri­ca, que brin­dan cier­tas pro­pie­da­des a los ma­te­ria­les con­ven­cio­na­les si se uti­li­za co­mo adi­ción o me­jo­ra”, des­ta­ca Rom­mel Cue­vas, miem­bro del Cen­tro de In­ves­ti­ga­ción en Vi­vien­da y Cons­truc­ción del Ins­ti­tu­to Tec­no­ló­gi­co de Cos­ta Ri­ca TEC (Civ­co).

El cre­ci­mien­to de los equi­pos y la in­ves­ti­ga­ción pa­ra el de­sa­rro­llo de és­tos ha me­jo­ra­do en mu­chos de los pro­duc­tos, in­clu­si­ve se han in­cor­po­ra­do en los ma­te­ria­les de cons­truc­ción ele­men­tos nano que even­tual­men­te pue­den su­pe­rar el desem­pe­ño de los pro­duc­tos tra­di­cio­na­les.

“En Cos­ta Ri­ca hay cier­to des­co­no­ci­mien­to por par­te de la población, a me­di­da en que se in­ser­ten los enefi­cios de las na­no­par­tí­cu­las, la de­man­da se va a in­cre­men­tar”, ex­pli­ca Cue­vas, quien a su vez in­di­ca que en la ac­tua­li­dad so­lo las empresas es­pe­cia­li­za­das en la pro­duc­ción de ele­men­tos son las ma­yo­res con­su­mi­do­ras y que no se ha lle­ga­do a uti­li­zar na­no­ma­te­ria­les en los pro­ce­sos cons­truc­ti­vos tra­di­cio­na­les de­bi­do a que la población no es­tá pre­pa­ra­da pa­ra acep­tar ese tipo de pro­duc­tos.

Ade­más, ci­tó co­mo ejem­plo a ela­bo­ra­ción de pre­fa­bri­ca­dos, en don­de den­tro de sus for­mu­la­cio­nes se pue­den in­cor­po­rar na­no­téc­ni­cas.

En El Sal­va­dor, la na­no­tec­no­lo­gía en el com­por­ta­mien­to del as­fal­to en las ca­rre­te­ras ya se es­tá uti­li­zan­do. La in­dus­tria quí­mi­ca al­re­de­dor de la cons­truc­ción es bien fuer­te, por lo que su uso va en au­men­to.

“Ca­da vez te­ne­mos más va­ria­ción de adi­ti­vos ge­ne­ran- do com­por­ta­mien­tos fí­si­cos pre­ci­sos de lo que real­men­te se quie­re en el con­cre­to o las mez­clas as­fál­ti­cas. En na­no­tec­no­lo­gía hay pio­ne­ros co­mo Mé­xi­co Co­lom­bia, Es­ta­dos Uni­dos y se es­tá im­por­tan­do mu­cho de ellos, pe­ro yo me atre­ve­ría a de­cir que Gua­te­ma­la y El Sal­va­dor so­mos los que va­mos ade­lan­te en el te­ma de la na­no­tec­no­lo­gía, y en­tra bá­si­ca­men­te el com­por­ta­mien­to a lo más ele­men­tal de la quí­mi­ca del pro­duc­to”, se­ña­la el Ing. Án­gel Díaz, pre­si­den­te de la Cá­ma­ra Sal­va­do­re­ña de la Cons­truc­ción (Ca­sal­co).

Otros paí­ses que es­tán li­de­ran­do en la in­ves­ti­ga­ción del te­ma son Bra­sil y Chile. Cos­ta Ri­ca li­de­ra con los tra­ba­jos que rea­li­za el Ins­ti­tu­to Tec­no­ló­gi­co (TEC) y la Uni­ver­si­dad de Cos­ta Ri­ca (UCR) con en­fo­ques prin­ci­pal­men­te a in­ves­ti­ga­cio­nes so­bre el man­te­ni­mien­to de los con­cre­tos con na­no­fi ra po­li­mé­ri­ca, pa­ra cons­truc­cio­nes ci­vi­les.

En el de­sa­rro­llo de ma­te­ria­les con na­no­tec­no­lo­gía se en­cuen­tran los cer­ti­fi­ca­dos RoHS (Res­tric­tion of Ha­zar­dous Subs­tan­ces -Res­tric­ción de Subs­tan­cias Tó­xi­cas- por sus si­glas en in­gles), que otor­gan a me­ta­les, po­lí­me­ros, re­cu­bri­mien­tos, que han lo­gra­do eli­mi­nar a ni­vel mo­le­cu­lar tó­xi­cos da­ñi­nos a la sa­lud.

Otro ejem­plo de es­tos es el uso de geo­mem­bra­nas uti­li­za­das en re­ser­vo­rios acuí­fe­ros, que adem s de ser cer­ti­fi­ca­das RoHS, se les agre­ga áto­mos de car­bono en los en­la­ces mo­le­cu­la­res del HD­PE -Po­lie­ti­leno de Al­ta Den­si­dad-, ha­cien­do que sean más du­ra­bles an­te agen­tes co­mo áci­dos, al­ca­li­nos y luz so­lar. Uno más es la eli­mi­na­ción del car­bono en las mo­lé­cu­las de alea­cio­nes de ace­ro inoxi­da­ble, lo que las ha­ce más re­sis­ten­tes a la pre­sión, a al­tas tem­pe­ra­tu­ras y a la co­rro­sión.

“Las tec­no­lo­gías que uti­li­za­mos pa­ra aná­li­sis son va­rias, las prin­ci­pa­les son el mi­cros­co­pio elec­tró­ni­co Phe­nom, que nos ayu­da a ver a ni­vel mo­le­cu­lar por ba­rri­do elec­tró­ni­co y el ana­li­za­dor de Ra­yos X XRF Ni­ton Ther­mo Fis­her Scien­ti­fic que nos per­mi­te de­tec­tar

En el ám­bi­to de la cons­truc­ción es­tá sien­do im­ple­men­ta­da en me­ta­les, con­cre­tos, po­lí­me­ros, ac­ce­so­rios eléc­tri­cos, adi­ti­vos, y ma­te­ria­les que dan ma­yor du­ra­bi­li­dad, re­sis­ten­cia y se­gu­ri­dad a la in­dus­tria.

Newspapers in Spanish

Newspapers from El Salvador

© PressReader. All rights reserved.