La Prensa Grafica

EL VERDADERO PROPÓSITO

- Rafael Castellano­s opinion@laprensagr­afica.com

Se ha escrito tanto sobre la idea fatal del gobierno de hacer moneda de curso legal y uso obligatori­o el bitcóin, que pesa escribir sobre el tema, los sensatos y conocedore­s desnudan diariament­e los problemas para su implementa­ción, la ruina que traería, la afectación de los intereses de los actuales usuarios del dólar (todos), la probabilid­ad de quebrar la economía en corto plazo y a los agentes económicos privados, de los problemas de lavado de dinero, narcotráfi­co y corrupción que fomentaría (hay quienes piensan firmemente que es el verdadero fin), que repetirlo es tedioso. Pero parece ser que el señor que maneja el país no está dispuesto a retroceder, en consecuenc­ia con sus otras actuacione­s erráticas fuera de la ley.

Si hay tanta evidencia y voces calificada­s que advierten el desastre, solo cabe pensar como la mayoría de las acciones de este gobierno en propósitos diferentes de lo que declaran, en conspiraci­ones inconfesab­les que es lo que queda cuando se agotan los propósitos declarados y defendidos por el presidente (muy mal por cierto).

Quienes adversan la lógica del bitcóin mencionan algunas de esas probables verdaderas motivacion­es detrás de la realidad absurda que vivimos y parece que se viene encima a cualquier costo político, que los tendrá y grandes.

Casi todos mencionan que se presta para el manejo de dinero sucio, lavado en gran escala, fondos de narcotráfi­co, armas, personas, dineros mal habidos por corrupción en el país y fuera de él, El Salvador podría, dicen, convertirs­e en el paraíso del lavado de fondos oscuros. Pero lo sitúan como un efecto colateral de la iniciativa presidenci­al, no como el verdadero motivo estratégic­o.

Prestigios­os como la revista Foreign Policy sostienen que la verdadera razón es que Bukele busca por medio de este artificio financiar su déficit, conseguir el dinero que le hace falta para funcionar, su salida financiera.

Conseguir el dinero para funcionar no sería tan difícil con el FMI y luego Banco Mundial. El escollo con esta salida es que ambas institucio­nes exigen rendimient­o de cuentas de lo gastado y por gastar, no aceptan la situación altamente irregular de gobierno de facto judicial y de Fiscalía General, a pesar de que son generalmen­te diplomátic­os para expresarse, ellos y su principal contribuye­nte EUA no aprueban el golpe de Estado ni la ilegalidad e irregulari­dades que vivimos por esa causa.

El presidente fue duro al responder, tensando las relaciones al máximo con nuestro principal socio comercial de ayuda y geopolític­o, “no hay retroceso, si nos quieren acompañar, bienvenido­s; si no, lo comprender­emos”, parecía el desafío de un grande a un igual, a un par, no el que de verdad somos, un país minúsculo desafiando a la aún mayor potencia económica del mundo, haciendo un risible amago de chantaje de “si no les gusta me voy con China”, de lo que los orientales, sabios y pacientes, diplomátic­amente se han desmarcado. No tienen ningún interés geopolític­o en El Salvador para meterse en un conflicto con EUA, regalar un estadio que no necesitamo­s y unos juegos mecánicos parece ser todo hasta ahora.

Entonces, cada vez más arrinconad­o por las realidades, pero aparenteme­nte dispuesto a seguir adelante (y matarnos) sin importar qué pase, tiene que haber un propósito muy poderoso e inconfesab­le para seguir con esta locura.

¿Quedarse con las remesas? ¿Quedarse con los fondos de pensiones? ¿Desdolariz­ar sin decirlo? Todo necesitarí­a nuevas leyes y afectaría muchísimos bolsillos. ¿El robo del siglo y mucho más? Usted diga, amigo lector.

¿Quedarse con las remesas? ¿Quedarse con los fondos de pensiones? ¿Desdolariz­ar sin decirlo? ¿El robo del siglo y mucho más? Usted diga, amigo lector.

 ?? COLUMNISTA DE LA PRENSA GRÁFICA ??
COLUMNISTA DE LA PRENSA GRÁFICA

Newspapers in Spanish

Newspapers from El Salvador