CA­RA­VA­NAS MI­GRAN­TES SE­GUI­RÁN “POR MU­CHO TIEM­PO” AN­TE CRI­SIS

Un in­for­me ela­bo­ra­do en Mé­xi­co es di­rec­to en de­cir que la mi­gra­ción no va a pa­rar mien­tras en Cen­troa­mé­ri­ca si­gan exis­tien­do las con­di­cio­nes que obli­gan o mo­ti­van a las per­so­nas a ir­se.

La Prensa Grafica - - Tema Deldía - Efe mun­[email protected]­pren­sa­gra­fi­ca.com

El fe­nó­meno de las ca­ra­va­nas de mi­gran­tes se mantendrá “por mu­cho tiem­po” an­te el éxo­do de cen­troa­me­ri­ca­nos, de­bi­do a las con­di­cio­nes es­truc­tu­ra­les que po­co cam­bia­rán a cor­to o me­diano pla­zo en sus paí­ses, se­gún un in­for­me so­bre la cri­sis en la fron­te­ra de Mé­xi­co con Estados Unidos. “(El fe­nó­meno) evo­lu­cio­na rá­pi­da­men­te y se va a que­dar aquí, en­tre no­so­tros, por mu­cho tiem­po”, di­jo Ós­car Con­tre­ras, se­cre­ta­rio ge­ne­ral aca­dé­mi­co del Co­le­gio de la Fron­te­ra Nor­te (COLEF), con se­de en la fron­te­ri­za ciu­dad de Ti­jua­na.

Con­tre­ras y otros ex­per­tos en mi­gra­ción hi­cie­ron un “Diag­nós­ti­co y plan de ac­ción” so­bre el fe­nó­meno de­ri­va­do del arri­bo a me­dia­dos de no­viem­bre de miles de cen­troa­me­ri­ca­nos a Ti­jua­na, en la fron­te­ra con Estados Unidos.

“Mien­tras no cam­bien las con­di­cio­nes es­truc­tu­ra­les de la ex­pul­sión de mi­gran­tes des­de el sur (Cen­troa­mé­ri­ca), no hay mu­cho vi­sos de que va­ya a cam­biar rá­pi­da­men­te, es­to va a con­ti­nuar de una u otra for­ma”, agre­gó.

Con­tre­ras tam­bién se­ña­ló que la con­di­ción fron­te­ri­za de Ti­jua­na, com­bi­na­da con los fac­to­res de ex­pul­sión, la ha­cen una ciu­dad “par­ti­cu­lar­men­te sen­si­ble para es­te tipo de fe­nó­me­nos”.

En el es­tu­dio se ana­li­za­ron te­mas co­mo la vi­si­bi­li­za­ción de la ca­ra­va­na, el cen­so de mi­gran­tes, las reac­cio­nes so­cia­les en Ti­jua­na y la coor­di­na­ción y la es­tra­te­gia gu­ber­na­men­tal para el ma­ne­jo de la emer­gen­cia.

Do­lo­res Pa­rís, del departamento de es­tu­dios culturales del COLEF, di­jo que el to­tal de mi­gran­tes que en­tra­ron a Mé­xi­co des­de el 19 de oc­tu­bre “son números que pa­re­cen im­pre­sio­nan­tes, pe­ro para quie­nes” es­tu­dian “la mi­gra­ción cen­troa­me­ri­ca­na no lo son”.

Ex­per­tos del COLEF han cal­cu­la­do des­de 2015 un flu­jo anual “de más de 350,000 per­so­nas” de Gua­te­ma­la, Hon­du­ras y El Sal­va­dor, por lo que ese nú­me­ro ape­nas “re­pre­sen­ta una frac­ción muy pe­que­ña de las per­so­nas que tran­si­tan por Mé­xi­co” ca­da año.

AL FIN SON “VI­SI­BLES”

Acos­tum­bra­dos a ver có­mo los cen­troa­me­ri­ca­nos si­guen su ca­mino al nor­te, Pa­rís ex­pli­có que es­tas ca­ra­va­nas por pri­me­ra vez “son vi­si­bles, ya que los mi­gran­tes ge­ne­ral­men­te tran­si­tan de ma­ne­ra invisible” y por vías clan­des­ti­nas y de al­to ries­go.

Ex­pli­có que la mi­gra­ción ocu­rre por fac­to­res co­mo la vio­len­cia ge­ne­ra­li­za­da, vio­la­cio­nes de de­re­chos hu­ma­nos, de­te­rio­ro am­bien­tal, de­sas­tres na­tu­ra­les, cam­bio cli­má­ti­co y cri­sis po­lí­ti­cas, co­mo la de Hon­du­ras, el prin­ci­pal país de ex­pul­sión en es­te ca­so.

Las ca­ra­va­nas no son al­go nue­vo, se­ña­ló, y dio co­mo re­fe­ren­cia el lla­ma­do “vía cru­cis mi­gran­te” y la “ca­ra­va­na de ma­dres de mi­gran­tes des­apa­re­ci­dos” que ya pa­sa­ban por Mé­xi­co.

La in­ves­ti­ga­do­ra ex­pli­có que del es­ti­ma­do de mi­gran­tes que lle­ga­ron a Ti­jua­na, la mi­tad ya es­ta­ba en Mé­xi­co, par­ti­cu­lar­men­te en el es­ta­do de Chia­pas, en el sur del país, y se fue­ron in­te­gran­do a las dis­tin­tas ca­ra­va­nas.

Ga­briel Pé­rez, es­pe­cia­lis­ta en es­tu­dios de de­por­ta­ción, con­trol so­cial y exclusión so­cial, se­ña­ló que an­te el arri­bo de mi­gran­tes, se die­ron “reac­cio­nes cí­vi­cas que fue­ron des­de la hos­pi­ta­li­dad y la so­li­da­ri­dad, pa­san­do por el ner­vio­sis­mo y la in­cer­ti­dum­bre has­ta lle­gar a la hos­ti­li­dad y el abier­to re­cha­zo”.

Sin sa­li­da. In­te­gran­tes de la se­gun­da ca­ra­va­na de mi­gran­tes descansan en San­to Do­min­go In­ge­nio, Oa­xa­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from El Salvador

© PressReader. All rights reserved.