PAGLIA DI­CE QUE EN PRO­CE­SO HU­BO AME­NA­ZAS

Hasta hace tres años, al­gu­nos de los de­trac­to­res de la cau­sa en­ten­die­ron el sen­ti­do del obis­po sal­va­do­re­ño so­bre la Igle­sia, di­ce el obis­po.

La Prensa Grafica - - Nación - CIU­DAD DEL VA­TI­CANO so­cial@la­pren­sa­gra­fi­ca.com

Con la ca­no­ni­za­ción de Mon­se­ñor Ós­car Romero el do­min­go, cul­mi­na un pro­ce­so lar­go y ex­ten­so que tu­vo, entre al­gu­nos obs­tácu­los, hasta ame­na­zas entre la mis­ma curia de la Igle­sia ca­tó­li­ca y mu­chas in­tri­gas pa­ra fre­nar el pro­ce­so de san­ti­fi­ca­ción pa­ra que el obis­po már­tir sal­va­do­re­ño fue­ra nom­bra­do co­mo san­to.

El miér­co­les, en el sim­po­sio en honor de Romero, mon­se­ñor Vin­cen­zo Paglia, postulador de la cau­sa de san­ti­dad del ar­zo­bis­po asesinado el 24 de mar­zo de 1980, di­jo que el pro­ce­so no fue fá­cil. No so­lo hu­bo ame­na­zas, tam­bién hu­bo se­rias acusaciones con­tra Romero.

“Hu­bo acusaciones te­rri­bles des­pués de su muerte con pa­la­bras que son peo­res que la ba­la que gol­peó su co­ra­zón. Hu­bo hasta ame­na­zas, por la cau­sa que se­guí por Mon­se­ñor Romero, que no es ne­ce­sa­rio res­pon­der, por­que es­te es un mo­men­to im­por­tan­te”, di­jo Paglia.

Se­gún mon­se­ñor Paglia, no es un se­cre­to que una bue­na par­te de re­li­gio­sos de la Igle­sia ca­tó­li­ca se opu­sie­ron al pro­ce­so de ca­no­ni­za­ción. Fue hasta hace tres años que mu­chos de los de­trac­to­res en­ten­die­ron que el sen­ti­do de Mon­se­ñor Romero so­bre la Igle­sia es que es­ta de­be ser pa­ra los po­bres y por los po­bres.

“Dios es­pe­ra­ba que Romero sea ca­no­ni­za­do por el pri­mer pa­pa la­ti­noa­me­ri­cano, por eso pa­só tan­to tiem­po. La Igle­sia pa­ra los po­bres es el sen­ti­do del Con­ci­lio Va­ti­cano II, es­te es con­cep­to de los je­sui­tas y es­te es el mensaje de Romero”, se­ña­ló.

Por su par­te, el car­de­nal sal­va­do­re­ño, Gre­go­rio Ro­sa Chá­vez, que lle­gó al Va­ti­cano hace unos días, di­jo que ade­más de las ame­na­zas du­ran­te el pro­ce­so de ca­no­ni­za­ción de Romero, tam­bién hu­bo in­tere­ses políticos que se opu­sie­ron e hi­cie­ron pre­sión con­tra es­te he­cho.

“Por más de 20 años tu­vi­mos em­ba­ja­do­res que ha­bla­ron mal de Mon­se­ñor Romero aquí en la San­ta Se­de. Re­cor­de­mos aquel mensaje que se hi­zo fa­mo­so en El Salvador “ha­ga pa­tria, ma­te a un cu­ra” era par­te de to­da esa opo­si­ción que ha­bía”, di­jo el car­de­nal Ro­sa Chá­vez.

El sa­cer­do­te con­si­de­ra que es im­por­tan­te que ha­ya jus­ti­cia por el ase­si­na­to del bea­to. Se­gún el car­de­nal, es ne­ce­sa­rio que ha­ya “jus­ti­cia res­tau­ra­ti­va” pa­ra que se dig­ni­fi­que aún más el mar­ti­rio de Romero.

“Las he­ri­das si­guen san­gran­do y esto se su­pera con un pro­ce­so que pa­sa por la jus­ti­cia. Es­pe­ra­mos que se abra el caso pa­ra que ten­ga­mos jus­ti­cia res­tau­ra­ti­va, por­que sin ella no po­dre­mos te­ner per­dón”, di­jo el car­de­nal sal­va­do­re­ño.

El sim­po­sio se desa­rro­lló en el Pon­ti­fi­cio Co­lle­gio Pio La­tino Ame­ri­cano, ins­ti­tu­ción fun­da­da por la con­gre­ga­ción Je­sui­ta, en la que Romero fue alumno en los años de es­tu­dio, en el sa­lón especial don­de es­ta con­gre­ga­ción eli­ge a sus di­rec­to­res.

Es­ta se­ma­na se rea­li­zan en el Va­ti­cano va­rias ac­ti­vi­da­des pre­vias al even­to ma­yor de la ca­no­ni­za­ción de Mon­se­ñor Romero, que se­rá nom­bra­do san­to jun­to a otras seis per­so­na­li­da­des re­co­no­ci­das por la Igle­sia ca­tó­li­ca.

“Hu­bo acusaciones te­rri­bles des­pués de su muerte con pa­la­bras que son peo­res que la ba­la que gol­peó su co­ra­zón. Hu­bo hasta ame­na­zas, por la cau­sa que se­guí por Mon­se­ñor Romero, que no es ne­ce­sa­rio res­pon­der, por­que es­te es un mo­men­to im­por­tan­te”. VIN­CEN­ZO PAGLIA, POSTULADOR DE CA­NO­NI­ZA­CIÓN

Newspapers in Spanish

Newspapers from El Salvador

© PressReader. All rights reserved.