LA PLA­ZA ES­TÁ LIS­TA PA­RA LA FIES­TA DE RO­ME­RO

Los sal­va­do­re­ños si­guen lle­gan­do a Ro­ma pa­ra la ca­no­ni­za­ción del bea­to Ós­car Ro­me­ro. Ayer, en­tre ri­sas y lá­gri­mas, ad­mi­ra­ban la im­po­nen­te ima­gen del ar­zo­bis­po ase­si­na­do.

La Prensa Grafica - - Tema Deldía - CIU­DAD DEL VATICANO so­cial@la­pren­sa­gra­fi­ca.com

“No­so­tros es­tu­vi­mos evan­ge­li­zan­do y dan­do tes­ti­mo­nio de su vida. Co­mo sal­va­do­re­ños y ca­tó­li­cos, es­ta­mos do­ble­men­te or­gu­llo­sos”. BETTY ESQUIVEL, SALVADOREÑA RESIDENTE EN EUA

“Hay que es­tu­diar­lo, co­no­cer que es un san­to por to­do lo que hi­zo, por la in­men­sa fe que te­nía, por el amor a su país. Ro­me­ro es ca­ri­dad y amor”. ANA MA­RÍA DO­MÍN­GUEZ, SALVADOREÑA QUE VIA­JÓ AL VATICANO

Eran ya las 10 de la no­che en Ro­ma, pe­ro la fies­ta en la Pla­za San Pe­dro la im­po­nían los sal­va­do­re­ños. De fon­do, las imá­ge­nes de quie­nes se­rán ca­no­ni­za­dos por el pa­pa Fran­cis­co ya lu­cen im­po­nen­tes en el edi­fi­cio prin­ci­pal, ade­cua­do con lu­ces, si­llas y equi­po de so­ni­do pre­vio a la ce­re­mo­nia el pró­xi­mo do­min­go 14 de oc­tu­bre. La ima­gen del bea­to Ós­car Ar­nul­fo Ro­me­ro es­tá a la de­re­cha del pa­pa Pa­blo VI, pe­ro tam­bién es­tán ubi­ca­das la de Vin­cen­zo Ro­mano, sa­cer­do­te dio­ce­sano; Ma­ría Kat­ha­ri­na Kas­per, Vir­gen, fun­da­do­ra del Ins­ti­tu­to de las Po­bres Sier­vas de Je­su­cris­to; Na­za­ria Ig­na­cia de San­ta Te­re­sa de Je­sús (na­ci­da: Na­za­ria Ig­na­cia March Mesa), Vir­gen, fun­da­do­ra de la Con­gre­ga­ción de las Her­ma­nas Mi­sio­ne­ras Cru­za­das de la Igle­sia.

Se es­pe­ra la lle­ga­da de al me­nos 7,000 pe­re­gri­nos sal­va­do­re­ños, eso sin con­tar a los que ven­drán por cuen­ta pro­pia des­de otras ciu­da­des. Ayer, en la Pla­za San Pe­dro, ha­bían mu­chos com-

“Pa­ra el pue­blo es una con­fir­ma­ción, na­da más, por­que él ya es un san­to. Hay mu­chos tes­ti­mo­nios de su vida, en­tre su gen­te. No hay que per­mi­tir que jue­guen más con la fi­gu­ra de él”. BERTA CAM­POS, SALVADOREÑA QUE RE­SI­DE EN SUE­CIA

pa­trio­tas que via­ja­ron de Es­pa­ña, Fran­cia, Sue­cia y Es­ta­dos Uni­dos pa­ra vi­vir la ce­re­mo­nia de Ro­me­ro, a quien con­si­de­ra­ban san­to des­de ha­ce mu­chos años atrás. Betty y su es­po­so, Ós­car Esquivel, via­ja­ron des­de San Fran­cis­co, Ca­li­for­nia. En el ca­mino ha­bían acor­da­do en­con­trar­se con la her­ma­na de Betty, Mirna, y la ma­má de am­bas, Yolanda, quie­nes lle­ga­ron des­de Jua­yúa.

“Es un pri­vi­le­gio pa­ra no­so­tros es­tar en el lu­gar don­de la Igle­sia va a nom­brar a san Ro­me­ro, un san­to que cree­mos que tie­ne que traer esa paz pa­ra El Sal­va­dor, la ne­ce­si­ta­mos tan­to... He­mos ve­ni­do co­mo pe­re­gri­nos, con sa­cri­fi­cios, pe­ro aquí es­ta­mos”, co­men­tó Mirna, mien­tras sos­te­nía a su ma­má, de 81 años, quien via­jó con ella des­de El Sal­va­dor.

Betty, la salvadoreña que vive en San Fran­cis­co, di­ce que no es la pri­me­ra vez que es­tá en el Vaticano, pe­ro sí la más emo­cio­nan­te. “Que­re­mos ser par­te de esa his­to­ria. Yo ya es­tu­ve aquí, pe­ro no ha­bía sen­ti­do la emo­ción que sien­to aho­ra, por­que mi pue­blo es­tá aquí. To­do Ro­ma es El Sal­va­dor”.

La fa­mi­lia por­tó, du­ran­te to­do el via­je, la ca­mi­sa del bea­to Ro­me­ro pa­ra, di­je­ron, trans­mi­tir su de­vo­ción y ale­gría. “No­so­tros es­tu­vi­mos evan­ge­li­zan­do y dan­do tes­ti­mo­nio de su vida. No­so­tros co­mo sal­va­do­re­ños y ca­tó­li­cos es­ta­mos do­ble­men­te or­gu­llo­sos. So­mos pri­vi­le­gia­dos los sal­va­do­re­ños que va­mos a ver la ca­no­ni­za­ción del san­to”, ase­gu­ró.

UN TIEM­PO DE RE­FLE­XIÓN

Ri­car­do y Ana Ma­ría Do­mín­guez de­ci­die­ron to­mar­se es­ta opor­tu­ni­dad pa­ra ha­cer un re­co­rri­do más am­plio en nom­bre de su fe. Lle­ga­ron de Tie­rra San­ta pa­ra es­pe­rar la ca­no­ni­za­ción de Mon­se­ñor Ro­me­ro. En su gi­ra de cua­tro días es­tu­vie­ron en Tel Aviv, el río Jor­dán, en­tre otras ciu­da­des.

Des­de mar­zo, cuan­do el pa­pa fir­mó el de­cre­to de ca­no­ni­za­ción, co­men­za­ron sus pla­nes. Ri­car­do re­cuer­da que cuan­do el ar­zo­bis­po fue ase­si­na­do, él y sus cin­co her­ma­nas es­tu­vie­ron pre­sen­tes en el en­tie­rro. Así que pa­ra él es pa­sar de aque­llos años de tris­te­za a la ale­gría que vi­ven en es­te momento: “No­so­tros que­ría­mos es­tar aquí. Mis her­ma­nas aho­ra es­tán en Ca­na­dá y me di­je­ron te va­mos a man­dar di­ne­ro, pe­ro an­dá”, re­su­me. Aho­ra, ase­gu­ra, es­tá en el Vaticano en re­pre­sen­ta­ción de to­da la fa­mi­lia.

Su es­po­sa Ana Ma­ría ase­gu­ra que pa­ra ella ha ha­bi­do un cam­bio en la per­cep­ción que te­nía del ar­zo­bis­po. “Yo fui de las que te­nía­mos ma­la in­for­ma­ción, pe­ro des­de que me acer­qué a la Igle­sia, y co­no­cí su pa­la­bra, y co­no­cí su tra­ba­jo, vi que es un hom­bre de fe in­creí­ble. Aho­ra, en cuan­to vi, me dio vuel­ta el co­ra­zón, es una sen­sa­ción sin pa­la­bras. He­mos es­pe­ra­do mu­cho es­te día”, ex­pli­ca. Agre­ga con voz en­tre­cor­ta­da que Ro­me­ro es “ca­ri­dad y amor... en­tre­ga to­tal”.

Otra salvadoreña que es­ta­ba en la pla­za ayer por la no­che era Berta Cam­pos, quien re­si­de en Sue­cia y ha si­do una fiel se­gui­do­ra de Ro­me­ro in­clu­so an­tes de que lo ase­si­na­ran, ase­gu­ra. “Es el lí­der es­pi­ri­tual de los sal­va­do­re­ños. Pa­ra el pue­blo, su ca­no­ni­za­ción so­lo es una con­fir­ma­ción de lo que sen­ti­mos”, ex­pli­có. Ade­más, di­jo que se de­be dejar de ju­gar con la fi­gu­ra del ar­zo­bis­po y con­tem­plar­lo en su jus­ta di­men­sión.

REUNIÓN FA­MI­LIAR. BETTY Y SU ES­PO­SO, ÓS­CAR ESQUIVEL, SE EN­CON­TRA­RON EN EL VATICANO CON MIRNA, HER­MA­NA DE BETTY, Y YOLANDA, LA MA­MÁ DE AM­BAS. Sá­ba­do 13 de oc­tu­bre de 2018 LA IMA­GEN DE ÓS­CAR RO­ME­RO FUE COLOCADA A LA DE­RE­CHA DEL PA­PA PA­BLO VI EN LA BASÍLICA DE SAN PE­DRO PA­RA LOS AC­TOS DE CA­NO­NI­ZA­CIÓN MA­ÑA­NA.

Sá­ba­do 13 de oc­tu­bre de 2018 RI­CAR­DO Y ANA MA­RÍA DO­MÍN­GUEZ VISITARON PRI­ME­RO TIE­RRA SAN­TA PA­RA LUE­GO LLE­GAR AL VATICANO.EN­TU­SIAS­MO. JÓ­VE­NES SAL­VA­DO­RE­ÑOS PREPARAN MA­TE­RIAL IN­FOR­MA­TI­VO SO­BRE RO­ME­RO QUE SE­RÁ EN­TRE­GA­DO A LOS PE­RE­GRI­NOS. BERTA CAM­POS RE­SI­DE EN SUE­CIA Y DES­DE ALLÁ SE TRAS­LA­DÓ PA­RA LA CA­NO­NI­ZA­CIÓN DE MA­ÑA­NA EN LA PLA­ZA SAN PE­DRO.

Newspapers in Spanish

Newspapers from El Salvador

© PressReader. All rights reserved.